Prensa y actuaciones arqueológicas en la provincia de Alicante

Una de las asignaturas pendientes que tiene que superar el colectivo de los profesionales de la Arqueología es la de transmitir de manera inteligible, didáctica y rigurosa los avances realizados en el ámbito del trabajo diario. En muchos casos, la única manera de que la sociedad esté informada de los trabajos arqueológicos que se realizan en la propia ciudad o en la provincia es a través de los medios de comunicación (prensa, radio y televisión) que no siempre ofrecen informaciones objetivas, sino que estos mismos datos se interpretan según el objetivo que persiga la noticia.

Prensa y actuaciones arqueológicas en la provincia de Alicante

No es un hecho infrecuente la aparición de artículos, reseñas y notas de prensa sobre los descubrimientos y avatares diversos de la Arqueología y los arqueólogos alicantinos en la prensa diaria, especialmente en aquellos periódicos que, por su carácter comarcal o provincial, pueden centrar más su atención en las noticias de este ámbito. Éstas se encuentran relativamente ausentes de la prensa de ámbito nacional, aunque se trate de la edición de la Comunidad.

En cuanto al tratamiento de estos temas, englobados siempre en el ancho saco que constituye el apartado cultural o comarcal de cada periódico, se hace evidente la ausencia de periodistas especializados en estos temas. Parece que este tipo de artículos quedan en manos de aquellos profesionales que cubren todo el espectro cultural, incluyéndose en el campo de la Arqueología y el Patrimonio y por ello, en muchas ocasiones,  su desconocimiento o escasa familiaridad con estos temas se refleja en la claridad/calidad de la información ahí vertida. Esto hace que la profundidad de estos artículos no alcance los niveles que podríamos considerar destacables, destacando LAURA0924y magnificando en ocasiones aspectos irrelevantes frente a los que, desde un punto de vista histórico-arqueológico, realmente deberían motivar la noticia.

Anuncios

Otro de los aspectos que contribuye a distorsionar la imagen que llega a la sociedad de la Arqueología es el tipo de noticia que suelen publicarse. Por un lado tendríamos las noticias aisladas, que son la mayoría; ejemplos de estas noticias son: citas de hallazgos puntuales y fortuitos de piezas destacadas o restos arquitectónicos, breve resumen de campañas de excavación, declaración de algún bien patrimonial como B.I.C.

Anuncios

Mayor seguimiento presentan aquellas noticias que contribuyen a avivar polémicas de carácter partidista/populista, es decir, aquellas con intereses políticos de por medio, lo cual termina de redondear (para mal) esa imagen ya distorsionada de nuestra profesión. Así, la prensa es el escenario ideal para épicos combates de todo tipo, como el creador alrededor de la presencia de la Dama de Elche en el Museo Arqueológico Nacional y no en algunos de los museos existentes en Elche.

Anuncios

Debemos insistir en que nadie, excepto los propios arqueólogos y alguna que otra honrosa excepción, lee las publicaciones de carácter científico con las que intentamos damos a conocer los resultados de nuestras actuaciones o investigaciones. No debemos cerrar los ojos ante el hecho de que las revistas de mayor difusión, aquellas que podemos encontrar en kioskos de prensa priman las fotografías en color de hallazgos espectaculares sobre el texto que las acompaña y aún así debemos dar gracias porque ésta es la mejor manera de dar a conocer de forma generalizada nuestro trabajo, a la vez que lo rentabilizamos socialmente. Esto es especialmente importante, pues consideramos que tanto la Arqueología como el Patrimonio no tienen sentido sin el reconocimiento de la sociedad, que al fin y al cabo es la que financia, y por tanto la difusión de los resultados de las actuaciones debiera ser una meta tan básica para los arqueólogos como la correcta investigación y preservación del patrimonio. Para este reconocimiento es indispensable su labor previa de educación y sensibilización hacia estos temas, de forma que se reconozca su valor.

Anuncios

Otro elemento básico es la imagen que adquiere el lector del Patrimonio en sí mismo. A lo largo de las noticias recogidas, pocos son los proyectos integrales de recuperación y conservación de restos arqueológicos existentes, y aún menos a los que se pretende dar una finalidad y repercusión social. En la mayoría de los casos lo arqueológico se presenta como una curiosidad, como un hallazgo más o menos casual debido a una actividad casi desconocida en la que lo más relevante parece ser la materia prima, o la constatación de la antigüedad de una pieza o una actividad afianzada en la zona lo que le concede mayor mérito.

Habría que preguntarse también cuál es el criterio por el que unas noticias aparecen en la prensa y, otras son totalmente ignoradas. La respuesta es, sin duda, depende de quién es el promotor de esta iniciativa, pues no siempre está en la mano del arqueólogo de turno convocar ruedas de prensa, y esto debe supeditarse al apoyo de alguna institución pública. En otras ocasiones, es el propio periodista el que busca una noticia con la cubrir su cupo diario, centrándose en los acontecimientos más inmediatos a su área de trabajo. El resultado: desconocimiento notorio por parte del público de lo que constituye la realidad de esta profesión, tanto en su vertiente más “profesional” como en la “institucionalizada” de las Universidades y Museos.  Y posibilidad de manejo de los resultados de las actuaciones arqueológicas, y por tanto la imagen, al libre albedrío de los que las subvencionan, ya que no son los que las realizan los que se preocupan por su difusión al gran público.

Anuncios

Debemos admitir que esta imagen de incomprensión o desconocimiento de nuestra profesión que los arqueólogos intentamos achacar a la prensa no sólo nos perjudica, sino que en gran medida es una responsabilidad que no hemos querido reconocer. Hay que entender, que a pesar de la ya larga tradición de la Arqueología como ciencia, su profesionalización y diversificación de actividades, y su integración en la sociedad de consumo como un producto más que hay que vender, es muy reciente, y presenta una importante falta de articulación a todos los niveles. Por eso, mejorar la imagen que la sociedad percibe de nosotros a través de la prensa, es una tarea que debemos asumir cuanto antes, pero sin duda redundaría en la mejora de nuestra imagen como profesionales, y en la del Patrimonio como algo que nos beneficia a todos.

Anuncios

(Artículo extraído de las Actas de las Jornadas de Arqueología y Patrimonio Alicantino 2001 escrito por Sara Fairén Jiménez y Tomás Pedraz Penalva, Sección de Arqueología. Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Alicante)

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: