El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia

El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia y Arqueología por Enrique Gandía Álvarez

DESCRIPCION DEL CASTILLO DE CULLERA

El Castillo de Cullera en la situación que ocupa en la actualidad, es en su origen una construcción de época califal (siglo X), erigida por el Estado cordobés para el control y defensa del territorio, especialmente de la zona litoral y desembocadura del río Júcar.

El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia y Arqueología por Enrique Gandía Álvarez

El castillo pasó a manos cristianas poco después de la conquista de la ciudad de Valencia en 1238. Perteneció a la Orden del Hospital, y en el siglo  XIV, durante la guerra de los dos Pedros,  parece que una buena parte del mismo se derribó y volvió a construirse, sufriendo un largo periodo de decadencia y abandono posterior que duró hasta el siglo XVI. Fue entonces cuando se “moderniza” el castillo y se construyen una serie de baluartes y revellines, reforzando lienzos de muralla con alambores y disponiendo artillería en diferentes torres. Todas estas obras, junto a la construcción de las torres vigía del litoral, el refuerzo de la iglesia-fortaleza de la villa y la posterior construcción del recinto amurallado urbano, iban encaminadas a reforzar la defensa de la villa y el litoral frente a ataques y saqueos de la piratería. El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia

En el siglo XIX volverá a registrarse cierta actividad militar con la guerra del francés y posteriormente con las guerras carlistas, adaptando las defensas con la construcción de una serie de aspilleras, tanto en el lienzo occidental como en la Torre Major.

Pinche aquí

La presencia de un ermitaño que atendía la capilla de la Mare de Deu del Castell fue la causa de que el castillo se mantuviera más o menos en píe. Posteriormente, en la segunda mitad del siglo XIX se instaló una comunidad de frailes (Padres Franciscanos), construyéndose un santuario justo al lado del castillo.

Pinche aquí

El conjunto defensivo presenta una estructura tripartita, formada por varios recintos casi concéntricos, que responden a necesidades de cada momento. Estos son la Fortaleza, el Albacar Vell y el Albacar Segón.(Fig.1)

Pinche aquí

La Fortaleza:

Pinche aquí

El recinto conocido como La Fortaleza (Fig. 2, 3 y 4) se localiza en la zona más elevada de todo el conjunto defensivo. Está conformada, fruto de un largo proceso evolutivo, de destrucciones y construcciones, por una serie de elementos, torres y lienzos estructurados alrededor de un patio central. El recinto presenta una planta rectangular irregular, con los lados largos que se corresponden a la muralla occidental, mayoritariamente un muro  de época isabelina que exhibe ordenadas aspilleras, que se orienta al pueblo; y la oriental, que mira al mar.

Pinche aquí

Albacar Primer o Vell.

Pinche aquí

El Albacar Primer o Vell, así denominado para diferenciarlo del Albacar Segón o Inferior, se localiza en una amplia explanada adosado a la Fortaleza o Castillo, estando actualmente ocupado en gran parte por el Santuario de la Mare de Déu, construido en 1891-97 y otras construcciones anexas.

Pinche aquí

La cronología que se propone para este recinto es almorávide.

Pinche aquí
Pinche aquí

Restos y torres del Albacar Segón.

El Albacar del Castillo de Cullera es un gran recinto amurallado reforzado con diferentes torres, con un perímetro aproximado de 850 m. que engloba una superficie  aproximada  de 3,35 ha.

Las torres que se conocen en la actualidad son cinco, y de oeste a este, en sentido horario son: Torre Octogonal, Torre Desmochada,  Torre del Racó de Sant Antoni,  Torre Miranda y  La torre de la Reina Mora o de Santa Ana.

LAS INTERVENCIONES

A partir de la redacción y aprobación del Plan Director y siguiendo la planificación establecida en el mismo se fueron realizando la práctica totalidad de las actuaciones previstas. Las primeras fases se centraron en el recinto superior para pasar a intervenir posteriormente los restos del Segón Albacar.

En todas las actuaciones realizadas se ha trabajado conjuntamente con un equipo multidisciplinar compuesto por arqueólogos y restauradores que, previamente y en paralelo al desarrollo de los trabajos, realizaron importantes estudios y nuevas aportaciones que han servido para disponer de una actualizada y más completa documentación sobre los diferentes aspectos relacionados con la historia y construcción del castillo de Cullera.

Pinche aquí

Del mismo modo, la participación y asesoramiento de todo el equipo ha servido para reorientar algunas de las intervenciones previstas inicialmente. El carácter flexible del Plan ha posibilitado este tipo de actuaciones a la vista del interés patrimonial de los nuevos hallazgos.

Por tanto, además de recuperar los restos existentes conocidos, se han puesto en valor una serie de elementos considerados como hallazgos, que recuperan episodios importantes de la historia del monumento hasta ahora desconocidos. En este sentido cabría destacar la cubierta horizontal de la Sala de Armas apoyada sobre canes de piedra, el pasadizo cubierto de acceso a la fortaleza y barbacana, la existencia del segundo aljibe del patio de armas, recuperado en perfecto estado, etc.

Otro de los objetivos marcados a priori era la reutilización de parte de los espacios recuperados, de manera que en las diferentes fases se ha tenido en cuenta esta premisa, permitiendo compatibilizar la naturaleza monumental del conjunto con determinados usos de tipo socio-cultural. El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia

Para posibilitar estos nuevos usos se tuvieron que realizar actuaciones encaminadas a la adecuación de los accesos, la dotación de las instalaciones correspondientes, y la ubicación de aseos de público y otros espacios servidores necesarios.

LA REUTILIZACIÓN. EL PROYECTO MUSEÍSTICO: PLANTEAMIENTO Y RESULTADOS

El Castillo de Cullera es el elemento patrimonial que mayor atracción ejerce sobre la población, escolares o turistas. Los castillos son monumentos altamente visitados y su comprensión así como su valor intrínseco quedan, en muchas ocasiones, en entredicho por no disponer de los medios necesarios para ello. Las nuevas formas de “contar la Historia”, la aplicación de nuevas tecnologías y los nuevos criterios de museización se ponen al servicio de esta labor educadora y comunicativa.

Pinche aquí

En síntesis, podríamos decir que se trata de “vivir la historia” mediante una visita -real y virtual- a la fortaleza, con numerosas referencias a temas transversales como la geografía, la cultura, la “mediterraneidad”, la arqueología, el medievo y la Historia. Un discurso cronológico “vivo”, adaptado, divulgativo y educativo que de forma actual aúne modernidad y antigüedad, tecnología y arqueología.

Los Criterios básicos de museización de los elementos del patrimonio cultural propuestos han sido:

– Construir conocimientos. Este es el objetivo de la didáctica.

– El discurso verbal –oral o escrito

– Divulgar. Compartir y socializar el conocimiento a través de la información.

Pinche aquí

Las tecnologías de recreación virtual como la mejor herramienta al servicio de la divulgación.

– El rigor científico como substrato base de todas las acciones divulgativas y didácticas.

Temática y concepto del proyecto de museización del Castell  de Cullera:

Entrando en un nivel de mayor especificidad podemos decir que esta muestra presenta una línea temática que recorre desde la época Islámica hasta las Guerras Carlistas. La estructura temática de esta muestra expositiva tendrá los siguientes argumentos:

– La construcción del Castillo: técnica y función. Relaciones con el resto del sistema defensivo.

Pinche aquí

– Evolución del monumento: De torre-vigía defensiva a la conversión en castillo estratégico.

– La historia del castillo a través de los restos materiales y aqueológicos como testimonio de un pasado histórico asociado a la evolución del monumento.

Partiendo del planteamiento del castillo de Cullera como un elemento patrimonial de principal magnitud, en donde su puesta en valor supone un reto y una oportunidad para la ciudad, se planteó un Plan de Interpretación del castillo como un documento referente desde el punto de vista del uso y gestión del patrimonio cultural, sobre el que ha de gravitar el resto de los recursos del patrimonio cultural local. Concretamente, se planteó como un instrumento de referencia para la gestión y organización de los diversos itinerarios a realizar en los diferentes espacios del castillo y su entorno más vinculado. El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia

Por otro lado, y basándonos en esa importancia que tiene el Castillo de Cullera como un atractivo turístico de gran relevancia reflejo de la historia y la cultura del municipio, se ha rocedido a la articulación del siguiente programa bajo unos ejes básicos de conducción:

– Diversificación y dinamización de los espacios del castillo y aquellos espacios externos vinculados al recurso.

– Difundir valores educacionales y de fomento del conocimiento acerca del castillo y de Cullera en general.

– Puesta en valor del recurso y su entorno, así como de los valores locales actuales y tradicionales.

– Fomentar el desarrollo de actitudes, creencias y opiniones positivas encaminadas a la preservación y al respeto del patrimonio (Sensibilizar al visitante).

– Promover el compromiso de la comunidad a través del refuerzo de identidad cultural y social.

– Establecer políticas encaminadas a un adecuado uso del espacio, sin conllevar a un deterioro del mismo.

Los espacios interpretativos están entendidos como aquellos lugares de articulación de las visitas o de apoyo a las mismas, siendo zonas facilitadoras de contenido, así como de valor añadido.

Nuestra propuesta consiste en vincular a cada una de las zonas delimitadas para este proyecto – Capilla gótica, Patio de los Aljibes, Sala de Armas, Torre Blanca y Torre Mayor -, centros de interpretación o espacios interpretativos como ejes vertebradores. A su vez, estos espacios guardaran relación entre ellos mediante el planteamiento de una temática común consistente en la evolución de los sistemas defensivos desarrollados en Cullera (historia, funciones, cronología), con lo que finalmente, todo se relaciona con la historia del propio municipio.

CONCLUSIONES

Una vez consolidadas y restauradas las estructuras defensivas del castillo de Cullera, se han realizado una serie de actuaciones que tienen como finalidad su puesta en valor y reutilización de los espacios recuperados. Siguiendo la planificación y propuesta de usos definidas en el  Plan, Además de ser visitables y estar explicados, dichos espacios son capaces de incorporar nuevas funciones complementarias, compatibles con los valores patrimoniales intrínsecos del monumento. El Castillo de Cullera y el Museo Municipal de Historia

La posibilidad de visitar al Castillo y las exposiciones o actividades culturales que este alberga son fruto del interés del Ayuntamiento que mediante una amplia programación ofrece un abanico de oferta cultural a lo largo de todo el año destinada a todos los sectores de población.

Tras un periodo de más de tres años desde que se abrió de nuevo al público, se puede concluir que el elevado número de visitas que recibe el castillo son un indicador del interés de la población por el llamado “turismo cultural”.

BIBLIOGRAFÍA

Arciniega, L. (2003). Sistemas de defensa en Cullera: Castillo, murallas y torres. Ajuntament de Cullera.

AA.VV (2005). Actas del simposio Internacional de Arquitectura Fortificada: Conservación, restauración y uso de los castillos. Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León.

AA.VV. (2006). Carta de baños de la Encina para la Conservación de la Arquitectura Defensiva en España. I.P.H.E.

Ballart, J; Tresserras, J. J. (2008) Gestión del patrimonio cultural, ed. Ariel.

Bonet, Ll.; Castañer, X. y Font, J. (2009) Gestión de Proyectos Culturales: Análisis de casos, Ed. Ariel Patrimonio.

Climent,J. M., (2005). Plan Director de actuaciones en el Castell de Cullera y su entorno. Conselleria de Educació, Cultura i Esport.

Dernie, D. (2009). Espacios de Exposición, ed. Blume.

Piles, A. (1979) Historia de Cullera. Ajuntament de Cullera.

Rico, J.C. (2006). Manual Técnico de Museología, Museografía y Técnicas expositivas, ed. Silex.

Pinche aquí
Pinche aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: