Entrevista a Rubén Martínez Castejón, escritor

Tengo el placer de presentarte la novela Amante en Saigón del escritor Rubén Martínez Castejón. Una trepidante historia que mezcla amor, infidelidades, sexo, odio, etc. tomando como base la amistad pura entre dos amigos, casi como hermanos, que se rompe por la traición. Así se forma un vertigionoso triángulo amoroso que el autor además aprovecha para exponer los problemas que muestran los individuos con rasgos Asperger en sus relaciones conyugales. Rubén Martínez Castejón sitúa su novela en la ciudad de Saigón, un escenario exótico que conoce bien pues desde hace diez años vive en Vietnam.

Entrevista a Rubén Martínez Castejón, escritor

1.- ¿Quién es Rubén Martínez Castejón y cuáles son sus sueños?

Soy un médico atípico, un tipo raro con una mente curiosa que me ha llevado a compartir por igual la medicina y el arte. Desde joven he repartido el interés entre la pintura, la música y la creación literaria. He presentado exposiciones de pintura al óleo y acuarelas sobre naturalezas muertas y desnudos. En el campo de la medicina me he dedicado a distintas áreas, desde la medicina del dolor y paliativos hasta la medicina china. Vivo en Vietnam desde hace diez años, donde practico la dermatología y la medicina de cabecera para la comunidad internacional. He escrito varias novelas, aunque Amante en Saigón es la primera publicada. Las anteriores han sido thrillers, historias de misterio, arte y dramas multiculturales. Mis sueños pasan por ver trasladadas mis novelas al cine, una de mis pasiones.

2.- ¿Desde qué momento supo que quería dedicarse a la escritura?

Empecé a escribir para tener conversaciones con el papel, para contarle confidencias, en la primera adolescencia. No fue hasta la cuarentena cuando decidí compartir mis secretos con un público. La escritura me resultó catártica, liberadora, palabras, palabras, palabras que necesitaba sacar a la luz. Un ejercicio de exorcismo para alcanzar cierta paz.

3-. ¿Qué nos puede contar de su última novela Amante en Saigón y por qué los lectores tienen que escogerla para leerla? ¿Podría compartir un fragmento con los lectores de Alquibla?

Amante en Saigón es un compendio de ideas y planteamientos donde muchos lectores se sentirán estimulados o reflejados, o en algunos casos acompañados. La traición del amigo íntimo por una mujer, la de la pareja por el amigo íntimo, la del hermano por el hermano, la del padre al hijo, la de la amante por el amante. El engaño, la traición, el olvido por conveniencia. Microhistorias que en el fondo son arquetípicas, universales. Luego hay una gran exposición de dramas locales vietnamitas, el juego ilegal en los casinos de Camboya, la corrupción, la prostitución infantil y el tráfico de personas, el sueño de ser madre a cualquier precio, las diferencias sociales, la fuerza del sexo en la vida cotidiana. Un tema recurrente en mis escritos es el don Juan. No me considero un feminista, pero detesto la cosificación a la que el don Juan reduce a la mujer. En la novela tanto el protagonista como el antagonista son incapaces de amar, el amor no les penetra. Sin embargo uno tiene éxito, el don Juan que colecciona fotos de mujeres como trofeos en unos álbumes, y el otro en cambio ni lo intenta, se considera un sujeto pasivo al que el amor le llega como por accidente. Amante en Saigón engancha por sus personajes, por sus diálogos, por la ironía cínica del médico psiquiatra testigo de los conflictos de sus pacientes y víctima de los suyos propios. Engancha porque es ficción realista, hay muchas historias reales mezcladas en la trama; eso se nota y atrapa.

4.- Trata un tema quizá un poco desconocido en nuestra sociedad, síndrome de Asperger, ¿que nos podría contar del mismo y cómo lo ha introducido en su novela?

La novela no pretende profundizar en el autismo, ni en la forma menor que puede ser el síndrome de Asperger. Sin embargo, a lo largo de mi vida he dado con tipos raros, a menudo un poco desagradables en el trato hasta que das con el tema que les apasiona, y entonces se vuelcan en ti, ignoran el reloj, la comida, las convenciones, a su novia o a su mujer. Esa capacidad de focalización ultraselectiva junto con la torpeza en las relaciones sociales o afectivas es característica de los Asperguer. Les resulta difícil comprender las segundas intenciones, las bromas, el lenguaje no verbal de los demás. Se sienten más cómodos solos o en relaciones de uno a uno, no en grupo, donde son incapaces de conectar con la emoción colectiva. Con el tiempo aprenden a encajar, a sonreír cuando los demás sonríen, a llorar con los demás. Pero con cierta frecuencia se sienten impostores, porque dudan de si sus respuestas son verdaderas o solo aprendidas. Creo que estos dilemas quedan reflejados en el libro, en la frustración de la mujer de un Asperger que ignora tanto como él cuál es su problema.

5.- ¿Cuál es el momento del día preferido para usted para ponerse a escribir?

Soy un hombre diurno, la noche me pilla durmiendo. En Saigón el día empieza a las seis de la mañana. Es un buen momento para gimnasio y lectura (leo en el gimnasio, pequeño secreto de Stephen King) y luego me pongo a escribir.

6.- ¿Qué le ha atrapado de Vietnam? ¿Cómo se valora allí a la cultura?

Vietnam es país de contrastes, de extremos, de blancos y negros, sutilezas y brusquedades, tecnológico y atrasado, los colores, los olores, la comida, la sonrisa, la actividad sin freno, el emprendimiento, la belleza de sus mujeres, la juventud exuberante, el verano perpetuo de Saigón. Hay un gran número de buenos pintores, escritores, cineastas y músicos, aunque por circunstancias personales no puedo seguir la oferta. De todos modos no puede compararse con una ciudad europea. La actividad oficial o estatal de exposiciones, conciertos y museos es anecdótica, y todo recae en iniciativas privadas.

7.- ¿Piensa seguir escribiendo?¿Tiene proyectos en marcha?

No puedo dejar de escribir porque hay mucho que decir. He escrito una novela policiaca inspirada en el desprendimiento del ego (un hombre sin nombre), otra novela sobre la identidad sexual, el origen y el destino (un hombre que se enamora de un hombre que es una mujer, que emigra a su origen, el país del que tuvieron que huir sus padres), otra novela sobre la crisis de los cincuenta (llevo una vida perfecta, como de postal, pero ¿es esa vida la que quiero seguir viviendo?) y los genocidios silenciosos. Pienso escribir sobre la tiranía y crueldad de las grandes empresas sobre las personas hasta el extremo en que se suicidan.

8.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura en España?¿y a las bibliotecas? 

Creo que España es un país privilegiado en cuanto a libertades. Ignoro qué cantidad se invierte en cultura en España y si es muy inferior a otros países europeos o de otros continentes. Tampoco sé si es mayor la inversión pública o la privada. Además hace diez años que vivo fuera. Pero cuando regreso desde Vietnam, es una maravilla la oferta de que disponemos en Barcelona, Madrid, Bilbao o Valencia.

Las bibliotecas ocuparon gran parte de mi vida, empezando por la que mi padre tenía en su casa, la que admiré de niño y leí todos los lomos de sus libros aunque no entendiera su significado. Más tarde la biblioteca juvenil, en el colegio, el refugio de los patios polvorientos y calurosos, un espacio de silencio y una lanzadera para la curiosidad. Entonces fue la biblioteca de la facultad de medicina, mi segundo hogar, o casi el primero, donde consumí mis ojos en horas y horas de estudio. Ahora, treinta años más tarde, desde Vietnam, sueño con bibliotecas virtuales desde las que acceder a documentos y libros sin papeles.

9.- ¿Qué tipo de autor lee Rubén Martínez? ¿Se ha sentido influido por alguno?

He leído variedad de autores, por placer o porque están relacionados con lo que estoy escribiendo. Donna Tart, William Faulkner, Carlson MacCullers, James Salter, Raymond Chandler, Italo Calvino, pero también Luis Anton Baulenas, Sánchez Piñol, Almudena Grandes, Eduardo Mendoza. Todos influyen, a veces demasiado. Hay que ser valiente y no dejar que esos grandes autores te posean y te anulen, o que te inhiban de seguir escribiendo

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión cultural?

Me parece genial, una web muy clara y ágil. Muy agradecido por la oportunidad de esta entrevista.

11.- Algo que añadir… para los que sientan curiosidad por Vietnam pueden leerme en rubenensaigon.blogspot.com. Ahí está la génesis de Amante en Saigón y de todos los libros que he escrito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.