www.alquiblaweb.com

Hoy entrevisto a Ana María Lenardi bibliotecaria escolar en Argentina que viene a hablarnos de las tareas que realiza en su biblioteca.

1.- ¿Quién es Ana María Lenardi y cuál es su profesión?  Desde el punto de vista profesional, una bibliotecaria que estudió en la Biblioteca Nacional de Bibliotecarios y que trabajó en la biblioteca de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires, donde me desempeñé como Coordinadora del Grupo Temático en Salud Mental, e integré el Consejo Consultivo de la BVS psi en Argentina. Participé como panelista en las Jornadas de Salud Mental y Escritura, convocada por la Red de Centros de Información y Bibliotecas de Salud Mental, también realicé charlas en el Hospital Alvear, a pedido de CIBISAM, con el fin de guiar y capacitar a profesionales de la salud, en la búsqueda de información en base de datos, organicé charlas sobre literatura gris y propiedad intelectual en Argentina.  Con el tiempo sentí necesidad de ejercer la docencia desde el ámbito escolar y actualmente trabajo en bibliotecas escolares, de nivel primario y medio. Durante ese período estudié y me recibí de Guionista de Radio y TV en el ISER. Actualmente curso la Licenciatura en Artes Visuales en la Universidad Nacional de la Artes. En mi vida personal, soy una persona creativa y apasionada, me gusta aprender, compartir, construir, trabajar en equipos (más colaborativos que competitivos) Me gusta practicar deportes, y disfrutar de la vida en familia. Desde un punto de vista filosófico diría que soy idealista. Mi alquibla es la naturaleza. Desde ahí focalizo todo lo demás.

Me gusta escribir, hace unos años participé en un concurso organizado por el Ministerio de Educación, llamado “Docentes Fantásticos” y salió seleccionado uno de mis cuentos, que integra la antología antes mencionada. Cuando estudié en el ISER, tuve la oportunidad de coordinar y producir, como estudiante, con colegas locutores, varios posdcast con guión propio. Siempre comparto lo que aprendo en mis prácticas bibliotecarias, a la hora de llevar adelante un proyecto.

2-. ¿Qué cargo ocupa en la Biblioteca en la que trabaja? Ocupo el cargo de bibliotecaria escolar

3.- ¿Qué funciones desarrolla en su lugar de trabajo? Dentro de las funciones básicas de biblioteca, administro y organizo las colecciones. Atiendo consultas, realizo procesos técnicos: catalogación y clasificación del material que luego se ordena en las estanterías para dar comienzo a la etapa de circulación o préstamo. Propongo proyectos con temáticas transversales.

4.- ¿Cree que el trabajo de bibliotecario es vocacional? Como cualquier trabajo, puede ser vocacional en algunos casos y en otros no. Personalmente, ser bibliotecaria no es mi vocación, pero me gusta mi profesión y disfruto de ejercer la docencia desde ese espacio, compartiendo, comunicando, proponiendo proyectos, ideas y lo hago con compromiso.

5.- ¿Qué fondos y servicios podemos encontrar en su Biblioteca y qué destacaría por encima de todos? El fondo bibliográfico está conformado por material educativo para alumnos y personal docente, material de lectura para el nivel correspondiente al área educativa. La biblioteca ofrece servicio de préstamo domiciliario e in situ. Servicio de referencia rápida. Diseminación selectiva de la información, alerta de novedades, a fin de informar sobre nuevos ingresos que se encuentren disponibles para el circuito de préstamo y búsqueda de información para docentes. Servicio de formación de usuarios, donde se programa la visita de los cursos, acompañados con el docente a cargo, para llevar adelante un recorrido que tiene como fin orientar a los usuarios en el uso de los espacios y en la búsqueda de información para incentivar el uso de los espacios en forma autónoma.

Como toda biblioteca, la escolar también está conformada por un fondo bibliográfico distribuido en distintos sectores que responden al tipo y temática de los contenidos para la educación media. Para los lectores que no conocen, estos espacios son: sector de referencias (donde encontramos diccionarios, enciclopedias, atlas, directorios, guías, etc.) Hemeroteca (donde encontramos publicaciones periódicas o seriadas, que incluyen: diarios, revistas, boletines, etc.) La sala de lectura (donde están todos los libros de distintos géneros literarios que, como le digo a los chicos, “pueden leerse de corrido y no son para consulta”. Es en la sala de lectura donde se lee y se estudia, también) Mapoteca (donde están los mapas geográficos, históricos, del cielo, cartas de navegación, husos horarios, planos, etc.) Videoteca (películas, series, documentales, todo lo audiovisual) Ludoteca (espacios lúdicos donde encontramos juegos como ajedrez, juegos de memoria, de estrategia, rompecabezas, etc.) En 2018 estaré trabajando en el blog de biblioteca, donde abriré un sector de material online, que será nuestra biblioteca virtual, la que contará con libros digitales y audiolibros seleccionados. Con respecto a qué sector destacaría, creo que todos son importantes, pero como me piden que destaque uno, elijo la sala de lectura.

6.- ¿Cualquier persona puede acceder a esa Biblioteca? ¿Qué hace falta para hacerse socio o consultar sus fondos?  Teniendo en cuenta que se trata de una biblioteca escolar, los usuarios que pueden acceder son todos aquellos que formen parte de la comunidad educativa, alumnos, padres, docentes y personal auxiliar no docente.

7.- ¿Cómo ve el futuro de las Bibliotecas en España? ¿y en Latinoamérica? Creo que futuro de las bibliotecas, tanto en España como en Latinoamérica es favorable, teniendo en cuenta que en los últimos años los fondos bibliográficos han crecido satisfactoriamente, y que las colecciones brindan una amplia gama de propuestas para el lector; las nuevas bibliotecas se adaptan a las demandas tecnológicas, al tiempo que ofrecen una gran variedad de servicios para sus usuarios. Tal vez las bibliotecas, con algunas gestiones que no gestionan, a veces, se sientan algo solas con respecto al apoyo institucional, pero eso nunca modificó su existencia ni la labor de los colegas. La biblioteca es un espacio que, en mayor o menor medida, siempre existirá. Cuando pienso en ellas, pienso en la época de los libros en miniatura, ellos viajaban de mano en mano sin ser vistos en ocasiones, pero estaban siempre y un “viva la pepa” está siempre guardado en el corazón de los lectores, por eso los libros resucitan del fuego y surgen de las cenizas a lo largo de la historia. Nosotros solo contribuimos a seguir embelleciendo la propuesta que el usuario ya busca por si solo.

Por otro lado, cada vez hay más bibliotecas dentro de las áreas de investigación médica, en educación y humanidades en general, que colaboran para forman catálogos colectivos online con acceso al público. También van apareciendo bibliotecas virtuales con material no convencional de profesionales de diversas áreas, con revistas, etc.,como Scielo o el portal Medline, entre tantas otras que permiten al público ser usuario de sus páginas. Cada año se crean nuevos tipos de bibliotecas, itinerantes, de aula, gabinetes de lectura; es decir, la biblioteca es una entidad cambiante, que muta según la necesidad, que se apaga al tiempo que otra se enciende, como las estrellas ¿alguien imagina un cielo sin estrellas, para siempre? La población en general, sean o no lectores frecuentes, conocen el valor de las mismas, para los que estudian e investigan en sus entrañas, son un inmenso tejido conectivo, que contiene en su estructura, un elemento fundamental para el resguardo de la cultura con la misión de difundir la información. Para los que la organizan, preservan, restauran, administran y difunden su contenido, las bibliotecas son neuronas de un inmenso cerebro plurilingüe y pluricultural. Por eso creo que el futuro de las bibliotecas no corre peligro alguno y que, sumado a eso, los colegas hacen un excelente trabajo para estar al día y ofrecer servicios variados que invitan a los potenciales usuarios, al menos a empezar curioseando, para luego sentirse más comprometidos con el uso y el cuidado que esos espacios requieren.

8.- ¿Cómo definiría a la Biblioteca perfecta? Una biblioteca tiene como base, el estar bien organizada. La organización de cada biblioteca es como un sistema de feng shui, su fin es que los espacios creen una energía positiva que logre estimular a aquellos que hacen uso de la misma. La forma de orientar los espacios, la buena señalización para favorecer la búsqueda y la presentación de la biblioteca en general, invita a ser utilizada. Una biblioteca perfecta es una biblioteca agradable que brinda variedad y comodidad.

9.- ¿Qué actividades o proyectos desarrolláis en vuestro centro? Dentro del espacio de biblioteca desarrollo actividades diversas, como talleres orientados en formación ética y ciudadana, que incluyen contenidos temáticos transversales para favorecer la promoción de lectura, la creación individual y grupal de contenidos, en múltiples formatos. El fomento del cine nacional y del cine internacional con contenido en valores, talleres de radio con creación de contenidos radiales realizado por los alumnos.

10.- ¿Qué cualidades cree que debe cumplir un buen bibliotecario? Debe ser comprometido, analítico, desarrollar empatía, estar abierto al conocimiento y al intercambio del mismo, pero también aprender a decir no sé y tener la capacidad de movilizarse con interés de acompañar en la búsqueda al usuario, con habilidad investigadora.

11.- ¿Cree que hay que fomentar la lectura entre los jóvenes? En la actualidad es importante fomentar la lectura entre los jóvenes. En las escuelas, esa tarea está muy bien desarrollada por los docentes de literatura. El bibliotecario acompaña y/o propone actividades en biblioteca para tal fin.

12.- ¿Se ha creado un estereotipo erróneo en torno a la figura de la Biblioteca y del bibliotecario? Creo que sí, sobre todo con respecto al rol del bibliotecario. El rol del bibliotecario ha cambiado a través del tiempo. Es importante tener en cuenta que antiguamente el bibliotecario se encargaba de preservar los manuscritos, y durante la Edad Media, era quien rescataba y protegía bajo custodia eclesiástica, los escritos de la antigüedad clásica. Con el tiempo, dentro del contexto de la revolución industrial, esa custodia, fue censurada por aquellos que defendían la importancia de facilitar el acceso a la información, concepto totalmente arbitrario para el Medioevo, porque más allá de que la población era incapaz de leer los textos, por ser analfabetos en su mayoría; los libros, por su valor, debían ser fuertemente protegidos para su preservación. Cabe destacar que aún en el auge del Renacimiento, no serían los bibliotecarios, los que levantarían la bandera del acceso a la información, sino los libreros, editores e imprenteros. Recién en la modernidad, el bibliotecario abre los candados y los grandes cerrojos que preservan y conservan los libros para empezar a compartir aquellos contenidos que ya podían ser leídos, comprendidos y compartidos; dejando el rol de guardianes, que debían tener en esos tiempos. El bibliotecario que hoy no logra adaptarse a esos cambios, queda atrapado en el estereotipo erróneo del bibliotecario guardián, frente a los ojos del usuario y en general, también sucede que, mucha gente, por desconocimiento cree que, aún en la actualidad, los bibliotecarios siguen caminando lentamente por pasillos oscuros, haciendo sonar su manojo de llaves, entre las rejas, a las que no se puede acceder sin pasar por los colmillos de Cerbero. No está de más aclarar aún existen bibliotecas que responden a las viejas costumbres por un tema lógico, poseen colecciones muy antiguas y obviamente no pueden abrirse al público de la misma forma que el resto, pero salvando las excepciones, en general, los estereotipos son el resultado del desconocimiento, del no acercamiento, de la falta de contacto y vinculación por parte del que incurre en la estereotipación. Por eso es importante que el bibliotecario sea abierto para invitar y motivar a los portadores de ese pensamiento prejuicioso, a conocer la tarea profesional y humanitaria de los bibliotecarios, quienes colaboran diariamente en el desarrollo de colecciones y de espacios que favorecen la investigación, la gestión, la comunicación, la difusión, el ejercicio de la docencia en prácticas didácticas, la promoción de lectura con diversos fines y la práctica profesional dentro de múltiples ejercicios y labores.

13.- ¿Mejoraría algo en el sistema bibliotecario? Sí. Propondría charlas de capacitación para motivar a los trabajadores de oficio que están actualmente desempeñándose en bibliotecas, sobre la importancia de estudiar la profesión para estar a la altura de los requerimientos de las instituciones actuales. Y a los profesionales, ya recibidos, motivarlos a mantenerse actualizados para mejorar el servicio en todas sus áreas. Para finalizar, es importante, dentro de las jerarquías existentes en nuestros puestos profesionales, también fomentar el respeto hacia los profesionales de todas las áreas de servicio, ya que ninguna puede desarrollarse sin la intervención de la otra. Por tal motivo es importante el cuidado y el respeto de los colegas profesionales que se desempeñan en cada área. Esa valorización del profesional favorecería al sector en general para que más personas quieran estudiar la carrera de bibliotecología. Que si bien es una carrera puramente técnica, en su estudio; abre diversas puertas dentro del ámbito cultural, durante el desarrollo de la práctica, que permiten al profesional acrecentar su cultura y motivar a otros.

14.- ¿Tiene presencia la Biblioteca en la que usted trabaja en redes sociales? Sí, principalmente en Facebook y YouTube

15.- ¿Qué piensa del libro electrónico? ¿Acabará con el formato papel? Es una pregunta muy interesante, es la gran incógnita, sobretodo de los editores, pero pensando en la tecnología de hoy se puede creer que el libro electrónico es un recurso necesario que no acabará con el formato papel. Empecemos pensando en el formato solamente, personalmente creo que el libro electrónico es un formato familiar que se consume bastante actualmente y que ofrece la posibilidad de interactuar de otra forma con el libro. Para analizar el comportamiento de los usuarios, habría que comparar lo que sucede en otras áreas de las artes. Si pensamos en la música, podemos ver que la aparición del CD no terminó con la existencia del disco de vinilo ni del cassette, es más, hoy muchas personas compran, utilizan y coleccionan los últimos mencionados, a pesar de tener a su disposición cantidad de audios que pueden descargarse con facilidad, en forma gratuita de la web.

