Entrevista a Blas Maeso Ruiz, escritor e historiador

Entrevista a Blas Maeso Ruiz, escritor e historiador

Hoy entrevisto a Blas Maeso Ruiz, un hombre dedicado a las personas, se desvive colaborando con asociaciones como enfermos de Alzheimer o enfermedades osteopáticas. Le gusta escribir y como historiador se queda con la época contemporánea.

Entrevista a Blas Maeso Ruiz, escritor e historiador

1.- ¿Quién es Blas Maeso Ruiz Escribano de dónde proviene y cuáles son sus sueños? Soy una persona curiosa, en constante formación, que se cuestiona cada día todas las cosas, que intenta ayudar a quien lo necesita y que escribe como medio de divulgación y como necesidad natural o vital.

     Provengo de una zona de España inmortalizada en un libro. Un amigo italiano siempre me recuerda que cuando nos conocimos le dije que era de la Mancha como Don Quijote. Nací en un lugar de La Mancha de cuyo nombre…si quiero acordarme, pero quisiera que sus lectores lo dedujeran por dos pistas que ofrezco. La primera, por el hecho histórico más importante de la contemporaneidad en esta localidad fue la firma de un manifiesto por el general O’Donnell y el político Antonio Cánovas del Castillo. La segunda, histórica y literaria, porque García Lorca convirtió en mito a un torero, intelectual y polifacético personaje, Ignacio Sánchez Megías, con una elegía por su muerte tras una cornada en el coso de la localidad y que guarda un archivo museo con su nombre sobre las relaciones que mantuvo con la intelectualidad de la época.

Anuncios

     Mi sueño inmediato es que acabe el bloqueo político y gobiernen. El sueño deseado es la mejora de los niveles de lectura y, más aún, de la comprensión lectora. Los sueños siempre recuerdan a “La vida es sueño” de Calderón y al monólogo de Hamlet, “Ser o no ser”. En el primero no sabía si la vida era sueño o realidad. La realidad es poder disfrutar de la vida misma. Y en cuanto a Hamlet, el sentido es distinto pues se refiere al sueño de la muerte. Con razón en la comedia cinematográfica de Ernst Lubitsch “Ser o no Ser” cuando el protagonista declama el monólogo de esta obra, el amante de su mujer se dirige al camerino de la actriz, huyendo del sueño de la muerte, para disfrutar del amor de su vida.

2.- ¿Desde qué momento sintió la pasión por leer? ¿Cuáles fueron los primeros libros que pasaron por sus manos? ¿Actualmente cuál está leyendo? Comencé a leer libros a los seis años, según mi madre, tras desayunar. Yo sé que leía, pero no recuerdo la fecha exacta. Leía a Cervantes y leía libros de la Biblia. Con el Quijote disfruté mucho con el pasaje de la venta cuando pinchaba los pellejos de vino. Con la Biblia leía la historia de los jueces y los reyes. Gedeón, Sansón, Saul y David se convertían en cuentos nocturnos para que conciliara el sueño uno de mis hermanos y servía de pretexto para juegos en el patio, fabricando espadas y cuerdas.

Anuncios

      Ahora estoy leyendo varias cosas. Lentamente, como un trozo de turrón de Alicante, Moby Dick de Melville. He terminado El mundo perdido de Conan Doyle y voy a empezar La guerra de los mundos de H G Wells. Releo, a veces, El mundo griego de Fernández Uriel y la Historia de España de la Edad Media de Álvarez Palenzuela como referencia al tema sobre el que escribo o porque me recuerda a un hecho histórico determinado. También leo artículos de divulgación cultural y científica desde que me invitaron a un grupo de LinkedIn de periodistas de divulgación y ciencia. Y, a ratos, poesía del siglo de Oro.

3.- Me parece muy humano por su parte que ayude a asociaciones como enfermos de Alzheimer o enfermedades osteopáticas, ¿cree que la sociedad no está sensibilizada con ese tipo de colectivos? Hay más sensibilización que hace veinte años, pero nunca es suficiente porque el gran desprotegido, después del enfermo, es el cuidador que necesita una fuerte autodisciplina para no caer en depresiones o enfermedades debido a que cuida a alguien que no va a sanar y que le necesita constantemente. Y porque en el camino se pierden muchas cosas tanto materiales como emocionales.

4.- Si tuviera que definir en pocas palabras la literatura, ¿cómo lo haría? La literatura es la transmisión del pensamiento y la cultura de los seres humanos y de la sociedad en la que viven. Es el legado de una cultura, no de un escritor. El escritor desaparece, o deja de escribir, pero el hecho de la existencia de la literatura española o checa es la existencia de los textos de un conjunto de personas que han trasmitido la conciencia de esa sociedad de la que forman parte. Es obvio que unos con más mérito que otros.

5.- Como historiador, ¿con qué época de la historia se queda y por qué? ¿cómo le gustaría ser recordado? Aunque releo historia antigua y medieval, siento predilección por la historia contemporánea porque, en ese momento, el pueblo se convierte en soberano y toma conciencia propia con el constitucionalismo y la conciencia de clase. Es el instante en el que se consiguen los derechos de sufragio, primero censitario y luego universal, y es el momento en el que la mujer consigue, entre finales del siglo XIX y el siglo XX, el derecho al voto. Me gustaría ser recordado como alguien que ayudó a alguien, a unos pocos, o a muchos a que tuvieran motivación.

6.- ¿Cree que lo digital acabará destruyendo el papel? Siempre habrá libros de papel, pero el futuro de la lectura es digital. Nunca será igual. Es el signo de los tiempos. De los tiempos digitales.

Anuncios

7.- Cuando se pone frente a un papel en blanco, ¿qué tipo de escritos le gusta transmitir a los usuarios lectores? Me gustaría despertar curiosidad, entretener, no aburrir porque aburrir es lo más sencillo. Utilizar distintas técnicas narrativas, elipsis o similitudes por ejemplo, como guiños que estimulen la lectura y su cultura.

Anuncios

8.- ¿Qué nos puede contar de su blog Urdimbre y trama? Nació como una necesidad y se ha convertido en un placer habitual. La pretensión de urdir tramas con palabras que reflejaran sentimientos, ideas y opiniones, entramadas y entrelazadas, se ha manifestado en el papel.

9.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura en España? ¿y a las bibliotecas? La cultura debe ser potenciada por las instituciones públicas y debe ser potenciada por cada uno de nosotros. Sin voluntad, sin esfuerzo y sin deseo de conocimiento personal no se llegará al mar con la satisfacción de los griegos de la Anábasis de Jenofonte: ¡El mar, el mar!, exclamaban los soldados, porque el mar para los griegos era la vida. Así me gustaría que la gente percibiera la cultura.

     Las bibliotecas cumplen la función de atesorar conocimiento. Las hay mejores y peores que luchan contra el mundo digital y con el abandono de la España despoblada. Sigue siendo uno de los mejores sitios para pasar la tarde. Leyendo, conociendo gente que no te puede vocear. Y hay libros. ¡Genial!

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como web de difusión cultural? Es un proyecto muy, pero que muy interesante. Reseñas literarias, entrevistas, biblioteca, oferta de libros, museos, literatura, y un manifiesto y manifestado amor por Alicante. Un canto a la cultura. ¡Enhorabuena!

Algo que añadir…

     Los libros de viajes hacen que nuestro pensamiento se traslade a otros lugares. Hay dos libros de viajes que son muy interesantes por lo que dicen y por como lo cuentan. Uno es Viaje a la Alcarria de Camilo José Cela que cuenta las vicisitudes de un viajero por la Guadalajara alcarreña en la posguerra y el otro, Las rosas de piedra de Julio Llamazares que relata un peregrinaje o camino por las catedrales del norte de España que son las rosas de piedra. Los dos con una personalidad acusada y una curiosidad por todo. Y, acabo, escritos los dos en tercera persona, “El viajero…”, como técnica narrativa.

     Blas Maeso Ruiz-Escribano.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: