Entrevista a Angélica Morales, escritora

En esta ocasión tengo el honor de entrevistar a Angélica Morales, nacida en Teruel, el 14 de agosto de 1970. Actualmente reside en Huesca. Escritora y actriz. Licenciada en Historia Antigua por la Universidad de Valencia. Diplomada en escritura jeroglífica, por la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia. Diplomada en arte dramático por la Escuela del Actor de Valencia. Os dejo disfrutar con su entrevista.

Entrevista a Angélica Morales, escritora

1. ¿Quién es Angélica Morales?

Diría que una mujer que bebe pájaros y se escribe en otros mundos.

Anuncios

Entrevista a Angélica Morales, escritora

  1. ¿Desde qué momento supo que se quería dedicar a la escritura? ¿Cree que es vocacional?

Desde niña he sido soñadora y muy solitaria, con una imaginación muy poderosa, lo que me ha llevado a habitar en mundos distintos al mundo real. Ya en el colegio escribía obritas de teatro que interpretaba con mis compañeras. Un día organizaron un concurso literario por grupos y nos alzamos con el premio. Fue mi primer premio literario y descubrí que me sentía muy cómoda escribiendo y que además me resultaba sencillo. Después, en el instituto, tomé contacto con el grupo de teatro y todo cambió; la actuación me deslumbró y guié mis pasos hacia la interpretación. Estudié una carrera universitaria (Geografía e Historia) porque a mis padres no les gustaba nada que me quisiera dedicar a la farándula, pero al terminar regresé a las tablas, me matriculé en la Escuela de Arte dramático y comencé a trabajar en una pequeña compañía. Pasaron los años y un día, en Zaragoza, asistí a una conferencia de Ana María Matute (la recuerdo ahora que ya no está) y ella dijo una frase que resultó clave para mi carrera literaria, dijo: “Hay personas que escriben por dentro y no lo saben”. Inmediatamente supe que una de esas personas era yo, de modo que empecé a escribir convulsivamente. No tardaron en llegar las publicaciones. Primero en forma de relatos, más tarde en novelas y ahora le ha tocado el turno a la poesía.

Anuncios

En cuanto a lo de vocacional, he de decir que en mi caso sí, la literatura y la creatividad han estado en mí siempre, como un gran árbol en cuyas ramas (narrativa, relato, escritura dramática o poesía) me he ido balanceando al son de una misma melodía y al mismo tiempo en melodías opuestas.

Anuncios
  1. ¿Cuántas novelas ha escrito hasta el momento y qué podría destacar de ellas?

Mi primera publicación fue un libro de novela histórica (en realidad una “Biografía novelada”) del Papa Luna: “Benedicto XIII. El hombre que fue piedra” (Editorial Delsan). Lo pasé maravillosamente escribiéndolo, guardo un grato recuerdo porque además , la editorial me dio muy poco tiempo para hacerlo y tuve que trabajar todo un verano de forma intensiva. Fue la primera vez que, además de escribir, tuve que investigar y el reto me dejó un gusto muy dulce en los labios. Después siguieron dos libros de relatos: “Piel de lagarta” y “Amar en martes” (los dos de la Editorial Certeza), hasta que di el salto natural hacia la novela con “La huida del cangrejo” (Mira Editores). Más tarde me adentré en la poesía y con ella he conseguido ganar dos premios, el Premio Internacional de Poesía Miguel Labordeta con mi obra “Desmemoria”, y hace muy poquito el Premio Internacional de Poesía Ciudad de las Palmas de Gran Canaria, con mi poemario “Asno Mundo”, que en breve verá la luz.

Anuncios

Cada una de mis obras son distintas y responden a impulsos internos muy variados, la escritura de El papa Luna, no fue pensado por mí, fue un ofrecimiento que yo acepté y reconozco que aprendí mucho. Con los relatos empecé a experimentar, a asistir al nacimiento de mi voz literaria, a buscarme dentro de las palabras, encontrar ese tono íntimo que todo escritor debe de tener para diferenciarse, para ser sólo él. Me encontré en el surrealismo de una forma natural, sobre todo en “Piel de lagarta” una auténtica locura. Con “Amar en martes” llegó la tristeza; fue un momento duro en el que perdí a la persona más importante de mi vida y tiene un cariz más amargo, un poso de angustia imposible de reprimir y que me sirvió para suavizar el duelo, para buscarme en lo perdido y capturarlo para siempre dentro de mí. Fue un libro de sentimiento, amor y homenaje.

Por lo que respecta a “La Huida del cangrejo” es una novela corta que cuenta el desencuentro entre una madre y una hija muy peculiares. Hay en él ironía, humor amargo, teatro y un lenguaje poético que ya empezaba a despertar en mí. Fue, como todo lo que escribo, un atrevimiento, porque me asomé a la novela con un ojo cinematográfico, absurdo y teatral, y supe que nunca más podría escribir de forma “normal”, que hay algo en mi voz que se enreda y escapa. Tengo tendencia a la fuga literaria.

Anuncios
  1. ¿Cuál es la metodología que utiliza a la hora de ponerse a escribir, y la temática?

Ninguna temática.

Anuncios

Ningún método.

Anuncios

Cuando escribo me doy permiso para ser libre. Soy una escritora de instinto, sin plan preconcebido. Las leyes no están hechas para las letras. Simplemente escucho los mundos de adentro, los mundos de afuera, lo pequeño… el ruido de lo pequeño es lo que siempre me lleva a escribir. Alguna frase que he oído y me ha perturbado, alguna historia que he leído y me persigue, gente tropezándose en la acera, su vida que no existe tropezando en mí. Ese es mi método. Creo fundamentalmente en el talento y en la disciplina del trabajo. Escribo diariamente, por la mañana y por la tarde, de lunes a domingo. Lo único que me impongo es una disciplina rutinaria, escribir y leer poesía por la mañana y leer y escribir narrativa, por la tarde. No altero nunca el orden y si un día no escribo, me siento traidora de lo divino. Escribir para mí es un arte sagrado y lo cultivo como quien cultiva un huerto, una rosa o una muchacha muy bella en el sueño.

  1. ¿Sus escritos tienen parte de autobiográfico?

Todo escritor plasma sin querer harapos de su vida. Es imposible sustraerse de uno mismo a la hora de escribir porque cada acción, cada idea, cada diálogo de tus personajes pasan por los circuitos de tu mente. El escritor es guionista, director y actor y además, cuando la función acaba, se convierte en critico despiadado. Pero si uno sólo escribiera sobre él, escribiría muy poco (el ego tiene sus fronteras)

La escritura es manipulación, es imaginación, es tergiversación de hechos, de personajes, de citas, de notas, de números. Las historias nacen de una mentira muy verdadera, pero la mentira existe.

En mis libros se me puede ver, se puede ver a multitud de Angélicas bajo el color de los velos, pero a veces los velos engañan.

Hay momentos en que estar demasiado presente impide el crecimiento de la escritura, por lo que no queda más remedio que asesinarse. Todo depende de lo que esté escribiendo y si paso el casting de personajes que convoco en mi imaginación.

Anuncios
  1. ¿Ha recibido Premios por su labor literaria?

Sí, he tenido la suerte de ganar el primer premio de relatos de “Cuéntale un cuento a la Republicana” con “La traductora búlgara” (puede leerse en mi blog), y en poesía el Premio Internacional de Poesía Miguel Labordeta con “Desmemoria”, obra que además quedó finalista en el Premio Ausiás March al mejor poemario publicado en 2012. Más recientemente fui galardonada con el Premio Internacional de Poesía Ciudad de las Palmas de Gran Canaria 2013” con mi poemario “Asno Mundo”, que como ya he mencionado, se publicará en breve.

Los premios son un gran aliciente para un escritor, sobre todo porque permiten que su obra sea conocida , que vea la luz y de alguna manera se vaya abriendo paso.

  1. ¿Cuáles son las primeras dificultades que se encuentra un escritor a la hora de escribir una novela y plasmarla al papel y encontrar editorial?

Cada escritor se enfrenta de distinta manera a la hoja en blanco. En mi caso, puedo decirte, que lo que más me preocupa a la hora de enfrentar la escritura de una novela es la voz, el tono que la va a envolver. Si el hilo conductor es alguien ajeno a los hechos que narra desde un limbo donde todo se conoce pero se va desmigando poco a poco, o si por el contrario es una voz directa, en primera persona, que asume riesgos. Ambos casos son determinantes para elegir la música. No puedes empezar siendo un piano y después acabar con un estruendo de platillos; o igual sí, todo depende de la destreza o el atrevimiento. De todas formas lo que siempre hay que mantener es una línea, ser fiel a esa sombra de adentro que te va dictando los acontecimientos. Como ya te he dicho las reglas están para violarlas, mucho más por lo que respecta a un acto creativo.

A veces tengo claro lo que quiero contar, el principio y el final, lo que desconozco es cómo llegar ahí, por qué laberintos he de pasar. Eso es la aventura de la escritura porque a medida que va avanzando la historia, se establecen cambios naturales que necesariamente pasan por los personajes, por cómo van desarrollándose. Hay algo mágico en eso y es que un personaje puede empezar siendo nada y acabar imponiéndose incluso al protagonista. A mí me gusta mucho hacer que los personajes hablen, que cuenten las cosas en primera persona, esconderme en bambalinas y ver cómo viven y respiran. La ventaja de ser escritor es que tú decides, eres Dios señalando con tu dedo, incendiando casas o rescatando ángeles caídos. Lo que considero fundamental , a mi modo de ver, es que el narrador, no opine demasiado, no resulte cargante, me gusta que en cualquier momento el lector pueda saltar a escena y sienta como suya la historia, Que se ensucie conmigo.

Por lo que respecta a publicar, eso es algo ajeno al momento de la creación, viene después y ya no tiene que ver conmigo. Escribo para mí, ni siquiera me preocupa el lector, porque si fuera así estaría vendiéndome, no sería libre. Si después de eso hay algún editor que le gusta lo que he hecho, pues magnífico. Toda obra está escrita para ser leída, del mismo modo que toda obra teatral está pensada para ser vista y sentida en un escenario. Pero por encima de todo, yo me impongo el deber de divertirme, de disfrutar con lo que hago; de no ser así, el lector acabaría cerrando el libro y escogiendo otra lectura. Ocurre igual con un actor, si el actor no disfruta en escena, no disfrutará el espectador. Todo fin del arte, es pellizcar en las paredes del alma.

Anuncios
  1. ¿Tiene presencia en redes sociales, blog, etc., dónde podemos encontrarla?

Las redes sociales abrieron su boca de tiburón para engullirme y acabaron quitándome el tiempo y la energía para la creación, Así que hice limpieza forzosa y me quedé únicamente con el blog  donde cuelgo semanalmente poemas acompañados por las magnificas ilustraciones de José Manuel Ubé  . También soy fiel en eso, cada semana sin falta cuelgo un poema. Intento alimentar la única ventana que he dejado abierta al mundo social. Sin embargo, no atento contra las redes sociales. Las considero muy válidas y muy importantes para establecer relaciones y poder seguir otras trayectorias artísticas. Creo que todo tiene su momento. Ahora mismo no pienso en ellas, pero mañana quien sabe…

  1. ¿Dónde podemos encontrar sus novelas?

De momento, mis libros no están descatalogados. Supongo que pidiéndolos en cualquier librería podrán tenerlos en unos pocos días. De todas formas, también pueden pedirse directamente a las editoriales, en mi caso, Editorial Delsan para la novela sobre Benedicto XIII, Editorial Certeza para los libros de relatos “Amar en martes” y “Piel de Lagarta” , Mira Editores para mi novela “La huida del cangrejo”  y el Centro del Libro de Aragón, para mi poemario “Desmemoria”. Mi poemario “Asno Mundo” está a punto de ser publicado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

 10. ¿Qué consejo le daría a un escritor novel?

Que se busque sólo en él, que sea libre, que lea mucho, que aprenda mucho, que lo desaprenda todo y vuelva a empezar.

11. ¿Sus libros pueden ser leídos por cualquier tipo de público?

Anuncios

Por cualquier tipo de público que sepa leer, y si no sabe, siempre puede encontrar a alguien que se los lea. Me fascina que los libros se lean en voz alta. Hay una suerte de primitivismo emocional en escuchar historias, en que alguien lea para alguien. Es un acto de amor inconmensurable.

12. ¿Qué es lo que desea transmitir con sus escritos?

No escribo para establecer dictados o moralinas. Escribo para el disfrute, para que el que me lea sienta el placer puro de la escritura; nada más, quiero hacer sentir. Quiero coser unas alas a los ojos del lector.

13. ¿Ha tenido algún maestro o se siente influenciado por algún escritor?

Cada libro que cae en mis manos es un maestro para mí, pero cuando me enredo , cuando siento que estoy gestando algo pero no llega, que mi mente se abulta, que me nace la fiebre azul, regreso a los versos de César Vallejo y en él encuentro siempre mi medicina de rosa. En cuanto a narrativa, David Markson me ha abierto innumerables puertas. Me ha dado la libertad narrativa que nunca imaginé que llegaría a tener. Markson me empuja al vacío constantemente y yo voy .

Anuncios

14. ¿Cree que el lector nace o se hace?

Es necesario que antes de convertirse en lector haya algo o alguien que te empuje hacia la lectura. La costumbre en la lectura (su hábito) debe inculcarse desde la infancia para que posteriormente no se pierda e incluso se incremente. Aunque no siempre es así; en mi caso, sin ir más lejos no lo fue. Yo escribí primero y me acerqué después a la lectura. Supongo que hay ocasiones en que se nace con cierta predisposición y ocasiones en que a lo largo del camino de la vida uno va teniendo la lectura como algo necesario. Lo que no debe hacerse es forzar la lectura porque puede ocurrir el efecto adverso, la huida y el rechazo. De ahí que nuestras primeras lecturas deban de ser amables, un juego que logre atraparnos suavemente.

Lo que sí es cierto que una vez te conviertes en lector, nunca dejas de serlo.

15. ¿Libro en papel o e-book?

El libro en papel es el libro por excelencia porque respira, tiene vida propia, no es un objeto inanimado, es algo a lo que uno regresa, algo que uno hojea, toca, acaricia, huele, contempla y atesora, cosa que no ocurre con el e-book. Sin embargo no es excluyente, en este caso mandan los gustos y si uno lee en e-book pero lee pues… bienvenido sea. La ventaja del e-book es que puedes conseguir títulos que están descatalogados en papel y que es muy difícil de encontrar en las librerías. Lo importante siempre es zambullirse en la lectura.

16. ¿Cuál es su lugar favorito para escribir?

Mi despacho, donde está mi ordenador y mi biblioteca auxiliar y un balcón desde donde contemplo el mundo y la antipatía alada de las palomas. Aunque siempre suelo llevar una libreta cuando salgo para apuntar ideas que se me ocurren.

17. ¿Se siente satisfecha plenamente con su trabajo?

Me siento una privilegiada por poder dedicar todo mi tiempo a escribir, de ahí que deba responder a este regalo no dejando de hacerlo. Escribo con la demencia de Artaud.

18. ¿Cree que la cultura en España está decaída?

La cultura de España está en pañales sucios y agonizantes. El problema es que la cultura aquí no se valora, no se le da la importancia vital que tiene. No se la cuida ni protege, se rebaja al mínimo exponente, no se exige en los colegios ni en las universidades por lo que crea una base de ciudadanos necios que desdeñan todo lo que huela o suene a cultura. Algún día, la cultura vendrá con su cuchillo de flores dentadas a pedirnos cuentas. Espero que para entonces, no sea demasiado tarde.

19. ¿Alguna anécdota que contar?

Sí, bueno, la misma anécdota que le cuento a mis alumnas en el taller de teatro de la universidad, que un día (hace años) escribí un monólogo teatral (“Chalada”) que yo misma iba a interpretar, pero al final las cosas se torcieron y no puedo ser. Dejé la obra descansar en el cajón y al cabo de un tiempo se me ocurrió mandársela a Maribel Verdú para que ella lo interpretara. Algo absurdo, claro. ¿Quién era yo para pensar que Maribel Verdú iba a interpretar la obra de una total desconocida? Pero me arriesgué, busqué a su representante, le mandé la obra y unos meses después mientras barría mi casa, sonó el móvil:

̶ ¿Sí?.̶ .(dije yo)

̶ ¿Angélica Morales?̶ . (Pregunto una voz dulce)

̶ Sí, soy yo.

̶ Hola, soy Maribel Verdú.

̶ ¡Venga ya…! ¡qué vas a ser tú Maribel Verdú!

̶ Que sí, te lo prometo, ¿tu has escrito una obra que se llama “Chalada”?

Naturalmente se me calló la escoba y la vergüenza al suelo.

No mantendré más el misterio.

No hubo más misterio.

Maribel me llamó para decirme que no interpretaba monólogos pero que Chalada le había encantado, que se había reído muchísimo y me animaba a seguir escribiendo teatro aduciendo que muchos actores estarían dispuestos a interpretar textos míos.

Así que “Chalada” se quedó en eso, en mera anécdota. Aunque me halagó su llamada (subió mi ego a 250 grados de horno) y me dio una clave: No debo olvidar la escritura dramática.

20. ¿Tiene proyectos en mente?

Ahora trabajo simultáneamente en un nuevo poemario y en una nueva novela. Necesito escucharme en las dos voces. Lo que suceda después, sólo los dioses lo saben.

21. ¿Qué piensa de Alquibla, www.alquiblaweb.com, como página de difusión de la cultura?

No la conocía pero la he estado leyendo y me parece muy interesante, tanto en su incursión en el mundo de las bibliotecas, como dando a conocer las voces de escritores que, como es mi caso, no son conocidos. Así que es una labor magnífica. Espero que siga creciendo.

Toda ventana que se abre a la cultura y al conocimiento siempre es bienvenida.

Gracias por hacerme un hueco en tu mirada.

1 pensamiento sobre “Entrevista a Angélica Morales, escritora

  1. Me ha gustado mucho la entrevista. Como todo lo que leo de Angélica, que posee un lirismo casi genético en cada acto. Desde que descubrí un poema suyo, Anunciar el fuego, he ido mordiendo en la medida de lo posible todas las migajas que va dejando al alcance de los cuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: