Entrevista a Idoia González Moro, escritora

Entrevista a Idoia González Moro, escritora

Hoy entrevisto a Idoia González Moro, una persona entusiasta, dedicada al periodismo, a la escritura, a la artesanía y ahora al yoga. La conocí por casualidad tomando un café y no pude resistirme a realizarle una entrevista para la misma por la energía positiva que transmitía

Entrevista a Idoia González Moro, escritora

1.- ¿Quién es Idoia González Moro y cuáles son sus sueños?

Bueno, describirme a mí misma sin juzgarme es complicado, ya que tiendo a reprobarme y censurarme o inconscientemente, permito que mi ego  filtre algún halago, así que responder a esa pregunta puede ser sencillo, pero no es fácil.

Por tanto, quién es Idoia? Soy alguien cuya vida ha sido una búsqueda incesante y que recién empieza a encontrar respuestas.

Mis sueños? En el plano mental, que mi mente continúe con igual o mayor quietud que hasta ahora , en lo emocional, que jamás haya espacio en mi alma para que me invada el rencor, la envidia o el odio, y en lo cotidiano, que mis hijos sientan que puedo ser una referencia para ellos.

2.- De todos los trabajos que ha realizado en su vida, ¿con cuál se queda? ¿Con el de periodista, escritora, profesora de yoga,etc. ?

Supongo que cuando uno emprende cualquier actividad lo hace con toda la ilusión y toda la energía de lo que es capaz y yo creo que tengo la suerte de que ese anhelo haya sido una constante en todo lo que he hecho. Cuando trabajaba en periodismo, de corresponsal, fue una época en la que mi afán por comerme el mundo estaba presente desde que abría los ojos al despertarme, hasta que, agotada, los cerraba para terminar el día.

Aprendí mucho de aquellos años, y me dio una óptica de vida muy abierta a nuevos horizontes.

También me permitió cubrir un sueño que me había acompañado desde niña cuando escribía sin parar llenando diarios y diarios sobre todo lo que me pasaba o fantaseaba imaginando lo que yo quería que me pasara.

Escribir mi primera novela Deja que lo cuente me aportó seguridad, autoestima y confianza para continuar escribiendo. Luego vinieron otros títulos en los que me sumergía fluyendo entre las letras que se iban juntando formando dramas, tragedias o comedias, moviendo los hilos de los personajes, conformando sus vidas , no es eso algo mágico?

Luego, después de practicar Yoga durante muchos años, me formé como profesora y trabajar compartiendo y difundiendo esta extraordinaria práctica es  tan gratificante.

Te proporciona tantas satisfacciones que ahora mismo diría que he nacido para ello, que este fue siempre mi dharma.

3.- ¿Qué recuerdos guarda de su etapa como periodista ?

Recuerdos? muchos, muchas anécdotas, de mi etapa en Radio y Prensa, donde trabajé en distintos medios y de todos ellos guardo grandes recuerdos. En aquellos años, la rutina no era algo que yo conociera. Ser corresponsal de un lugar es estar a la que salta, es cubrir a pie de calle cualquier noticia, cualquier acontecimiento que ocurra, tienes mucha responsabilidad y en ese tiempo de mi vida adquirí una gran madurez personal y profesional.

Guardo muchas  anécdotas con grandes personajes de la política nacional, también sucesos , accidentes , muertes extrañas…, catástrofes naturales como las inundaciones de Biescas donde fallecieron 96 personas. o trabajar cubriendo cualquier movimiento de los miembros de la Familia Real cuando eran prácticamente intocables, darían para llenar páginas y páginas de cualquier libro. Igual me lo planteo eh?, no estaría mal.

4.- ¿Desde qué momento supo que quería plasmar sus ideas en los libros y convertirlos en novela?

Creo que desde que alcanza mi memoria. Mi vida era una novela, o así la vivía yo. Sentía que me pasaban más cosas que a los demás, y que todo lo que me ocurría lo experimentaba desde la intensidad. Era como si viviera en términos absolutos.

Continuamente mi gente me decía unas frases prácticamente calcadas. ¨”ah, pero no te lo tomes todo tan a pecho….”, “y ahora por qué lloras?” “eres muy fantasiosa y melodramática..”“ no seas tan sensible, que así no vas a llegar a ningún sitio…” . Y bueno, me sentía tan incomprendida que volcaba toda esa ansiedad de comprensión escribiendo realidades paralelas. Eso me ayudó y en algunas ocasiones me salvó.

5.- ¿Qué evolución presenta de su primera novela a la última? ¿Piensa seguir escribiendo?

Pues creo que cuando escribí la primera novela, el drama me salía por las orejas. Es decir, mataba sin piedad a mis personajes, pero luego, fuí adquiriendo más paciencia y templanza, y ya lo relativizaba un poco más. Con mi novela “ Un capricho senil”, decidí escribirla en clave de humor y aunque el fondo es muy serio, puedes divertirte mucho leyéndola sin que pierda un ápice su significado.

Estoy en una etapa en la que escribir no es ahora una prioridad, porque he aprendido a expresarme sin necesidad de hacerlo con el parapeto o la coraza que me proporcionaba estar detrás de un papel o de una pantalla.

6.- ¿Cree que todos en algún momento necesitamos un parón y plantearnos si seguimos queriendo llevar la vida que llevamos o no? En ese momento fue cuando se decidió a dedicarse por el yoga verdad? ¿cree que todo el mundo debería practicarlo?

Sinceramente SI. Ese parón del que me hablas es un simple y sencillo ejercicio de trascendencia. Consciencia y presencia, aquí y ahora, el típico eslogan de moda “Carpe Diem”, es decir “vive el momento” pero llevado a tu realidad más cotidiana.

Si, el Yoga me condujo por el camino que estaba buscando toda la vida. Yoga es una filosofía, un estilo de vida que integra mente, emociones y cuerpo físico. A veces es una tragedia lo que te hace reflexionar, una crisis, una enfermedad o un ansia de respuestas, en cualquier caso es un modo, un medio para llegar a DESPERTAR .

Cuando uno se acerca al Yoga por cualquier razón o intuición, ya no hay vuelta atrás, estás en el camino.

7.- También es artesana, ¿qué nos puede contar de los trabajos que realiza?

Que amo la creatividad. Amo cualquier manifestación del arte que se pueda expresar a través de este vehículo de nuestro Ser que es nuestro cuerpo físico .

Afortunadamente, tengo la suerte de poder llevar a cabo esa expresión que surge desde mis adentros. Mis manos lo hacen casi sin que yo pueda apercibirme. Fluyo y puedo olvidarme del tiempo en mi taller, un lugar que refleja mi personalidad y mi propia vida.

En él es donde realizo mis obras, dioramas, miniaturas y escenas de la vida cotidiana en pequeñas superficies. También reutilizo objetos que han quedado inservibles y los resucito para crear algo bello. Bisutería ecológica, reciclaje y revivir elementos de la naturaleza muerta, son algunas de mis especialidades, aunque toco muchos otros planos de la creatividad. Voy a ferias, participo en exposiciones y hago trabajos por encargo.

Una de las labores más bonitas de mi trabajo como artesana es poder resumir la vida de alguien en una superficie de 10 x 5 cms., reproduciendo hasta los más mínimos detalles.

8.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura y a las bibliotecas en España?

A nivel de usuario puedo acceder a una biblioteca y aprovecharme de los libros que hay expuestos, llevármelos a casa y leerlos y eso está genial. No puedo hablar nada negativo en ese sentido, quizá les pediría que dotaran sus instalaciones de mayor comodidad y accesibilidad. También más medios para adquisición de títulos de autores menos conocidos.

Y hablar de la cultura en toda su extensión es un trabajo arduo y largo. Algo que echo de menos quizá, sería darle más oportunidades a los autores noveles para que puedan continuar con su vocación de crear y no abandonen por falta de medios económicos.

9.- ¿Algún fragmento que quiera compartir de alguno de sus libros?

Pues he abierto una página al azar y transcribo un párrafo que la protagonista de mi primera novela escribe para sí misma.

“Intentaré que emerjan las oscuras sombras de ese pasado y mi soledad se ensanchará escuchando su propio ruido, oyendo cómo pasa de largo el estrépito de los demás. Y entonces, si, de ese giro introspectivo, de esa inmersión a mi propio mundo, brotan versos o prosas, no recurriré a nadie para preguntarle si es buena mi obra. Un trozo de arte es bueno cuando surge de la necesidad, es en esa índole de su origen donde le corresponde un juicio. Tomaré mi obra como suene, sin interpretarla y soportaré la carga o la grandeza de mi destino sin crear para ser recompensada desde afuera.

Iré creciendo serena, no tentaré a ese destrozo violento que produciría una mirada ajena ya que la respuesta, solo puede ser hallada desde lo más íntimo de mi sentir, en mi hora más silenciosa.”

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

Pienso que ojalá hubiera más páginas como esta y que es un lujo poder participar en este medio de difusión que tiene como objetivo prioritario la cultura . Con un enfoque ameno y amable, Alquibla va descubriendo escritores y libros facilitando el trabajo a cualquier lector de buscar en el amplio panorama de la literatura.

En lo que a mí respecta, agradezco muchísimo este espacio de difusión y haber despertado el interés suficiente como para mostrar mi trayectoria en esta página.

Gracias Eva por esta entrevista en tu estupenda página y espero que mi ego no se haya atrevido a manifestarse demasiado.

Idoia Pilar Glez. Moro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.