Nació en Belmonte (Cuenca) y realizó sus estudios en Madrid, Valladolid y más tarde en Salamanca, donde a la edad de 32 años ocupó una cátedra en la Universidad, a la que posteriormente añadiría otras. En 1544 profesó en la orden agustina.

Las actitudes polémicas de Fray Luis le granjearon la enemistad de otros miembros de la Universidad. Se le acusó de defender el texto hebreo del Antiguo Testamento frente a las versiones latinas y de haber escrito una versión en castellano del Cantar de los Cantares a pesar de la prohibición existente de no traducir los libros sagrados a la lengua vulgar. Por todo esto estuvo preso durante 5 años. En 1576 el tribunal del Santo Oficio dictó sentencia favorable y fue devuelto a su cátedra de Salamanca.

Fray Luis es considerado uno de los más destacados poetas de nuestros Siglos de Oro. Es autor de cuatro libros en prosa: De los nombres de Cristo, La perfecta casada, Exposición del Cantar de los cantares y Exposición del Libro de Job. También escribió algunas poesías y sonetos y desarrolló una amplia labor traductora.

La aportación que hace Fray Luis es la conjunción perfecta de lo cristiano con el elemento neoplatónico. Su objetivo fue crear una poesía que pudiera parangonarse con la gran poesía humanística.

Fray Luis de León (1527-1591)
Comparte en:
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas