Teatro alicantino (1922-1926)

El año 1922 señala el fallecimiento de Miguel Soler. Este gran actor nació en Alicante el 29 de septiembre de 1851. Recibió las primeras enseñanzas musicales del maestro Adolfo Fons y, desde muy joven, se dedicó a la zarzuela, en cuyo género llegó a ser eminente bajo y actor. En la temporada 1883-84 y a propuesta del escritor Miguel Ramos Carrión, el gran alicantino dirigió la compañía lírica del Teatro Apolo de Madrid en la que destacaban Elisa Zamacois, Dolores Cortés de Pedrol y Almerinda Soler Di-Franco. A partir de entonces, Miguel Soler visitó entre aplausos, los más importantes teatros españoles.

Teatro alicantino (1922-1926)

A su muerte, otro gran actor alicantino Ricardo Pastor dijo: <<Era un grande de la escena; un ilustre alicantino. Algo del alma del pueblo que le vio nacer: evocación evidente de un pasado glorioso: la más alta, genuina representación de la casi extinguida estirpe de los artistas de la clásica zarzuela grande>>.

Haciéndose eco del unánime sentimiento popular, nuestro Ayuntamiento en Corporación procedió, el 6 de diciembre de aquel año a  descubrir el rótulo que cambió el nombre de la calle de los Ángeles por el de Miguel Soler.

Anuncios

También en 1922 fallece a los 72 años de edad el que fue aplaudido bajo alicantino Francisco Martínez Salazar.

Anuncios

Formando parte del elenco de Pedro Barreto, nuestra tiple Isabel Barberá cantó El Niño Judío en nuestro primer coliseo. Sus éxitos se renovaron al siguiente año tanto en el mismo escenario como en el de España.

Anuncios

Teatro alicantino (1922-1926)

El 21 de agosto de 1925 hace su aparición escénica La Farándula cuadro artístico, dirigido por Juan Elices Henares, perteneciente a la Sociedad Curro Alamares. El acto se realizó en el Monumental escenificándose a favor de Cruz Roja, El Contrabando y Los Gavilanes.

Anuncios

En el certamen nacional de zarzuelas en 1922 fueron premiadas las siguientes de autores alicantinos: El hechizo del Sultán, de Alfonso Navarro Casanovas, a la que, posteriormente, le puso música el maestro Alonso, Pues señor, éste era un rey, de Enrique Povedano y Las hijas del Rhin de Gonzalo Cantó.

Al año 1922 corresponde la apertura del Maravillas nuevo salón de espectáculos, sito en la Rambla de Méndez Núñez números 27 y 29.

Anuncios

El Teatro Principal en la Historia de Alicante (1847-1947), Vicente Ramos

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: