Monolitos bajo el mar

Hacia el año 9500 a.C., al sur de Sicilia, existía un poblado archipiélago que llegaba hasta la actual isla de Pantelaria. La propia Sicilia tenía más territorio, hoy sumergido. Y es que el nivel del mar se encontraba entonces 40 metros más bajo; subiría luego como consecuencia del deshielo. Todo esto ayuda a explicar el sorprendente descubrimiento que el pasado verano anunciaron investigadores italianos del Instituto Nacional de Oceanografía

Monolitos bajo el mar

y Geofísica Experimental (OGS) de Trieste: un monolito de doce metros de altura y quince toneladas de peso. El monumento, hoy a cuarenta metros de profundidad, está trabajado con inequívocos signos de la mano del hombre: se observan varios agujeros regulares en uno de sus lados, además de uno que lo atraviesa completamente.

La datación anunciada emparenta este monumento con el Göbekli Tepe, lo que vuelve a plantear nuevos retos a la hora de explicar los orígenes del megalitismo. En este caso aún se da un elemento más de singularidad: la fabricación de un monolito tal por parte de una población insular, a las que se ha asociado con un nivel de desarrollo más lento a consecuencia de su aislamiento. Sobre esto, los investigadores del OGS, al presentar su descubrimiento, enfatizaron que “se debe eliminar el concepto de primitivismo tecnológico, a menudo atribuido a los cazadores recolectores de las zonas costeras”

Pinche aquí

Por José Ángel Martos

Pinche aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: