Entrevista a Nuno Morais, escritor

Entrevista a Nuno Morais, escritor

Nací en Lisboa, pero, desde muy pequeño empecé a viajar – antes de la adolescencia había ya vivido, con mis padres, en África por diversas veces. Este inicio de vida algo nómada, o al menos no totalmente sedentario, es la base de quién soy hoy y contribuyó a que no tuviera con aquella ciudad el relacionamiento que normalmente se tiene con la ciudad de nacimiento.

Entrevista a Nuno Morais, escritor

1.- ¿Quién es Nuno Morais y cuáles son sus sueños?

Nací en Lisboa, pero, desde muy pequeño empecé a viajar – antes de la adolescencia había ya vivido, con mis padres, en África por diversas veces. Este inicio de vida algo nómada, o al menos no totalmente sedentario, es la base de quién soy hoy y contribuyó a que no tuviera con aquella ciudad el relacionamiento que normalmente se tiene con la ciudad de nacimiento.

Pinche aquí

Lisboa me pareció siempre poco acogedora, no me gustaba el ruido y la gente me parecía rara, cosa que, quizás, es también un poco raro, pues que sería mi gente. Durante los años de mi adolescencia, y algunos más después, volver allí al final de vacaciones o de un cualquier viaje, fue siempre sinónimo de una incomprensible tristeza.

Pinche aquí

Tal vez por esto, por los viajes y por la sensación de no estar a casa en Lisboa, o tal vez porque la televisión non era lo que es hoy – en eses tiempos de mi niñez y adolescencia que, mirando alrededor y a lo que tenemos hoy, parecen longincuos – siempre he leído mucho. Cuando todavía mal sabia leer, empecé por los comics y tebeos, me gustaban mucho Cuto, de Jesús Blasco, y también Tintín, Lucky Luke, Astérix y otros de la escuela franco-belga; pero rápidamente me enamoré de las historias de Julio Verne, Alexandre Dumas, Emilio Salgari, H. G. Wells, y Edgar Rice Burroughs, que fueran mis favoritos durante algunos años, sin interesarme a ningún otro. Me recuerdo de mi padre intentar que yo leyese algo más sensato o más realista, pero no me interesaba por nada.

Pinche aquí

Este tipo de lectura ha seguramente desarrollado mi imaginación, pues pasaba horas conjeturando escenarios imposibles, basados o no en las historias que leía, que después intentaba relatar a mis padres sin mucho éxito. Escribí mi primera historia completa cuando tendría once años; un camarada de mi padre me dice que me daría un Julio Verne se le escribía una historia… Lo entendí como una buena troca en ese momento. Trabajé sin descanso durante varios días, quizás semanas – no me recuerdo exactamente, pero me ha parecido una eternidad – escribí y dibujé la historia – tendría dos o tres dibujos en lápiz de colores – y además la empasté – no sé se con mucho éxito. Una tarea hercúlea, me pareció à la época.

Pinche aquí

Le entregué la historia en manos, en un bonito paquete. Pero, hasta hoy estoy esperando mi recompensa…

Todavía, a pesar de esta primera experiencia negativa, sigo imaginando escenarios inverosímiles, lo que me da mucho placer. Mi sueño sería poder seguir escribiéndolos, suponiendo que existan lectores interesados en leerlos.

Pinche aquí

2.- ¿Desde qué momento supo que quería dedicarse a la escritura?

Pinche aquí

Si, bueno, se podría pensar que esa primera experiencia algo frustrante me habría cancelado todo deseo de alguna vez volver a escribir. Pero, no fue así. Durante mi adolescencia empecé varias historias, pero, à la época no tenia ni máquina de escribir ni computadora, y escribir à la mano era demasiado lento, aburrido y no me gustaba por nada.

Pinche aquí

Por eso, aunque continuaba a conjeturar historias, abandoné la idea de volver a escribirlas.  Fue solamente años más tarde, no recuerdo exactamente por qué razón, que volví a hacerlo. ¡Pero, ahora en la computadora! Entre eses años había aprendido a dactilografiar, y la diferencia fue astronómica. Las palabras brotaban de las teclas como se tuviesen vida, como por magia. En un día bueno, hay como una conexión directa de mi cerebro a mis dedos, conexión que parece no pasar por mis ojos, pues, en eses días, releo frases y mismo páginas, algunas que me gustan mucho, que no recuerdo de haber escrito. ¡Es una sensación fantástica!

Escribir vale la pena, se por nada más, solo para sentirla.

3.- ¿Qué evolución se aprecia de su primera novela a la última?

El detalle de la narrativa, la descripción clara de lo que se pasa, el querer que el lector vea lo que veo yo, sienta lo que sienten los personajes, ha sido siempre muy importante para mí, lo continúa siendo. Pero, creo que, ahora la forma como lo hago es un poco mejor que antes. Y espero poder continuar a evolucionar.

4.- ¿Admira a algún escritor?

Pinche aquí

¡Tantos! Además de los que mencioné antes, admiro aquellos que tienen la capacidad de contar historias por imágenes – Jesús Blasco, Hergé, E. P. Jacobs, Vicente Segrelles, Hugo Pratt, Moebius, y tantos otros – haciéndonos entrar en eses mundos cuasi sin usar palabras. Me gusta mucho una variedad de autores, tanto hombre como mujeres, de ciencia-ficción de diversos países. Me gusta también mucho Arturo Pérez Reverte, y la saga del Capitán Alatriste. Y John Steinbeck y W. Somerset Maugham, mis favoritos de entre los grandes. Y claro, António Lobo Antunes.

5.- ¿La editorial lo buscó a usted o fue usted quien encontró la editorial que publicara sus libros?

Mi primero libro fue publicado por una editorial que encontré yo, después de arduas búsquedas, tantas respuestas negativas y inúmeros pedidos sin respuesta. Todos los otros fueran publicados de forma independiente.

6.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura en España?

Viviendo en Lisboa no tengo un contacto directo o muy constante con lo que pasa en España a nivel cultural, pero, cuando vengo de paseo me gustan mucho las galerías y los museos, y lo que encuentro de manifestaciones culturares me parece siempre mucho e y de gran calidad.

Pinche aquí

7.- ¿Piensa seguir escribiendo? ¿Tiene proyectos en marcha?

Si, me gustaría mucho seguir escribiendo, y mientras lo que escribo continuar agradando a los lectores seguiré haciéndolo.

En este momento estoy empezando a escribir una nueva aventura, pasada en Lisboa – bueno, más o menos… – que tiene como escenario una amenaza de ataque terrorista y llevará los personajes a descubrir cosas, como cuasi siempre, inverosímiles.

8.- ¿Puede compartir con los lectores de Alquibla algún fragmento de sus libros?

 Siguen algunos fragmentos de las tres historias traducidas para español, “Perdidos para Siempre”, “Wish You Were Here” y “Portales”:

Pinche aquí

“(…) Le pregunto si quiere un helado, pero dice que no y la dejo ir quedándome solo con Fía.

¿Qué te pasa? me pregunta con aire de preocupación, cuando se va Becca.

 ‘No me pasa nada. O mejor dicho no sé si pasa algo más de lo que pasaba. Es que acabo de enterarme de un montón de cosas al mismo tiempo y no lo he asimilado todavía’. Pero ella no se queda satisfecha con la conversación y me pide que le cuente todo. Y otra vez no consigo omitir nada; le cuento toda la conversación que mantuve con Beauchamp, incluyendo las sospechas, que ahora son más ciertas, de que el accidente de mis padres fue provocado.

 ‘¡Pero es horrible!’, dice horrorizada. ‘Toda esa historia parece salida de una novela policiaca. Cosas así no deberían ser reales’. Tiene un escalofrío y bebe un sorbo de mi agua para recomponerse. ‘Disculpa, pero la zarzaparrilla ya no me apetece ¿qué vas a hacer ahora?’(…)”

“Perdidos para Siempre” traducido por María José Martin Velasco.

Pinche aquí

“(…) “Quizá, no sé. La investigación criminal tiene más que ver conmigo, supongo. Al mismo tiempo que la abogacía y los abogados hace mucho tiempo que no me dicen nada”, explica con la mirada fija en el horizonte donde se disuelven los últimos rayos anaranjados del Sol que el Atlántico ya había engullido. Se lleva nuevamente la copa a los labios, lo vacía de un trago, y la posa en la mesa limpiándose los labios con la servilleta antes de continuar. “Mi permanencia como Inspector también tiene que ver con esto”, dice mirándole de nuevo. “Sabes tan bien como yo que, cuanto más se sube, más papeleo y menos investigación se hace… Me dirás que no está bien así, quizá sí, pero yo prefiero seguir como estoy. Como bien decías, no ha sido el buen sueldo lo que me atrajo”. (…)”

“Wish You Were Here”, traducido por Nerea Aguiar García

“(…) Pero si parezco apático, no lo estoy realmente y, con franqueza, después de haber pasado varias noches sin dormir en la calle y del modo como comenzó el día, mi paciencia ya estaba más allá del límite. Me desvío en el último momento, ruedo el tronco y le ayudo con el antebrazo por detrás del pescuezo enviándolo a la pared, donde se golpea y desliza hasta el suelo, aparentemente, sin ganas de volver a levantarse.

Parece que finalmente Céu me reconoce y con aquel aire de falsa inocencia, que se suele intentar en momentos como este, dice: “CáBé, querido, tan pronto no le esperaba”, se muerde los labios, esboza una sonrisa y deja caer la sábana que la cubría. Al mismo tiempo enderecha su espalda, estira el pecho y dobla sus piernas, en posición sensual tomada de alguna sesión fotográfica. “Sabe, esto no es lo que parece; Quim y yo solo estábamos…” (…)”

“Portales”, traducido por Marina Yela

9.- ¿Qué significa para usted escribir?

Es una pregunta de difícil respuesta. Escribir para mí es, al mismo tiempo, muy satisfaciente y muy frustrante. Satisfaciente cuando consigo poner en palabras lo que imagino, cuando, al leer lo que escribí, siento lo que siente el personaje y me relaciono con este. Pero, como regla, escribir es muy difícil para mí; esos momentos en que hay comunicación directa entre cerebro y dedos son, infelizmente, pocos y, lo más de las veces, convertir en palabras lo que veo en mi imaginación, por veces en imágenes de ultra-definición, por veces en granulosos cuadros, no es una tarea fácil. Lo tiempo que paso tentando encontrar las palabras para mostrar esas imágenes, para describir esas escenas, para darles vida en papel, es de lo más frustrante. Puedo pasar horas en busca de una palabra, de una expresión, sin que estas se muestren.

Escribir, para mí, es también una forma de comunicar, de transmitir a otros las historias que imagino, mostrando así un poco de mí. No que mis historias sean, de algún modo, autobiográficas, pero, son producto de mía imaginación y, por eso, tienen siempre un poco de mí, de quien soy, de cómo pienso – como sucede, creo, con todos que escriben. Un libro, más que una historia, es muchas veces una ventana para la mente, para el alma, del que lo ha escrito, me recuerdo de haber leído.

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

Creo que es una excelente iniciativa para la difusión de la cultura, con artículos muy interesantes sobre diversos temas, y especialmente interesante porque se ocupa de bibliotecas, piedras basilares en la difusión de la literatura y de la cultura en general a todos los niveles de la populación.

Algo que añadir….

Gustaría de añadir que las tapas de mis libros están en evolución en este momento. Considerando haber ya ediciones de mis libros varios idiomas – “Portales”, en español, italiano y presentemente en traducción para inglés y francés; “Wish You Were Here”, en español, italiano, inglés y presentemente en traducción para francés y alemán, “Perdidos para Siempre”, en español y presentemente en traducción para italiano e inglés – la intención es crear, empezando por la trilogía, una línea de tapas similar para todos los idiomas. La tarea está en las manos de B. B. Olshin un talentoso artista de Filadelfia, amigo de muchos años, con un portfolio que se puede ver aquí:  http://www.benjaminbolshin.net/portfolio/start.html

Finalmente, quiero agradecer muchísimo a Eva Maria Galán Sempere por esta entrevista y por la oportunidad de contactar directamente con los visitantes de AlquiblaWeb, esperando que les gusten mis historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: