Reseña de la novela Sepia de Beatriz Fuentes

Reseña de la novela Sepia de Beatriz Fuentes

Es difícil realizar una reseña literaria de una saga como la que mi amiga y escritora Beatriz Fuentes ha escrito finalizándola con la novela Sepia que es sobre esta sobre la que os voy a hablar.

Reseña de la novela Sepia de Beatriz Fuentes

Una novela totalmente distinta a las anteriores, una novela en la que Beatriz lo entrega todo y rompe moldes. En esta no nos vamos a encontrar muchos personajes como en los anteriores pero nos vamos a encontrar con un personaje carismático y que va a dejar todo atado y va a resumir la historia que nos ha querido contar Beatriz, nos referimos evidentemente a Diana Ferrant.

De Diana podría pasarme hablando durante toda la reseña, pero deciros que es una mujer que tiene las ideas bastante claras, y que quiere saber el por qué de lo que ocurre y ha ocurrido a lo largo de la historia.

Anuncios

Al lado de Diana unos ojos verdes que nos va a cautivar a lo largo de toda la novela, los tremendos ojos de Deverell Drake.

Anuncios

La novela comienza con unas pequeñas instrucciones de la escritora. Ya os decía anteriormente que esta novela iba a ser distinta y es distinta principalmente por ese motivo porque la escritora va a hacerte partícipe a ti lector a lo largo de toda la novela de lo que vaya ocurriendo en ella. Una técnica extraordinaria y nada sencilla en la que Beatriz ha arriesgado todo, para fundamentarse como una obra maestra.

Anuncios

El objetivo principal de Diana es restaurar un teatro y a partir de ahí se va a desarrollar toda la novela. Diana va a descubrir la historia de los Drake y va a poner nombre y visión a cada uno de los personajes que han ido apareciendo a lo largo de la saga Elementos.

Anuncios

Nos vamos a encontrar con sueños, con sustos a lo largo de la novela, que te dejarán atada a tu sofá, podrás percibir olores, notas a pie de página, y lo más importante de todo que podrás meterte en la vida de los personajes e incluso ayudarles a tomar decisiones por ellos.

Los cuatro elementos son los que envuelven a esta novela, tierra, aire, fuego y agua. Nada de esta saga tendría sentido sin esos cuatro componentes. Todo un recuerdo con una historia feliz.

Anuncios

La tierra simboliza el teatro, el aire el momento más tenso de la novela donde Diana va descubriendo aspectos de la familia, el fuego donde se sabe de la realidad y el aire, donde todo se esfuma, todo es efímero. Ellos son la historia, uno se complementa con el otro. DD.

Anuncios

Usted lector que piensa que es fantasía o realidad! Lo dejo a vuestra elección…..

Anuncios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: