Isaac Asimov (1920-1992), el visionario del futuro

Isaac Asimov (1920-1992), el visionario del futuro

Contra lo que muchas personas puedan pensar debido a su nombre, Asimov no es un escritor norteamericano de origen sino que su nacimiento se sitúa en la actual Rusia en el mes de enero de 1920. De padres judeo-rusos, su nombre real es el de Isaak Yudovich Ozimov, el cual terminaría por cambiar hacia una grafía y pronunciación más americana. Esta decisión se debió principalmente a que la relación que mantuvo durante toda su vida con su país natal fue más  bien inexistente ya que con tres años se mudaría desde Rusia a Nueva York. Asimov, que jamás aprendió a hablar ruso, creció en el barrio de Brooklyn y fue durante su infancia cuando tomó contacto por primera vez con la ciencia ficción. Desde muy joven sintió un gran interés por la escritura y con tan solo 19 años ya publicaba pequeños relatos en diversas revistas.  Isaac Asimov (1920-1992), el visionario del futuro

Isaac Asimov (1920-1992), el visionario del futuro

Sin embargo, su formación profesional no lo llevó por el campo de las letras sino por el de las ciencias. Asimov comenzó a estudiar bioquímica en la Universidad de Columbia con tan solo 15 años consiguiendo el título a los 19. Diferentes historiadores afirman que esta situación no habría sido posible sin que la madre de Asimov hubiese falsificado la fecha de nacimiento de su hijo para que pudiese acceder a la escuela un año antes de lo que estaba establecido. Sea como fuere, Isaac terminó sus estudios universitarios muy joven, por lo que decidió continuar formándose. Tras ser rechazado por las universidades neoyorquinas en el acceso a la carrera de medicina, Asimov decidió estudiar un posgrado en química, rama en la que conseguiría un doctorado en 1948. Apenas rozando la treintena y con varios títulos superiores bajo el brazo, Asimov comenzó a trabajar en la Universidad de Boston aunque alejado de las aulas. En 1958 la institución dejaría de pagarle sus honorarios, algo que a él no le preocupó demasiado pues para aquel entonces era capaz de mantenerse sobradamente con los ingresos que percibía de sus libros. Y es que durante toda su etapa de formación universitaria, Isaac continuó escribiendo y publicando sus trabajos. Estos escritos, al principio en forma de relatos cortos y más tarde bajo la denominación de novela, abarcaron especialmente el campo de la ciencia ficción, aunque también podemos encontrar diversas obras de misterio. Además, Asimov también publicó diversos trabajos de no ficción, generalmente ensayos de divulgación científica. Con todo, si por algo es conocido a nivel mundial Isaac Asimov es por sus obras de ciencia ficción. De hecho, es considerado como el padre de este género literario junto a Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein.

Al igual que Julio Verne en sus libros, en los que imaginó a sus personajes atravesando mares y océanos a través de un submarino o llegando a la luna, Asimov también planteó en sus escritos situaciones e inventos que con el paso de los años se han convertido en realidad. Así, lo que en el pasado fue considerado como algo digno de una mente creativa y soñadora a día de hoy se materializa como algo tangible. Entre sus predicciones más llamativas podemos destacar la creación de robots y su empleo para usos domésticos. Así, el escritor expuso en sus obras que en el año 2014 los seres humanos contarían con androides que los ayudarían en la realización de sus quehaceres diarios. Si bien es cierto que en la actualidad la tecnología no ha avanzado tanto como para que estos robots estén en los hogares de cada ciudadano, lo cierto es que sí existen robots que cuentan con estas características en fase de desarrollo. Es más, en los últimos años se ha trabajado especialmente en el campo de la Inteligencia Artificial (IA) para que estos robots sean capaces de tomar decisiones de forma autónoma y racional. Así, se han llevado a cabo diferentes experimentos para comparar la capacidad de estas máquinas frente a la inteligencia humana y los resultados han sido bastante favorables para las IA. Si en la década e los 90 la IA de IBM se quedó a las puertas de vencer al campeón de ajedrez Kasparov, el año pasado la IA Libratus consiguió superar a cuatro de los mejores jugadores del póker del mundo. La de Libratus ha sido una hazaña que ha marcado un antes y un después en la historia de las IA pues el póker es una disciplina especialmente complicada de llevar a la práctica por su alto grado de estrategia y la necesidad de saber interpretar los gestos del oponente, algo realmente complicado para un robot.

Anuncios

Además de la aparición de los robots, Isaac Asimov también predijo la llegada de internet y el cambio arrollador que éste traería para la sociedad así como la posibilidad de llegar a otros planetas. Por otra parte, el científico y escritor también adelantó que todas estas innovaciones traerían consigo una nueva epidemia mundial: la del aburrimiento. En base a esto, Asimov estimaba que para el año 2014 la de psiquiatra iba a ser la profesión del futuro.

Anuncios

Entre sus obras más importantes cabe destacar Fundación, el primer volumen de su saga más famosa: Primera Trilogía de la Fundación. Publicado en 1951, Fundación sitúa al lector en un futuro muy lejano en el que los seres humanos hemos tomado la totalidad de la galaxia. Curiosamente, el control de los entes que dominan y gestionan los diversos planetas ha caído en en manos de agentes corruptos. ¿A nadie le recuerda un poquito esta trama a la de Stars Wars?

Anuncios

Yo, Robot es otro de los grandes títulos del escritor. La obra ofrece una compilación de diferentes relatos que están unidos por su temática. En ellos Asimov ahonda en el avance de la tecnología y en los posibles problemas que pueden surgir al crear robots cada vez más inteligentes. Así, el escritor sienta las bases de las famosas tres leyes de la robótica. El personaje de Sarah Calvin se posiciona como hilo conductor de los relatos ya que es la protagonista de muchos de ellos. En estos escritos, Asimov incluyó términos como positrónico o robótica que se siguen empleando en la actualidad. La obra fue llevada al cine en 2004 por Alex Proyas con Will Smith como protagonista.

Anuncios

Otra de las obras del escritor adaptadas a la gran pantalla es El hombre bicentenario. Publicado en 1976 y perteneciente a la saga de los robots, el relato narra la historia de un robot doméstico que con el paso de los años va tomando consciencia de su propia existencia y del mundo humano en el que vive. De este modo, y ante el deseo de ser considerado como un igual entre las personas, este androide comienza una lucha personal para ser considerado como un ser humano de pleno derecho. Por este relato Asimov recibió el Premio Nebula en 1976 y el Premio Hugo en 1977.

Además de las obras comprendidas en la Saga de la Fundación y la Saga de los robots, cabe destacar dos obras más con las que Isaac Asimov se labró un puesto entre los autores más importantes del género de la ciencia ficción. La primera de ellas es Los propios dioses (1972), la segunda entrega de una trilogía que recoge en su título una frase del dramaturgo Friedrich Schiller: Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano. La trilogía se plantea en varios tiempos y universos diferentes pero con la necesidad de encontrar una nueva fuente de energía como punto en común. Para Asimov, esta segunda entrega es su mejor obra jamás publicada. Con ella ganó los premios Nebula, Hugo y Locus. La segunda de ellas es El fin de la eternidad, publicada en 1953 y en la que el escritor nos presenta una sociedad capaz de viajar en el tiempo y en la que la eternidad no es una idea inmaterial sino que existe como lugar.

Anuncios

Tras una carrera literaria muy extensa aunque irregular en el tiempo, Isaac Asimov fallecía en Nueva York a la edad de 72 años. Numerosas generaciones le deben el hecho de haber soñado con realidades fantásticas que han terminado por convertirse en realidad. Y es que además de escritor, Isaac Asimov pasará a la historia como un gran visionario.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: