Entrevista a Alejandro Delgado Gómez, técnico del Archivo Municipal de Cartagena

  1. ¿Quién es Alejandro Delgado Gómez?

Alejandro: Un señor normal, que se ha equivocado muchas veces y ha acertado algunas. A pesar de todo, sigo aquí, acostumbrándome a la idea de no ser feliz, como decía la película.

  1. ¿Cuál es el cargo que ocupas en el Archivo en el que trabajas?

Alejandro: Soy técnico de archivo, aunque en realidad me ocupo sobre todo de sistemas de información y administración electrónica

  1. ¿Cree que el puesto de archivero es vocacional?

Alejandro: En mi caso no. Llegué a los archivos, como a casi todo, por casualidad, aunque lo cierto es que en el curso del tiempo se han convertido en una pasión.  Entrevista a Alejandro Delgado Gómez, archivero municipal en Cartagena

  1. ¿Se ha creado un estereotipo frente a la figura del archivero, bibliotecario, y los profesionales dedicados a la cultura y difusión del patrimonio?

Alejandro: Creo que existió el estereotipo del archivero enfundado en un guardapolvos y estudiando pergaminos medievales, aunque también creo que poco a poco ha ido cambiando. En la televisión, en prime time, se habla de metadatos, por ejemplo. Me parece que esto es importante. Desgraciadamente, también en prime time se oye traducir “archivist” como “archivador”. Aunque la imagen esté cambiando, nos queda mucho por hacer. No podemos seguir estando ocultos.

  1. El Archivo en el que trabaja, ¿puede ser consultado por cualquier usuario?

Alejandro: Por supuesto. Todos los expedientes, con las restricciones que marca la legislación específica, son de acceso público. Cualquiera que tenga derecho a ver un documento puede hacerlo.

  1. ¿Cómo definiría un Archivo?

Alejandro: Últimamente lo he definido como un conjunto coherente de testimonios aplicables a la responsabilidad y la memoria. Es una definición muy amplia que me permite abarcar archivos físicos, digitales, administrativos, personales, orales, etc.

  1. ¿Cuál es el perfil de usuario que visita su Archivo?

Alejandro: Puesto que la mayoría de nuestra documentación es administrativa, el mayor peso de las solicitudes procede de las propias oficinas que generan la documentación. Los investigadores son una minoría, que se divide entre los usuarios experimentados, por ejemplo los que tienen que redactar una tesis; y los estudiantes que necesitan preparar un trabajo de clase.

  1. ¿Qué documentos alberga su Centro y cuál destacaría por encima de todos?

Alejandro: Alberga todos los documentos producidos por el Ayuntamiento desde 1245 hasta el día de hoy, y recibimos transferencias todos los días. No podría destacar ninguno: en cualquier momento cualquier documento puede reactivarse para servir como testimonio.

  1. ¿Cómo ve el futuro de los Archivos?

Alejandro: Todas las profesiones de la información corren peligro, en la medida en la que su objeto de trabajo coincide con el de las TIC. Es un momento importante para que los archivos se hagan notar, incidiendo en su factor diferencial: gestionan información, pero esa información puede servir como testimonio. He aquí su punto fuerte.

  1. ¿Qué recomendación le daría a una persona que quiere dedicarse al mundo de los Archivos?

Alejandro: Honestamente, es un mundo muy desagradecido. Es un trabajo importante poco reconocido. Si alguien quiere dedicarse realmente a los archivos le recomendaría que antes estudiara TIC. La alianza con las TIC me parece fundamental.

  1. ¿Cree que el patrimonio cultural y documental están en peligro?

Alejandro: No, realmente en este momento no lo creo. Existen muchos proyectos, cerrados o en curso, que intentan poner en valor el patrimonio, y me parece que lo están consiguiendo. De todas formas, aún falta el proyecto que haga llegar esta puesta en valor a un amplio segmento de la población cada vez más “desmemoriado”:

  1. ¿Considera que los documentos de un Archivo deben estar completamente digitalizados?

Alejandro: No, es imposible. Por una simple cuestión de escala y de costes. Además, el soporte más seguro sigue siendo el papel. Lo que sí creo es que de manera escalable se deben digitalizar documentos relevantes, hasta alcanzar un volumen relevante.

  1. ¿Qué importancia guarda las nuevas tecnologías relacionadas con los Archivos?

Alejandro: Esencial. En un mundo por completo digital, mantener el testimonio de acciones es cada vez más difícil. Tenemos que llegar a alianzas con las tecnologías para comprender cómo funcionan y de este modo mantener los testimonios con ciertas garantías de continuidad.

  1. ¿Cuál es la utilidad práctica de los Archivos?

Alejandro: Los archivos son una tercera parte fiable y neutral que mantienen testimonios de acciones tanto para la rendición de cuentas como para la memoria. Si olvidamos esta declaración de principios, estamos perdidos: somos espacios donde se mantienen testimonios de manera fiable.

  1. ¿Cree que se han generado cambios en la gestión archivística?

Alejandro: Muchísimos en los últimos años, sobre todo derivados del avance de las TIC. A pesar de todo, queda camino por recorrer.

  1. ¿Cuál cree que es la fórmula para una gestión documental óptima?

Alejandro: No creo en las fórmulas mágicas. Una gestión documental óptima es la que cada organización necesita para cumplir sus fines de ese ser testimonio, ateniéndose al mismo tiempo a las leyes.

  1. ¿Tiene proyectos futuros en marcha?

Alejandro: Sí, varios; pero prefiero no hablar de ellos. No porque piense que si lo hago saldrán mal, sino porque, puesto que pueden salir mal, hasta que no vean la luz prefiero ser prudente.

  1. ¿Alguna anécdota que contar?

Alejandro: Infinitas. Darían para un libro. La más frecuente, desde que era joven, es la pregunta “¿y tú para qué sirves realmente?”.

  1. ¿Qué piensa de Alquibla, https://www.alquiblaweb.com, como página de difusión de la cultura?

Alejandro: Me parece esencial que en un momento en el que la cultura está deviniendo más volátil, desde la propia sociedad; y en el que se está bombardeando desde las instituciones, gracias a personajes como Wertz, haya individuos que asuman el enorme esfuerzo de sostenerla, difundirla y ponerla en valor. Es heroico luchar para que la cultura siga estando en la web, hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.