Poco después de visitar el museo de los ladrones recordé  el encargo que desde hacía ya algún tiempo me había hecho mi amigo alemán. Me gustara o no, debería hablar con el hechicero de Grimpen, cosa nada fácil, sobre todo porque no tenía ni idea de quién era el tal hechicero.

Dame tiempo–le dije a mi amigo, mas ahora mismo acabo de recibir un ultimátum: “No hay tiempo, ponte en camino, pondré a tu disposición una pareja de mirlos blancos, ellos te guiarán  hacia la morada del hechicero”…

RESEÑA LITERATURA INFANTIL

El encargo.-Claudia Rueda.-Sello: Océano Travesía. Una historia popular sobre la paciencia y el arte de dibujar. Esta historia popular sobre la paciencia y la maestría se convierte a su vez en un estudio sobre el arte de hacer libros ilustrados, construido a partir de bocetos y diversas aproximaciones a las imágenes y los textos. Una obra que juega consigo misma y consigue efectos de gran originalidad y belleza:
Hubo una vez un emperador que amaba a los gallos por sobre todas las cosas. Así que un día decidió llamar al mejor artista del imperio para que le pintara uno. El artista aceptó con gusto el encargo, pero las cosas comienzan a complicarse cuando el tiempo pasa y pasa y la entrega no llega… (A partir de 6 años)

Anuncios

 

El hechicero de Grimpen.-Judith Rosell.-Editorial Edelvives. Stella vive con sus tres estrictas tías en un hotel balneario en la localidad costera de Withering-by-Sea. Vigilada por sus familiares y su doncella, pasa los días aburrida y un poco desesperada. Sin embargo, todo cambia cuando una noche es testigo de algo inesperado:

Se despertó de nuevo y se encontró más despejada.    Estaba acostada sobre una superficie  dura. Sintió una nueva sacudida, oyó el repiqueteo de las herraduras de un caballo y el  crujido de las ruedas de una carreta. Intentó moverse,  pero tenía los brazos atados. Sobre ella se amontonaban cosas. ¿Era de día o de noche? Le faltaba el aire. Tenía un trapo embutido en la ropa. El sabor era asqueroso, a sudor y tabaco. Consiguió escupirlo, boqueando. La manta le cubría la cabeza, notaba el tacto áspero sobre su mejilla. Se revolvió e intentó girarse, pero incapaz de moverse… (A partir de 10 años)

Anuncios

Mi amigo alemán.-  Sara Sánchez Buendía.-Editorial Edebé. Samuel sufre acoso escolar y sus padres no se dan cuenta, inmersos en sus problemas laborales y de pareja. Solo la abuela se percata de todo lo que ocurre en esta familia en la que todos van a la suya. Y está dispuesta a ayudarlos. Samuel, al que llaman Campbell, es pelirrojo, tartamudo y está a punto de cumplir diez años. Su ilusión es celebrar una fiesta, pero Dimas, un niño mayor que él, se lo quiere impedir. Su abuela, una señora regordeta y cariñosa que le lleva dónuts cuando lo recoge en el cole, protegerá a Campbell, aunque a veces la líe aún más. Su amigo Mohamed, un gran futbolista, hijo de alemana y marroquí, también lo defiende y, además, lo ayuda a desentrañar el misterio del amigo alemán que la abuela oculta. Mientras tanto, sus padres no se dan cuenta de nada. Los acontecimientos del mes que queda hasta el día del cumpleaños de Campbell cambiarán las vidas de toda la familia:

 

Mi yaya vive con nosotros. Bueno, se ve que en realidad nosotros vivimos con ella, porque cuando se murió el abuelo yo era muy pequeño y, como  mamá trabajaba y siempre estaba tan nerviosa y tan cansada, la yaya le dijo que por qué no íbamos a vivir con ella. Dijo que así ninguna de las dos estaría sola. Y la verdad es que con lo tarde que sale mi madre de trabajar y el trabajo que tiene papá, todo el día viajando, mi madre no sé si se sentía sola, porque me tenía a mí, pero siempre dice que se le iba el dinero en canguros y que no sabía qué hacer conmigo cuando me ponía enfermo. Me lo ha explicado tantas veces que, aunque yo era un enano y no recuerdo nada de esa conversación, es como si lo hubiera vivido, aunque ahora que lo pienso, claro que lo viví, aunque no me acuerde.  (A partir de 11 años)

 

 

El museo de los ladrones.- Lian Tanner.-Xavier Bonet.-Editorial Anaya. Goldie Roth vive en la tiránica ciudad de Alhaja, donde la valentía es un pecado, y la audacia, un crimen. Solo hay una salida para alguien como ella, rebelde y atrevida: huir lejos de allí. En su huida, una figura misteriosa la guiará hacia el mágico y oculto Museo de Coz. Lleno de maravillosos secretos, pero también inquietante y oscuro: en sus estancias acecha la sombra de un monstruoso iracán, y solo alguien con el talento de los ladrones podría conducirse a través de sus extrañas y cambiantes salas.

Anuncios

Siempre se le había dado bien moverse con sigilo. Comenzó a palpar en la oscuridad de una forma tan silenciosa como la caída de una hoja. Las traicioneras cadenas no emitieron ningún sonido. La tutora Ilusa avanzaba con paso firme a su lado, con el ceño fruncido. Goldie sintió el tacto de unas alas desplegadas. Y de repente tuvo la sensación de que alguien la estaba observando. Dejó la mano inmóvil, todavía en el interior de la toga negra. Con toda la inocencia posible, miró a su alrededor. No parecía que nadie la estuviera observando. No era más que una muchedumbre asustada, normal y corriente. Salvo… salvo por un punto concreto por el que sus ojos parecían pasar de largo…–Fíjate bien, susurró la vocecilla (A partir de 12 años)

Anuncios

RESEÑAS LITERATURA ADULTA

Dame tiempo.-Carmen Guaita Fernández&Ignacio Buqueras y Bach.-Editorial PPC

 

Cuentos para la conciliacion entre trabajo y familia: 25 historias sobre niños, relojes y el tiempo necesario para demostrar el cariño.

Sacar adelante la tarea profesional y a los hijos sustenta una paradoja que descorazona un poco: cuando ajustamos las prioridades a ese orden exacto –profesión y familia–, nos encontramos con frecuencia a punto de estallar, agobiados, estresados, insomnes, culpables de casi todo y muertos de agotamiento. Y cuando el orden se invierte –hijos y trabajo–, podemos sentir los mismos síntomas de desequilibrio.

Crear una familia supone un compromiso de vida, tal vez el más importante; del trabajo dependen buena parte de la realización personal y el sustento. Si fueran los dos platillos de una balanza, nosotros actuaríamos de peso hacia uno u otro, y el fiel de esa balanza es el tiempo. Este libro es una colección de 25 cuentos breves protagonizados por relojes, padres, hijos, abuelos, nietos… Lo escriben muchas personalidades de la vida española, escritores con larga trayectoria, reconocidos profesionales de distintos campos, jóvenes que comienzan a caminar… Todos están preocupados.

Es hora de que se permita a todos conciliar trabajo y vida personal. El debate está abierto, las leyes y las empresas empiezan tímidamente a contemplar iniciativas, y se extiende la certeza de que debemos armonizar nuestro ritmo de vida. ¡Necesitamos pasar más tiempo en familia! Todo tiempo es tiempo de vivir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: