La división de palabras en el texto

La división de palabras en el texto

Debido a que las palabras no caben  enteras, por lo general, en una línea, deben dividirse, operación que en lo tipográfico está regulada por unas normas a causa de las irregularidades a que daría lugar en caso contrario.

La división de palabras en el texto

  • No se dividen las voces de solo cuatro letras: co-mo, da-do, al-go, etc. salvo en medidas muy cortas. A este respecto, las palabras de cuatro letras entre las que se halle una doble (ch, ll, rr) podrán dividirse normalmente. Las palabras de cinco letras se pueden dividir, pero en medidas largas (más de veinte cíceros) no estará permitido dividir palabras como li-bre, fi-bra, par-ti, en la sque entra una sílaba compuesta de letras muy estrechas. La sílaba fi no puede quedar al final de línea si está fundida en una pieza; para ello sería necesario separarlas como letras independientes: efe e i: fi
  • No se pueden separar dos vocales: influ-encia, cre-ador, aci-ago, etc. Sin embargo, las palabras compuestas se partirán precisamente por las vocales cuando éstas sean la última y la primera de las dos palabras simples que la forman: norte-americano, contra-orden, veinte-ocho, etc.
  • Los compuestos de prefijo y sustantivo pueden dividirse en sus elementos compositivos (división etimológica): des-aparecer, in-apropiado, nos-otros, o bien por sílabas (división silábica): de-sa-parecer, ina-propiado, etc.
  • Se procurará no dividir las palabras simples por una sílaba donde haya r: cole-rico, ma-reo, etc. La rr como letra doble es indivisible, pero deberá evitarse, en cuanto sea posible, que quede a principio de línea: ca-rretera, desa-rrollo, etc. ello por antiestético. La división de palabras en el texto
  • Se evitará aquellos casos en que, por efecto de la división queden a final o principio de línea dos sílabas iguales seguidas: que que-ría, poner-me, medio kilo, al ver-le le dijo, etc.
  • Son inadmisibles las particiones de las cuales resulte una palabra malsonante o fea: ano-dino, acadé-mico, caca-huete, falo-pio.
  • Son asimismo inadmisibles aquellas divisiones de las que resulte una frase cuyo sentido sea contrario a lo que se trata de decir o al sentido común: fór-mulas de la Administración, es-timado por sus amistades, etc.
  • Después de punto y seguido, en medidas largas no suele dejarse a fin de línea una sílaba que tenga menos de tres letras: todas las vocales (incluida la y) y palabras como él, la, lo, si, úl-timo, ní-tido, etc.
  • En medidas menores de veinte cíceros con tipos de los cuerpos 8,9, y 10 pueden tolerarse cuatro divisiones o signos cualesquiera seguidos particularmente en aquellos casos en que la solución para evitar la conjunción de signos a final de línea es peor que la irregularidad misma. En medidas superiores a veinte cíceros el máximo que se permite en todos los casos es de tres divisiones seguidas.

PROHIBICIONES ESPECIALES EN LA DIVISIÓN DE PALABRAS

  • Las abreviaturas no deben dividirse ni aun en el caso de que consten de más de dos sílabas. Esto vale también para las siglas. Hay quien escribe ciertas siglas con minúscula (mal hecho): Renfe, Unesco, etc. en cuyo caso la división de estas voces no sería incorrecta
  • La línea final de un párrafo no puede tener menos de cinco letras en medidas cortas y siete en medidas largas sin contar el punto o puntuación que le corresponda.
  • Según algunos autores, la letra t es inseparable de la l, al menos en voces de tipo americano. Hay otras palabras que presentan problemas al efectuar su división a final de línea, como arzobispo, península, desechar, desarrollar, etc. que son analizadas en su lugar alfabético correspondiente de la segunda parte de la obra.

(Diccionario de tipografía y del libro. José Martínez de Sousa. Madrid: Paraninfo, 1981)

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.