Visita digital a la Biblioteca de Julio Cortázar

Desde 1993 la Fundación Juan March conserva la biblioteca personal del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) gracias a la donación de su viuda, Aurora Bernárdez. La obra literaria de Julio Cortázar continúa suscitando el interés de estudiosos y admiradores. Su obra se traduce a nuevas lenguas y sus novelas se reeditan una y otra vez. Cortázar, como escritor y como intelectual, sigue vigente.

Visita digital a la Biblioteca de Julio Cortázar

Desde la Biblioteca Española de Música y Teatro Contemporáneos de la Fundación donde se conserva su colección, se observa diariamente el afán de sus lectores por conocer más al autor de Rayuela, de los cuentos, del creador de las Historias de Cronopios y de Famas. Son muchas las personas que aprovechan una escala en Madrid para acercarse a Cortázar con el deseo de visitar y revisar su biblioteca.

Como homenaje al escritor y cumplir el deseo de los seguidores de su obra, la Biblioteca de la Fundación ha generado una visita digital a los libros que formaban su biblioteca en el momento de su fallecimiento, el 12 de febrero de 1984, en el piso de la rue Martel, de París, y de aquellas nuevas ediciones que sobre su obra se han producido desde 1984 en adelante. En total suman 3.786 registros bibliográficos en los que se pueden consultar la portada, la firma, la dedicatoria del autor, y los papeles que contiene el libro: un recorte de periódico, un billete de metro, una carta, un dibujo…, traspapeles que recuerdan un instante y que acompañaron al lector en su viaje.

Pinche aquí

La visita digital se ha organizado a través de índices de las obras escritas por Julio Cortázar encabezadas por un título en castellano y seguidas de todas las traducciones conservadas en su biblioteca: el listado de otros trabajos de Cortázar como editor; prologuista, traductor, fotógrafo o ilustrador; la larga nómina de autores de literatura y la cultura universal representados; la variedad de temas que corroboran su amplia curiosidad, sus gustos literarios, su compromiso creativo. Un índice de lenguas en las que figuran 26 idiomas diferentes para recordarnos la lectura en la lengua original de los autores clásicos y su labor como traductor de Edgar Allan Poe, Marguerite Yourcenar, o André Gide.

Pinche aquí

También se puede visitar la biblioteca a través de sus singularidades tales como los libros firmados, libros especiales. Un aspecto que habla del amor de Cortázar por el objeto libre es la colección de 17 volúmenes cuya edición, composición y formato los convierte en libros objeto de arte, de ediciones limitadas y raras. Un libro de poemas escritos a mano en un nivel de carpintero, un libro de poemas cuyos versos el lector combina y personaliza generando nuevos y únicos poemas, libros encuadernados como sacos, con cartón, con una simple anilla…Libros que se descomponen y que el lector recrea en cada lectura, sólo para él.

Pinche aquí

La Biblioteca Julio Cortázar en Internet, añade, además, una sección titulada “Recordando a Cortázar” que reúne los actos que se han realizado en la fundación Juan March con motivo de la citada donación o para la difusión de su obra.

Pinche aquí

Con ocasión de la entrega de la biblioteca de Julio Cortázar por su viuda, la Fundación organizó un evento el 12 de marzo de 1993, en el que Aurora Bernárdez, el entonces director de la Fundación José Luis Yuste, los escritores y editores José María Guelbenzu y Juan Cruz y el actor José Luis Gómez presentaron la biblioteca, plasmaron la personalidad del escritor, y se leyó un fragmento de su célebre novela Rayuela.

Pinche aquí

También se vincula a las conferencias organizadas y la bibliografía que sobre Cortázar y su obra dispone la Biblioteca de la Fundación. Desde 1993 hasta la fecha los libros de Cortázar han ilustrado multitud de exposiciones dedicadas al surrealismo, al jazz y las vanguardias artísticas.

Pinche aquí

Asimismo, se han llevado a cabo muchs estudios tomando como punto de partida la biblioteca personal del escritor: bien por su poesía, su novela, sus cuentos, su influencia en el boom latinoamericano y su activismo político; bien sobre escritores muy próximos a Cortázar: Alejandra Pizarnik, José Lezama Lima, Jorge Luis Borges, Carlos Fuentes, Pablo Neruda y otros.

Pinche aquí

Julio Cortázar fue un inmenso lector. Un día, con diecinueve años, caminando por el centro de Buenos Aires, entré en una librería y vi un libro de un tal Jean Cocteau, que se llamaba “Opio” y se subtitulaba “Diario de una dexintoxicación”. Estaba traducido por Julio Gómez de la Serna y prologado por Ramón. Un prólogo magnífico como casi todos los prólogos de Ramón. Bueno, algo había en ese libro (para mi Jean Cocteau no significaba nada) lo compré, me metí en un café y de eso me acordaré siempre, empecé a leerlo a las cuatro de la tarde. A las siete de la noche estaba todavía leyendo el libro, fascinado. Y ese librito de Cocteau me metió de cabeza, no ya en la literatura moderna, sino en el mundo moderno (Julio Cortázar y Omar Prego Gadea, La fascinación de las palabras. Buenos Aires, Alfaguara, 1997, p. 67)

Pinche aquí
Pinche aquí

Visitar su biblioteca, acercarnos a su mundo intelectual facilitarán sin duda el conocimiento y la comprensión de su obra. La Fundación Juan March se suma así al 50º aniversario de la primera edición, en junio de 1963 de Rayuela, la novela más célebre de Cortázar. Acceso en internet: http://www.march.es/bibliotecas/repositorio-cortazar/

Pinche aquí
Pinche aquí

2 thoughts on “Visita digital a la Biblioteca de Julio Cortázar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: