Desiderio Erasmo de Rotterdam: un humanista neutral

Humanista holandés, hijo natural de un sacerdote y una muchacha de origen burgués, Erasmo se educó en las escuelas de la Vida Común, atenidas al ideal de la Devotio moderna, austera forma de religiosidad tan enemiga de los excesos místicos como de las especulaciones teológicas. Continuó su formación (desde 1487) en el convento agustino de Steyn, donde profundizó en el estudio de los clásicos latinos y conoció entusiasmado la obra de Lorenzo Valla. En 1496 tras una enfermedad y unos meses en Cambray, decidió establecerse en París, donde se ganaba la vida dando clases particulares (para sus alumnos compuso manuales y libros de lectura que con el tiempo refundiría en el tratado De copia verborum.  Tras varias estancias en Holanda, marchó a Inglaterra (1499) como preceptor del joven lord Mountjoy; allí conoció a Tomás Moro e intimó con el teólogo John Colet. De vuelta en el continente, en 1500 publicó sus Adagiorum colletanea (Colección de adagios), que se convirtieron en la base de una rápida popularidad europea.

Desiderio Erasmo de Rotterdam: un humanista neutral

La obra recoge 800 proverbios espigados en los autores clásicos, cada uno con una sucinta explicación textual y un comentario crítico, y en ediciones posteriores llegó a sextuplicar su volumen, en buena parte porque Erasmo aprendió el griego y amplió extraordinariamente su campo de lecturas; la exágesis de cada refrán, porDesiderio Erasmo de Rotterdam: un humanista neutral y un viajero incansable otro lado, fue creciendo hasta convertirse en un ensayo de valor independiente (a veces muy extenso) y en una mina de información, hasta el punto de que los Adagios se utilizaron comúnmente como libro de consulta sobre múltiples aspectos del mundo clásico. Alternó luego Holanda y Francia y en 1502 optó por establecerse en Lovaina, donde desarrolló una inmensa actividad: tradujo del griego, compuso un panegírico de Felipe el Hermoso y concibió el proyecto de una edición crítica del Nuevo Testamento. En este periodo (1503) imprimió el Enchiridion militis Christiani (Manual del Soldado de Cristo), suerte de homilía dirigida a los laicos que quisieran practicar las virtudes evangélicas , en las que proponía como meta la “philosophia Christi”: una espiritualidad centrada en las virtudes realizables en la vida activa. Aquí Erasmo condensó sus más características actitudes religiosas: desdén por todo formalismo, rechazo de la superstición, defensa de una piedad “en espíritu”, vuelta a la simplicidad del cristianismo primitivo, conversión interior, crítica de ciertos aspectos de la tradición eclesiástica, etc. Su producción fue copiosa entre 1504 y 1506. En 1506 consiguió realizar un viejo sueño: ir a Italia. Como preceptor de los hijos de Bautista Boerio, en efecto, conoció Turín y Bolonia; luego marchó a Venecia, donde entró en relación con el gran editor Aldo Manuzio y preparó para él gran número de trabajos; versiones de Platón, Plutarco y Píndaro, estudios sobre Plauto, Terencio y Séneca; simultáneamente perfeccionó sus conocimientos del griego y se inició en el hebreo y arameo. En 1509 volvió a Inglaterra, donde permanecería hasta 1514, salvo por algunos viajes aislados: allí revisó y coleccionó los textos griegos del Nuevo Testamento y concluyó el Moriae encomium (Elogio de la locura), aparecido en 1511.

Pinche aquí

En esta sátira, la Locura, personificada, alega ser sumamente útil a la humanidad, y pasando revista a todos los estamentos y tipos sociales, muestra en qué gran medida siguen los hombres su ejemplo; la crítica de Erasmo se dirige en especial a los varios representantes del mundo eclesiástico, pero no hay aspecto de su época que no sea objeto de una demoledora ironía, servida por un latín rico y lleno de flexibilidad. En 1514 se traslada a Basilea y abre una etapa de provechosas relaciones con el librero e impresor Juan Frobenio (Froben), cuya política editorial inspiró. En 1515 compuso para Carlos V, de quien habia sido nombrado consejero, la Institutio principios christiani (Doctrina del príncipe cristiano), y publicó su esperado texto del Nuevo Testamento. Leon X, en 1516, le dispensó de la obligación de vestir el hábito de su orden. Pese a iniciar el viaje con el emperador, decidió no acompañarlo a España y permanecer en Lovaina. Los cuatro años que pasó allí fueron de honda desazón para él; Lutero y Roma le presionaban a tomar partido ante la Reforma; pero Erasmo vacilaba y proclamó una y otra vez su neutralidad. Sólo años después, estando consolidada la ruptura y precisadas las tesis protestantes, las impugnaría directamente en el tratado De libero arbitrio (El libre albedrío), que motivaría una réplica de Lutero y una contestación inequívoca de Erasmo. Pasó largas temporadas en Basilea, donde Frobenio le imprimía obra tras obra, y en especial, sacó a la luz sus Colloquia (Diálogos), 1522 iniciados en París en 1496: destinados en principio a la mera enseñanza del latín, fueron creciendo y matizándose hasta parar en dramáticos contrastes de personajes y actitudes, llenos de ingenio y alusiones incisivas, en particular referidas a las corruptelas de la devoción tradicional. De 1527 data su Ciceronianus (El cicerioniano), hilarante burla del prurito clasicista de una buena parte de humanismo italiano. Los últimos años de su vida transcurrieron en Friburgo y Basilea. Cada vez más seguramente inclinado a la ortodoxia católica, luchó sin embargo, por la concordia de la Iglesia y rechazó, para defender su independencia, el capelo cadenalicio que le ofrecía el Papa. Muerto Juan Frobenio, orientó al hijo y sucesor de éste en el negocio, Jerónimo, a quien confió en el testamento la publicación de sus obras completas. La obra de Erasmo, copiosísima dominó la Europa culta del primer tercio del siglo XVI. Su personalidad sumamente discutida, le granjeó admiraciones y odios igualmente fervorosos. Estuvo en relación con todas las figuras notables del momento y aún más allá de la vida, permaneció como guía de toda una orientación del Renacimiento, problablemente la más fructífera a largo plazo.

Pinche aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: