Museo de Medallística “Enrique Giner”

Museo de Medallística "Enrique Giner"

La ermita de San Miguel, más conocida como “el Fort”, fue construida entre 1752 y 1757 por deseo y a expensas del Marqués de Nules, para sustituir aquella que, a mediados del siglo XV, había mandado construir Francesc Gilabert de Centelles, señor de la Baronía de Nules.

Museo de Medallística “Enrique Giner”

De la construcción original solamente se conserva la capilla central. De planta heptagonal en su exterior y circular en su interior, es uno de los pocos ejemplos del barroco desornamentado, antecedente de la arquitectura neoclásica, que se conserva en la zona.

La ermita está atribuida al importante arquitecto valenciano Antonio Gilabert y está documentado que en la construcción de la misma participaron los Pujante, maestros de obra de Nules; en su día albergó un importante retablo barroco obra de Francisco y de Ignacio Vergara.

En 1808, fue ocupada por el general Suchet, quien la utilizó como fortín de las tropas napoleónicas, por cuyo motivo se la conoce como “el Fort”.

En el año 1988, fue adquirida por el ayuntamiento de Nules.

El día 15 de abril del año 1989, en el Salón de Plenos del Ayuntamient de Nules, fue firmado el documento del legado por el cual el escultor Enrique Giner cedía a su villa natal una serie de esculturas representativas de su obra, los útiles de trabajo, una colección de dibujos y bocetos, su correspondencia profesional y la práctica totalidad de los modelos de las más de cien medallas qe a lo largo de su vida había creado.

De 1990 a 1994 fue restaurada, según proyecto de Francisco Grande e Ignacio Gil-Mascarell, adaptándola para sede del Museo de Medallística “Enrique Giner” y del Archivo Histórico de Nules. Museo de Medallística "Enrique Giner"

El día 10 de junio de 1995, sobre la base del “Legado Giner” se inauguró el Museo, dedicado monográficamente al arte de la medalla.

Enrique Giner Canet: Nules 1899 – Valencia 1990.

Nació en Nules (Castellón), el 20 de julio de 1899.

Estudió Bellas Artes en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de San Carlos de Valencia.

Perfeccionó estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Desde 1934 hasta 1972 fue catedrático de la Escuela de Bellas Artes de Valencia.

En 1973 fue nombrado Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, en la que ocupó el cargo de Secretario; siendo nombrado, en 1983, Académico de Honor de la misma.

Su sólida formación académica hizo de el un excelente escultor, en cuya obra cabe destacar el perfecto estudio de la anatomía, la belleza compositiva y la fuerza expresiva de los volúmenes. Sin embargo es en el dominio del arte de la medallística donde destaca como una de las principales figuras de la España contemporánea.

Entre sus obras cabe remarcar las medallas conmemorativas de: I Centenario de Goya, IV Centenario de Luis de Vitoria, Juegos del Mediterráneo, Medalla para el Premio de las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, Real Academia de Farmacia de Madrid, Milenario de Castilla, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, IV Centenario de Cervantes, Milenario del Tribunal de las Aguas, VII Centenario de la muerte de Jaime I.

Las colecciones

La colección base está constituida por el legado del escultor Giner a su villa natal: medallas. esculturas, instrumentos de trabajo, bocetos, correspondencia profesional, etc. A dicha colección se han unido obras adquiridas por el Ayuntamiento de Nules, así como las procedentes de donaciones; entre estas útimas cabe destacar la colección de medallas militares donada por Don Ricardo Pardo Camacho.

El museo posee también una importante colección de escultura, obras de compañeros y alumnos de E. Giner, y que han sido donadas por sus autores, como Carmelo Vicent, Octavio Vicent, Esteve Edo, Manuel Silvestre, Pepe Gozalbo, Amparo Tuset, Vicente Ferrero y Perelló la Cruz. Entre las obras expuestas cabe destacar: Alegoría a la música profana y a la música religiosa, Aguadoras, y Niña leyendo, ganadoras de las medallas nacionales de escultura de los años 1948, 1954 y 1968, respectivamente.

En Febrero del año 1988 la Diputación Provincial de Castellón donó al museo las esculturas Séneca, de Francisco Viciano; Fauno y Alegoría a la aviación civil de J. Btª. Adsuara, y Aguadora, de T. Colon.

En el año 2004, el escultor Vicente Perelló La Cruz entregó su legado Las siete palabras, compuesto por dieciocho esculturas y treinta dibujos preparatorios.

Mediante otras adendas, la útima a inicios del año 2008, incrementó su legado con la totalidad de las esculturas-modelo para Las siete Palabras, un conjunto de sus obras de temática musical, con los respectivos dibujos preparatorios, y una selección representativa de toda su obra, que abarca desde sus primeros años de creación hasta la actualidad; entre estas últimas hay que resaltar los estudios boceto que realizó impactado por los atentados del 11-M.

Desde 2005 también forma parte de la colección el Legado Marteu-Ruiz, por el cual el museo tiene una importante representación de esculturas de Ramón Mateu.

Y los últimos legados agregados a la colección del museo , el Legado Esteve Edo y Vicente Ferrero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.