Si pensamos en el cine, veremos que la película a color no hizo desaparecer la filmación en blanco y negro, sino que le abrió un espacio especial dentro de los recursos narrativos del cine. Si nos centramos en el formato papel como objeto material, podemos pensar en el arte de la fotografía, hoy día el formato digital no reemplaza la impresión en papel sino que la acompaña. Lo digital, aún, no tiene la capacidad de garantizar perdurabilidad en el tiempo. Es como cuando nos cansamos de usar encendedores que no sabemos cuándo dejarán de funcionar y a la hora de reemplazarlos, volvemos al tradicional fósforo, inventado hace dos siglos atrás. No dejaremos de usar los encendedores (son más prácticos) pero siempre tendremos en cuenta al viejo amigo de madera. De la misma forma, nuestro viejo amigo de papel (el libro) nos acerca fielmente el fuego de Prometeo, en su forma clásica, tan clásica como las historias que conforman los mitos. Digo, que, si alguien va a emprender un largo viaje para vender un libro misterioso como en el cuento de Borges “EL libro de Arena” y ese alguien, tuviera que elegir entre los distintos formatos existentes para emprender su viaje, creo que sin dudarlo, su elección sería el papel. Lo difícil de responder es si el formato papel se seguirá imprimiendo en la misma cantidad que hoy, tal vez no. Pero dejar de existir, no creo.

16.- ¿Alguna anécdota que contar? Muchas, pero voy a elegir una relacionada a nuestra tarea técnica. Cuando ingresé a primaria, tuve la loca idea de crear un sector que respondiera a la forma de búsqueda de los niños pequeños. Los espacios de las bibliotecas pueden estar estandarizados pero no su presentación frente a los usuarios porque cada biblioteca es un mundo, el mundo se crea según sus habitantes, los usuarios. Las jerarquías no estaban de acuerdo con la tarea y debido a mi perseverancia en la forma de llevar adelante la práctica, logré que fuera aceptada al fin. Aunque, por su silencio, creo que no fue valorado por dichas jerarquías, en cambio los alumnos estaban felices del cambio. Fue un trabajo que sirvió para que ellos se acercaran más a las estanterías como usuarios independientes; y lo logré. Para eso cree un sistema de organización adaptada para los pequeños, un sistema de cajas que permite a los niños identificar perfectamente la signatura topográfica de los libros y participar en el orden de la biblioteca, favoreciendo el compromiso de los mismos con respecto al uso, cuidado y orden de los materiales. Siento que fue un buen aporte para la comunidad, que permitió la participación de los usuarios en el mantenimiento de la biblioteca y un espacio destinado a la formación de usuarios, aparte de ofrecer una alegre y cálida bienvenida a los pequeños curiosos de primer ciclo, que aprendían y fijaban el abecedario cada vez que debían buscar un nuevo cuento para leer y a los de segundo ciclo que aprendían a buscar por números según su idioma. También favoreció a los docentes, que encontraban más rápido los libros que buscaban y a la vez mejoró nuestra tarea a la hora de comprobar devoluciones a fin de año y en la tarea de proceso técnico de los mismos, sin necesidad de quitarlos del circuito de lectura.

17.- ¿Qué piensa de Alquibla como página de difusión de la lectura? Me parece interesante, un proyecto editorial ingenioso, una puerta para que los profesionales puedan compartir sus experiencias y otros puedan leerlas. Desde mi posición de lectora, propondría que desde sus conocimientos de historiadora, pudiera abrir un sector contando la historia de las bibliotecas desde una mirada bibliotecológica, los bibliófilos a través de la historia, los exlibris y sus casas, etc. Creo que sumaría positivamente a una página que está muy bien elaborada.

A continuación comparto algunos links, que selecciono entre tantos para compartir con ustedes los audios del proyecto radial y los videos de formación de usuarios en biblioteca de nivel primario.

Proyecto radial: las voces de los chicos http://proyectos7de9.blogspot.com.ar/

Proyecto de lectura, dibujo y narración: la divina comedia  http://ladivinacomediaproyecto.blogspot.com.ar/

Este link es para escuchar la producción radial con mis colegas del ISER con guión mío. No es de lo mejor porque es mi primera experiencia pero muestra mi estilo de escritura.

Mitos y Leyendas http://radiodesencontrados.blogspot.com.ar/

Entrevista con Ana María Lenardi, bibliotecaria escolar en Argentina
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eva María Galán Sempere .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies