Presentación Mi infierno eres tu, de Milagros del Corral y Oscar da Cunha, en Casa del Lector, Madrid

El pasado 15 de enero de 2015 tuve el honor de asistir a la presentación del libro, Mi infierno eres tú, de Milagros del Corral y Oscar da Cunha.

Presentación literaria, Mi infierno eres tu, en Madrid

El acto se celebró en la Casa del Lector a las 19:00 h. de la tarde, y asistió numeroso público relacionado con las Bibliotecas, las editoriales, los escritores y la cultura en general. Todo un placer poder conocer personalmente a tanta y tanta gente, pero en especial y si me lo permitís haré una mención especial a Ana Santos, actual directora de la Biblioteca Nacional con quien tuve la oportunidad de intercambiar opiniones y charlar un rato con ella. Así como con María Tena presentadora del acto junto con Sergio Mejías, director de Bubok.

Sergio Mejías destacó la apuesta por esta novela, el cómo conoció a Milagros del Corral una mujer tan querida por tanta y tanta gente como se demostró en la presentación de su novela escrita junto con Oscar da Cunha. María Tena fue la que durante toda la presentación resaltó que no quería que ellos hablaran de sus vidas, si no que hablaran de literatura, así que lo realizó de una forma poco vista. A través de preguntas que ambos iban respondiendo. Destacó de Milagros con la que tenía más afinidad que ambas eran funcionarios y ésta se maravillaba de lo que la gente quería a Milagros. Le llamaba la atención. Para Óscar también tuvo palabras de acierto y elogios hacia él.

Destacó que la novela engancha, que transmiten la pasión por contar y el deseo de escribir. Una novela de autoconocimiento, y divulgada de tal forma como si fueran dos adolescentes los que estuvieran escribiendo la novela y con la sensación de que van a escribir la novela que ellos quieren. Transmiten mucha fuerza entre los dos y utilizan la primera persona, una apuesta arriesgada. En ocasiones, resaltaba María que esa forma de escribir es limitada pero ellos habían salido muy airosos de esa situación. La destacaba como una novela que no se puede dejar de leer. Una novela escrita a cuatro manos.

Primeramente se preguntó a Óscar por el personaje de Marina. Cuenta que es un personaje que le fascina, le ocasiona ternura e inocencia. Tras la vida golfa de Toni, éste queda deslumbrado al conocer a Marina. Una chica joven de 19 años con intereses que le enamoran. Marina según Óscar se enfrenta a un encantador de serpientes y la enamora y él se enamora de una bohemia.

Milagros a la inversa le tocó hablar del personaje masculino de Toni. Marina es una niña del Opus Dei de 19 años, que está educada en unos parámetros. Toni es un catalán con la mente más abierta que la de ahora en los años 80. Su padre es arquitecto y su madre pintora. Marina quiere imponer su voluntad. A Marina le encanta viajar y se encuentra con Toni en París que es un embaucador. Pasan cinco días juntos y dejan que sus vidas fluyan. Se transmite la frescura y las costumbres de las sociedad española de la época.

Acto seguido se lanzó otra pregunta, ¿por qué escribís?

Óscar, siente la necesidad de contar sentimientos. Tiene un blog en el que escribe artículos y el mismo se reconoce como un voyager. Escribe La sonrisa de la Magdalena y empieza a escribir literatura desde 2009-2010 cuando esta novela la primera se ve publicada. Desea transmitir sobre papel todas sus sensaciones.

Milagros, de siempre lectora empedernida. Un día pensó que si ella se ponía a escribir literatura cómo se sentiría la gente al leer sus libros, poniéndose en el lugar del lector cuando ella ha leído novelas que le han entusiasmado. Lo que ocurrió fue que su vida fue dirigida al mundo de las Bibliotecas y de la cultura, como Directora de la Biblioteca Nacional de España. De siempre escribió política, ensayo y siempre le quedó esa espinita que sacó cuando escribió su primera novela Último otoño en París y en la que se dio cuenta de que era muy difícil ponerse a escribir, por la complejidad, la estructura, los personajes, etc. Se definía a ella misma como aprendiz de escritora.

¿La vida y la ficción son lo mismo a la hora de transmitirlo a una novela?

Óscar, cada uno encuentra su estilo propio. Narra situaciones y transmite ideas.

Milagros, se puede escribir novela realista. Cada vida es distinta a la del otro, es un cúmulo de circunstancias. La vida misma es coherente. Está hecha de muchos hilos. Los personajes no son héroes.

En términos generales la novela no tuvo un esquema fijo. Fijaron unos mínimos puntos de anclaje que fueron tres temporalidades distintas en tres años: 1980, 1995 y 2013. Fueron redescubriéndose con muy poco esquema y dejándose que flujera.

Crearon una tabla de Excel y en ella fueron configurando cada uno de los personajes y cada uno escribió sus fragmentos que se los iban enviando a través de email.

Óscar empezó con miedo por su personaje, a su personaje le gustó Toni como una vida golfa, pero no sabía si a Milagros ese tipo de perfil le iba a gustar.

Milagros destacó que sin las tecnologías la novela no habría existido por la inmediatez de la misma y contaron a modo de anécdota que personalmente solo se habían visto en seis ocasiones. Ha sido una novela que no ha dado lugar a la reflexión. El hecho de que no se conocieran entre ellos (Milagros y Óscar) ha dado vitalidad a la novela. Los personajes se encuentran y se separan con un aparente miedo a la realidad. En esta ocasión y como contradicción a su carácter es Toni el que demuestra tener un carácter cobarde y el miedo a no seguir adelante con una relación.

Comentaron también la forma en que se conocieron los escritores. Fue a través de una discusión en Twitter y a través de mails. Ambos compartían el amor a la literatura y a la música y decidieron escribir un artículo conjunto de Vivaldi, sobre Las cuatro estaciones. Lo publicaron en el blog de Óscar y les gustó. Ninguno de los dos recuerda quién dio el paso para ponerse a escribir la novela porque fue surgiendo.

En cuanto a las correcciones de la novela fue también peculiar, el modo de escribir de ambos ya lo conocían. Pocas cosas iban surgiendo que fueran sujetas a posibles cambios pero entre ambos se iban ayudando a mejorarlo. Óscar destacó la sinceridad y el respeto que se ha tenido a lo largo de la elaboración de la novela. Predominando por encima de todo.

Sus estilos nunca han chirriado y cada uno ha mantenido su personalidad, dos personalidades muy potentes para que el resultado sea el que ha sido, una gran novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.