Entrevista a Inés Navarro Hernando, bibliotecaria/documentalista en Cantabria

1.- ¿Quién es Inés Navarro Hernando y cuál es su profesión? 

Mi nombre es Inés Navarro Hernando y nací en santander en 1990. Soy aficionada a la cultura en general y a la literatura en particular. También colecciono bandas sonoras y, actualmente, estoy trabajando en el proyecto de un blog de crítica literaria.

Mi profesión es la gestión del conocimiento, soy Graduada en Información y Documentación por la Universidad de Salamanca, donde opté por una especialización en colecciones infantiles y juveniles.Y también he realizado dos postgrados, uno en materia de derecho europeo, la Cátedra Jean Monnet  y el otro sobre gestión de bibliotecas digitales cuyos profesores eran los profesionales del servicio de digitalización de la Biblioteca Nacional de España.

  1. ¿Qué cargo ha ocupado en la Biblioteca en la que ha trabajado? 

He trabajado como digitalizadora mediante una beca del Gobierno de Cantabria y, anteriormente como documentalista en la Oficina de Asuntos Europeos del Gobierno de Cantabria. Entrevista a Inés Navarro Hernando, bibliotecaria/documentalista en Cantabria

3.¿Qué funciones desarrollaba en su lugar de trabajo? 

Junto con mis compañeros digitalizadores (todos formados en Información y documentación), elaboramos un proyecto de digitalización enfocado al fondo antiguo y fondo local de las publicaciones periódicas de la biblioteca. Elaboramos el proyecto al completo, desde las herramientas de gestión necesarias (inventariado, BBDD Access, evaluación física, etc) hasta un estudio preliminar para un proyecto de digitalización y su posterior enlace con Absys mediante Dspace. Igualmente comenzamos con el inventariado, registro y escaneado.

También catalogamos y colocamos fondos.

4. ¿Cree que el trabajo de bibliotecario es vocacional? 

Totalmente. Para ser un buen bibliotecario son necesarias dos cualidades esenciales: amor por la cultura en todos sus sentidos y ganas de transmitir y compartir esa cultura.

5. ¿Qué fondos y servicios podÍamos encontrar en las Biblioteca en la que trabajaba y qué hubiera destacado de ella? 

Cuando trabajé en la Oficina de Asuntos Europeos yo era la persona encargada de su biblioteca especializada. Sin duda su especialización en materia europea era su fuerte, así como las conexiones con otros centros de ámbito europeo. Además de ser la persona encargada de la biblioteca, también era la única documentalista, por lo que mi labor como informadora era muy importante. Crear boletines de novedades, paquetes informativos y la difusión del material del que disponíamos era uno de mis principales cometidos.

Seguidamente trabajé en la Biblioteca Central de Cantabria, cabecera de la Red Municipal y Biblioteca Pública del Estado. Por lo que sus servicios y fondos son los equivalentes a cualquier biblioteca de estas características. He de destacar el trabajo e importancia que se le da al fondo local. Con respecto a los servicios que ofrece, éstos no difieren mucho de lo habitual. Y, sin duda, lo que destaco de ella es su colección. Muy actualizada y variada teniendo en cuenta que el centro abrió sus puertas en el 2009.

6. ¿Cualquier persona podía acceder a esa Biblioteca?¿Qué hace falta para hacerse socio o consultar sus fondos? 

Por supuesto cualquier persona puede acceder, como en cualquier biblioteca pública. Existen además infraestructuras que facilitan el acceso a discapacitados, así como mesas especiales para personas de visibilidad reducida y un dispositivo de lectura electrónica adaptado.

Para hacerse socio solamente es necesario una foto de carnet  y un documento oficial de identidad. Independientemente de eso, el carnet permite acceder al servicio de préstamo de materiales (así como el uso de ordenadores en sala) pero, sin carnet, cualquier persona puede acceder al recinto y consultar los fondos en la misma sala así como utilizar la red wifi.

7. ¿Cómo ve el futuro de las Bibliotecas en España? 

Cualquiera de los ambientes culturales de España está atravesando (y atravesará) una pésima época de recortes. Si bien es cierto que las partidas presupuestarias no parecen muy alagüeñas soy positiva. Hace casi 40 años que en el mundo bibliotecario se habla de una “inminente desapacición” de las bibliotecas y, todo lo contrario, se han seguido abriendo. Lo que está claro es que son los profesionales bibliotecarios los que hacen que las bibliotecas continúen funcionando, evolucionando y reinventándose. Creo que son el futuro claramente. Cada vez hay más desigualdades sociales por lo que las bibliotecas van a ser uno de los referentes  imprescindibles culturales y educativos para la sociedad.

8. ¿Cómo definiría a la Biblioteca perfecta? 

La biblioteca perfecta es aquella que llega a todas las personas. Ya sea para consultar un dato específico, leer el periódico o asistir a una presentación de un libro. Todo es válido. Siempre estamos pensando en cómo llegar a los usuarios potenciales, pues lo ideal sería que todo fueran  usuarios reales. Llegar a un punto en que la sociedad tuviera a su biblioteca municipal dentro sus rutas habituales semanales. Conocerla, contar con ella y utilizarla. En ese momento la biblioteca habrá conseguido su misión final.

9. ¿Qué actividades o proyectos desarrollábais en vuestro centro? 

En la Oficina de Asuntos Europeos ofrecíamos charlas y talleres formativos sobre el ámbito europeo. A nivel particular, como documentalista y coordinadora de la Red de Puntos de Información Europeos de Cantabria, yo era la persona de contacto a la hora de buscar información relativa a algún tema del entorno europeo. Preparaba material para colegios y actividades infantiles así como para asociaciones y eventos culturales. Igualmente asesoraba e informaba a cualquier persona. También fui una de las personas encargadas de coordinar el EYE 2014 (European Youth Event) que se gestionó desde Cantabria

En la Biblioteca Central de Cantabria se llevan a cabo diferentes actividades de dinamización cultural y fomento de la lectura: clubs de lectura, club de cómic, actividades para la Semana Santa, Navidad, etc., exposiciones, proyecciones cinematográficas, talleres, presentaciones de libros, conferencias, etc. Si bien es cierto que los becarios podíamos asistir como cualquier otro ciudadano y no participábamos en la preparación de ninguna actividad o proyecto.

10. ¿Qué cualidades cree que debe cumplir un buen bibliotecario? 

Debe ser una persona apasionada y entusiasta de su trabajo. Si no te gusta leer, ni el cine, ni la música, difícilmente podrás asesorar a tus usuarios y acabarás realizando un simple trabajo técnico. Podrás tener toda tu biblioteca perfectamente catalogada y colocada pero los usuarios no requerirán de tus servicios, simplemente cogerán un libro y se lo llevarán en préstamo y para eso no es necesaria la figura del bibliotecario.

Debe ser creativo. La vida de una biblioteca reside en las actividades que se realicen en ella. Ser innovador y apostar por nuevas formas de llegar a los usuarios hace de una biblioteca y su colección un ser vivo en constante evolución.

Y ser paciente y comprensivo. Se trabaja de cara al público y las bibliotecas suelen ser el refugio de muchas personas sin recursos. Sin techo que acuden para no pasar frío en invierno o asearse en los servicios, inmigrantes en busca de información y asesoramiento o personas en busca de compañía son solo algunos ejemplos de usuarios. Todos merecen el mismo tipo de trato y respeto.

11. ¿Cree que hay que fomentar la lectura entre los jóvenes? 

Sin duda alguna. Yo tengo 26 años y la mayoría de mis amistades no lee. Intentan estar informados pero la lectura no entra dentro de sus actividades de ocio. Es necesario un plan para evitar que los jóvenes y los niños pierdan el hábito de la lectura y que no se alargue mucho esta situación. Para poner un ejemplo, el curso pasado me apunté en el club de Lectura y Oralidad de la Universidad de Cantabria. Yo era la persona más joven y no había ni un solo estudiante de la Universidad. Esto da qué pensar.

12. ¿Se ha creado un estereotipo erróneo en torno a la figura de la Biblioteca y del bibliotecario? 

Creo que las nuevas tecnologías están rompiendo ese estereotipo. Aunque es cierto que la gente aún se sigue sorprendiendo cuando les cuento a qué me dedico, las labores de community manager por ejemplo (si se hacen bien) en twitter y Facebook hacen que la biblioteca sea algo más cercana y, por lo tanto, la figura del bibliotecario parezca mas natural. Un buen ejemplo es la Biblioteca Pública de La Rioja. Desde el momento en que la biblioteca dejó de ser un lugar para custodiar libros, la figura clásica de bibliotecaria dejo de existir. Sin duda, la señora de gafas y moño está pasando a la historia.

13. ¿Mejoraría algo en el sistema bibliotecario? 

Sin duda haría que fuera obligatorio un título profesional sobre biblioteconomía o documentación para trabajar en una biblioteca. Es sumamente necesario, tanto para evitar el intrusismo (ahora que existen títulos universitarios oficiales no tiene sentido) como para tener a profesionales cualificados al frente de los centros.

También daría un empuje a las bibliotecas rurales, dotándolas de una mayor partida presupuestaria, más profesionales y, en muchos casos, automatizándola.

14. ¿Tiene presencia la Biblioteca en la que usted trabajaba en redes sociales? 

La Biblioteca Central de Cantabria tiene presencia en las redes sociales pero, según mi criterio, escasa. Sería necesario hacer un giro de 180º y establecer una marca con una fuerte presencia en las redes sociales. De este modo podría llegar al público más fácilmente (sobre todo a los jóvenes) y realizar la labor de captación y atención ciudadana que se espera.

15.¿Qué piensa del libro electrónico? ¿Acabará con el formato en papel? 

Sin duda no acabará con el papel, si lo fuera a hacer, el libro tradicional ya habría desaparecido. Creo que es un muy buen soporte para evitar el peso y la aglomeración de volúmenes pero es sólo eso. Al igual que se puede leer en un libro electrónico también se puede hacer en un portátil o Tablet (salvando las distancias de la tinta electrónica y el brillo).

16. ¿Alguna anécdota que contar?

Tengo varias pero, sin duda, me quedo con un señor bastante mayor que acudió a mi mostrador cuando yo estaba haciendo las prácticas de la carrera. Me preguntó si yo podía decirle qué significaba la palabra friki ya que él no la encontraba en el diccionario. Después de explicárselo y apuntárselo en un papel en letras mayúsculas y bien grandes siempre venía a saludarme en cualquiera de los mostradores o sucursales en el que yo estuviera.

17. ¿Qué piensa de Alquibla https://www.alquiblaweb.com, como página de difusión de la cultura?

Según conocí la existencia de Alquibla me pareció una idea increiblemente buena y necesaria. Después de recorrer todos los rincones de la página he de señalar que me gusta tanto el diseño como el contenido. Bien estructurado y organizado por categorías y cronológicamente (como nos gusta a los bibliotecarios). Me parece muy interesante, tanto las noticias que aparecen en la página de inicio sobre la actualidad cultural como la pestaña “Lo que opinan”, una iniciativa muy novedosa.

Creo que es un proyecto muy bonito y que con trabajo seguirá dando buenos frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.