La prensa de la Guerra Civil en la provincia de Alicante

Entre 1929 y 1939 España vivió una década de convulsiones internas que tuvieron reflejo en todos los ámbitos, especialmente durante el período de la Guerra Civil (1936-1939).

La prensa de la Guerra Civil en la provincia de Alicante

El 18 de Julio de 1936 se produjo una sublevación militar contra la República que era el régimen existente en ese momento en el país. Esta se habia preparado con un golpe de estado para obtener el poder, pero fracasó por la resistencia popular. Lo que se había planeado inicialmente como una actuación breve se convirtió en una larga y cruel guerra civil que duraría hasta el año 1939.

LOS EFECTOS DE LA GUERRA EN LA PRENSA

Anuncios

En la ciudad de Alicante, la prensa diaria había sufrido las consencuencias de los disturbios que acompañaron al triunfo del Frente Popular en Febrero de 1936 y si algunos de sus representantes, como Diario de Alicante, pudieron superar de inmediato los efectos del asalto a sus instalaciones y reaparecer en seguida, en algunos otros casos, o bien tardaron en volver a aparecer algún tiempo-El Día-o bien, desaparecieron-Más-. De modo que en las vísperas de la sublevación militar se publicaban en la capital tres diarios: el republicano de izquierdas ElLa prensa de la Guerra Civil en la provincia de Alicante Luchador, y otros de clara orientación derechista, El día y Diario de Alicante: estos fueron de inmediato incautados pese a que, en los primeros momentos del alzamiento trataron de mantener las distancias con los sublevados, por los trabajadores de sus talleres y algunos periodistas republicanos de izquierda, como Emilio Costa.

Anuncios

Los partidos y sindicatos obreron tardaron algún tiempo en plantearse la transformación de estos diarios en portavoces de sus posiciones o la publicación de órganos propios, como fue el caso de Diario de Alicante que pasó en diciembre de 1936 a Bandera Roja y que afectó a la UGT. La transformación de la prensa diaria de Alicante fue, como no podía ser menos que ocurrir, dadas las circunstancias, completa: predominaron los diarios obreros, desaparecieron los periódicos de derecha y malvivieron los republicanos de izquierda.

Anuncios

La prensa, dadas las circunstancias bélicas y la escasez de papel reinante, desapareció de muchas localidades de la provincia que durante la República había contado con algún órgano de expresión. En algunas comarcas prácticamente no hubo prensa durante la Guerra Civil.

Anuncios

En cuanto a la Asociación de la Prensa, parece que continuó existiendo, pero al parecer no tuvo mucha actividad, ya que muchos de sus miembros murieron en los primeros meses.

LA PRENSA Y EL PODER

Anuncios

Las relaciones de la prensa con el poder eran forzosamente malas. Debido a las divergencias entre las fuerzas políticas y sindicales, que provocaban la intervención del poder intentando poner paz. Además la censura estaba presente, también hubo multas. Las autoridades civiles y militares mediaron en ocasiones en los enfrentamientos entre la prensa de las diversas tendencias, esto constituía una traba a la autonomía de los periódicos.

Anuncios

EL PAPEL DE LA PRENSA EN LA GUERRA: LOS CAMBIOS EN LA CONCEPCIÓN DE LA PRENSA Y EN EL PAPEL DEL PERIODISTA.

Anuncios

Como consecuencia de la Guerra Civil, la prensa en la provincia de Alicante  dehó paso al periodismo militante, con las consecuencias sobre la objetividad y la imparcialidad. El predominio de la prensa obrera provocó casi la desaparición del periodista como profesional. La escasez de papel y la exigencia de informar de la marcha de la guerra, hizo que fueran esporádicos los artículos de opinión firmados. También como una manera de combatir esa escasez eran frecuentes los periódicos murales, que consistían en que una vez leído el períodico se colocaba en la puerta de la casa, a manera de mural, para que otros pudieran leerlo.

ASPECTOS ECONÓMICOS

La financiación de la prensa cambió por completo en estos años. Aunque en algún caso, los periódicos obreros se incautaron de edificios diversos y de las propiedades de los antiguos dueños. La prensa obrera se nutría, por un lado, de los fondos de las propias organizaciones, políticas o sindicales, que las editaban, y por otro, de la solidaridad que, entre sus afiliados y simpatizantes conseguía suscitar. Por otro lado, la venta también se modificó: los sindicatos obreros procedieron a la incautación. También habia ciertas deficiencias en la distribución de la prensa, pues por problemas de transporte llegaba con retraso o el número de ejemplares disminuía notablemente.

LA PRENSA POLÍTICA

* La prensa republicana que había sido la más abundante durante la 2ª República sufrió un explicable deterioro durante la Guerra Civil. No solamente porque muchos periódicos republicanos que se habían inclinado hacia la derecha fueron, de inmediato o al cabo de pocos meses, incautados y sustituidos por otros de organizaciones obreras, sino porque los que, afines a la política de Unión Republicana e Izquierda Republicana, subsistieron, fueron cada vez menos leídos, dado el indudable predominio que la Guerra Civil otorgó a los sindicatos y partidos obreros. La vida de las publicaciones republicanas fue difícil y sufrieron, con mayor peso que los obreros, los problemas derivados de la escasez de papel, los bombardeos y la falta de financiación.

Anuncios

Salvo en las grandes localidades de la provincia la prensa republicana dejó de existir, cuando antes había tenido una enorme presencia en localidades medias e incluso en algunas de escasos habitantes. (Diario de Alicante, fue uno de los más importantes periódicos republicanos)

* La prensa socialista. Sin duda, el Partido Socialista era, entre los de la clase obrera, el mejor implantado en la provincia de Alicante y su prensa había sido muy abundante en los años anteriores a la contienda, si bien había atravesado numerosísimas dificultades que, tras el triunfo del Frente Popular, apenas si habia podido ir superándose. La hegemonía socialista, pues, entre la clase obrera iba sufriendo un evidente deterioro, en beneficio del Partido Comunista, a lo que  indudablemente contribuyó la decantación hacia este último de la Juventud Socialista Unificada. (Avance fue importante para el conocimiento y actuación del PSOE).

* La prensa comunista. El Partido Comunista no habia publicado ningún periódico en la provincia de Alicante con anterioridada la Guerra Civil, cosa lógica dada su escasa importancia numérica. Es más, iniciada la contienda, pasarían algunos meses antes de que se reflejase en la prensa la pujanza del Partido Comunista. El diario comunista, que fue uno de los que menos sufrió la escasez de papel propia de la época, por la protección de las autoridades, experimentó un meteórico ascenso en su tirada, gracias a trabajar con una rotativa, cuando los demás diarios alicantinos se imprimían en máquina plana: sus magníficas instalaciones le permitieron ser el diario que en menor medida estuvo afectado por las terribles condiciones de la guerra, apenas varió de tamaño y aparecería con enorme regularidad. (Elche Rojo, fue un semanario comunista con gran importancia política).

* La prensa de la Juventud Socialista Unificada. Se caracterizaba por ser más avanzada formalmente que la de otros partidos y por utilizar numerosas innovaciones, siempre dentro del objetivo deseado de utilizar el periódico como un medio privilegiado para la expresión de una ideología. En líneas generales, el tema más tratado fue el de la unidad de la juventud, como primer paso hacia la unidad antifascista. La JSU publicaba varios semanarios en la provincia de Alicante. (Juventud, fue el periódico portavoz de los jóvenes alicantinos).

El Boletín Oficial de la Provincia continuó apareciendo, aunque de forma un tanto irregular. Y aunque en sus apartados y temática no presentaba diferencias respecto a otras épocas, había en sus páginas numerosas huellas de los graves momentos que se vivían: coexisten la relación de vehículos matriculados con la de elementos considerados facciosos y a los cuales se les expropiaron tierras sin indemnización o las identificaciones de los cadáveres que aparecieron en los primeros meses de la guerra junto a los fallidos industriales.

Anuncios

(Fuente. Revista Cejillas y Tejuelos. Artículo escrito por Mª Lourdes Sánchez Juárez y Mª Ascensión Serrano Hidalgo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: