Objetos de culto funerario

Las estatuillas de barro cocido, en ocasiones denominadas “tanagras” o “tanagrinas”, están revestidas en la cultura fenicio-púnica occidental de un fuerte carácter mágico-religioso y se han interpretado comúnmente en santuarios y necrópolis como exvotos, representaciones de la divinidad o de propio oferente, que solicita amor, fecundidad, victoria en una contienda, etc., aunque también se constatan en ambientes domésticos en relación con la feminidad y el parto.

Objetos de culto funerario

El exvoto nace por la necesidad de comunicarse con el dios, y en este sentido destaca que la inmensa mayoría de estas figuras representan imágenes femeninas en actitud oferente y proceden de necrópolis, como protección del difunto y para garantizar su supervivencia en la “otra vida”.

En el ritual funerario ibérico la mujer desempeña un papel esencial, así como en las festividades y la vida religiosa, de ahí que sus representaciones sean frecuentes. En cuanto a los hallazgos en necrópolis, se interpretan también como exvotos ofrendados por la familia del difunto o por éste a una divinidad manifestando así su fe. Estas piezas fabricadas en seria tendrían, no obstante, un sentido profundo en la sepultura, creyéndose que protegerían al difunto en su “viaje” y “reposo eterno”.

Pinche aquí

Las imágenes oferentes o entronizadas de diosas nutricias proceden de una tradición oriental muy antigua, aunque, en concreto, en estas figuras destacan los rasgos claramente helenísticos de expresión comedida y equilibradas proporciones, representándose siempre una mujer joven en edad fértil. El ave, curiosamente el animal preferido de Tanit y emblema de su culto, vincula a las damas con lo funerario y podría interpretarse como símbolo del “alma” o de su “viaje” al “más allá”. La  escultura ibérica de la dama de Bazam representada como una diosa a partir de su indumentaria y ornamentación, así como algunos pequeños exvotos femeninos, de bronce, portan palomas, entre sus manos, pudiendo simbolizar al difunto, que se halla protegido de este modo por la divinidad.

Pinche aquí

La Gran Diosa nutricia, también joven, presenta un rostro idealizado, aunque transmite con un simple gesto todo el cariño de una madre o una nodriza. Aparece sentada, en una posición más recogida, cómoda pero en actitud solemne, como una auténtica diosa de la fertilidad. La acción de amamantar adquiere un sentido simbólico en contextos funerarios y posiblemente expresa la transmisión de la vida en el “más allá”. El discurso continúa y la joven madre nos presenta de pie a su descendiente, el fruto de su vientre.  Es ahora la figura infantil la que cobra importancia al aparecer en movimiento, queriendo agarrarse al regazo de la madre buscando alimento y transmitiendo vitalidad. Objetos de culto funerarioSu combinación con la paloma redunda nuevamente en el carácter de divinidad femenina de la fecundidad, asimilable quizás a la Astarté fenicia, la Tanit cartaginesa o la Deméter griega.

Pinche aquí

La tridimensionalidad de estas figuras les proporciona una enorme expresividad, y sus rasgos y atributos, reconocibles por el público general, suponen un elemento de familariedad y las dota de una gran capacidad para transmitir mensajes. La aceptación de estas imágenes, sin embargo, está directamente relacionada con su nivel de comprensión por parte de la comunidad.

Pinche aquí

Estas representaciones establecen un estrecho y esperanzador vínculo entre la muerta y la vida en el “más allá”, entendido como una prolongación de la existencia terrenal y contando con la protección de una divinidad universal de múltiples atribuciones, comprensible bajo la mirada de diversas culturas a través del tiempo.

La idea de una figura divina benévola y protectora de la población ha perdurado a través de los tiempos y subyace en el cristianismo en la figura de la Virgen María, la cual se ha representado en varias ocasiones con alguno de los atributos mencionados, caso de la paloma y el niño, de modo que una creencia ancentral continúa transmitiéndose, con ligeras variantes, distintos soportes y diversas connotaciones hasta nuestros días.

Pinche aquí

(Artículo extraído de la REVISTA DEL MARQ dedicada a Imágenes de vida y muerte)

Pinche aquí

1 pensamiento sobre “Objetos de culto funerario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: