Entrevista a Santi Osakar, escritor

Entrevista a Santi Osakar, escritor

Hoy en Alquibla, entrevisto a Santi Osakar un joven escritor de 43 años

Entrevista a Santi Osakar, escritor

1.- ¿Quién es Santi Osakar y cuáles son sus sueños?

Pues un chaval de 43 años, típico ejemplar de la generación del baby-boom, tratando de sobrevivir a esta época fatídica que nos ha tocado en desgracia. Hasta hace poco, mi sueño pasaba por un boleto ganador de lotería, pero ahora me conformaría con obtener un empleo decente que me permitiera llevar una existencia digna. Ganarme la vida con la escritura, más que un sueño, sería la demostración palpable de que los milagros existen.

Anuncios

2.- ¿Desde qué momento supo que se quería dedicar a la escritura?

Anuncios

Ya desde crío fantaseaba con la idea de “convertirme” en escritor, como si para ello hubiera que sufrir algún tipo de metamorfosis. De adolescente, deseaba emular a los autores malditos: los poetas simbolistas, los maravillosos chiflados de la generación beat, los británicos disolutos del tipo Malcolm Lowry. Ese tipo de cosas… Pero realmente no empecé a escribir en serio hasta hace unos diez años, sin mayor pretensión que la de pasar y hacer pasar un buen rato a quien se anime a leerme.

Anuncios

3.- ¿Qué tipo de temática prefiere para escribir sus novelas?

Anuncios

No tengo ninguna preferencia, la verdad. Creo que en narrativa cualquier temática es válida si lo que se cuenta merece la pena. Dicho esto, disfruto más situando mis aventuras en un determinado contexto histórico, explorándolo como si de un personaje más se tratase. Más concretamente, me fascina ese período comprendido entre el final de la Belle Epoque y el comienzo de la Guerra Fría, que tanto juego sigue dando.

4.- ¿Qué evolución podemos observar de La Estrella de Samarcanda a El Barbero de Treblinka?

Anuncios

No estoy seguro de haber experimentado una evolución. Al menos, no de manera consciente. Creo que el estilo sigue siendo el mismo. Tal vez más irreverente y cargado con algo más de mala leche. Menos ampuloso y más directo, también. Si acaso, y esto sí es perceptible, he perdido algo de miedo (aunque no todo) a ser yo mismo, a escribir con naturalidad, no tan pendiente de cómo me valoraría tal o cual escritor de referencia, lo cual no dejaba de ser absurdo, habida cuenta de que todos están muertos.

Anuncios

5.- ¿Es difícil para un escritor que una editorial se fije en él para publicar sus novelas?

Anuncios

Parece que sí lo es, y que las editoriales (al menos las grandes) se muestran reacias a asumir riesgos y apostar por autores desconocidos. Lo cierto es que el negocio editorial me sigue resultando tan inescrutable como cuando llamé a sus puertas por primera vez. A mi entender, no tiene ni pies ni cabeza. Pero este tema daría para otra entrevista.

De todos modos, mi experiencia no es la más ilustrativa de ese estado de cosas. Cuando presenté La Estrella de Samarcanda a la editorial Al Revés (un palo de ciego, en realidad) me respondieron afirmativamente casi al momento. Y en lo que respecta a El Barbero de Treblinka, la editorial El Gallo de Oro se ofreció a publicarla pues me une a ella una relación de amistad y colaboración profesional desde hace varios años.

6.- ¿Qué es lo más complicado de enfrentarse a una hoja en blanco cuando va a empezar a escribir?

Superar el miedo, sin duda, no tanto a no tener nada que decir sino a decirlo. Creo que para escribir hay que armarse de valor, lo que no es posible sin antes fortalecer la seguridad en uno mismo. Enfrentarse a la dichosa hoja en blanco equivale, en cierto modo, a dar un salto de fe. Es algo así como arrojarse a una piscina sin saber si está cubierta de agua o no. Confieso que yo aún siento pánico a darme una buena costalada aunque, afortunadamente, le tengo más aprensión a no mojarme.

7.- ¿Hay parte de autobiográfico en sus novelas?

Anuncios

Yo diría que no, pero supongo que es inevitable transferir parte de uno mismo a sus personajes. Ahora que lo pienso, los míos comparten conmigo cierto carácter de inadaptados, perdedores muy a su pesar, deseosos de una vida normal y tranquila que, vete a saber por qué, les acaba rehuyendo.

8.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura y a las bibliotecas en España?

Más que de trato, habría que hablar de maltrato, merecedor de interponer una denuncia en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Con respecto a las bibliotecas, solo puedo hablar de su situación en Euskadi donde, salvo excepciones, gozan de una salud aceptable. Aunque siempre se puede mejorar.

9.- ¿Se quedaría con alguna frase destacada de sus novelas?

Qué tal ésta: “En líneas generales, tenía la sensación de haber llevado a cabo una tarea más que encomiable. Un tanto irregular en términos artísticos, pero abrumadora en volumen”. Yo, desde luego, me conformaría con eso.

Anuncios

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

La verdad es que haces un trabajo de quitarse el sombrero, tanto difundiendo como dando a conocer y poniendo en marcha iniciativas, con ese especial hincapié en esos lugares mágicos que son las bibliotecas. Hasta ahora, no estaba muy familiarizado con los blogs literarios pero, visto lo visto, puede que esto de internet no sea tan pernicioso para la cultura como creía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: