Hoy entrevisto a Sara Dobarro, especialista en Neurociencias que hoy viene a hablarnos de su libro, Si resucité del infarto fue para escribir este libro

1.- ¿Quién es Sara Dobarro y cuáles son sus sueños? Una mujer enamorada de la vida, que entiendo como continuas interacciones de comunicación. Desde que me especialicé en Neurociencias y sigo estudiando el funcionamiento del cerebro, comprendo que soy un compendio de conexiones de redes que están muy activas y se comunican de manera interna y externa. Mi gran sueño es poner en marcha la Fundación Cerebro Corazón. Dos órganos que son el eje vital de comunicación para el bienestar del cuerpo humano. Y lo más importante, que en mi familia reine el amor y cada uno se sienta satisfecho con su propia vida.

2.- ¿Desde qué momento supo una profesora y periodista que quería dedicarse a contar un libro sobre una experiencia de su vida personal? Fue por “causalidad”. A raíz de una experiencia extraordinaria y reveladora como es sufrir un infarto agudo de miocardio y entrar en parada cardiaca. Mientras me desfibrilaban tres veces seguidas, mi cerebro siguió funcionando. Entendí que la vida no es posible si el cerebro y el corazón, que son los dos motores del cuerpo, no se coordinan.

3.- ¿Qué nos puede contar de su libro Si resucité del infarto fue para escribir este libro?¿para qué tipo de público va dirigido? Imagino que es una guía para saber reaccionar frente a, llegado el momento, saber cómo actuar… Es la obra más intimista y generosa que he escrito. El amor por la vida, la familia, los amigos, descubrir muchos porqués, combinado con las emociones y sentimientos de una persona que le ve la cara a la muerte y sale adelante. Este libro tiene varios objetivos: concienciar a las mujeres de que las cifras de infartos femeninos ya se equiparan a los masculinos, que nuestras sintomatologías son diferentes y que la medicina tiene que ampliar horizontes en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. El entorno y la sociedad cambian y las patologías se adaptan más rápido a los tiempos que las respuestas médicas.

Va destinado a todos los públicos: tanto a quienes quieran llevar una vida cardiosaludable, como a pacientes infartados y a  familiares para que entiendan sus reacciones ante la patología. Por otra parte también es interesante para los médicos al proporcionarles la visión desde el punto de vista del paciente.

4.- ¿Qué le llevó a inclinarse a la hora de dedicar su vida profesional a la neurociencia y al conocimiento de las emociones, y de la mente humana? ¿qué cree que es lo más complicado del ser humano?¿y lo más sencillo? Tras muchos años de estudio sobre la comunicación verbal y gestual, comprendí que las emociones -que son reacciones químicas en nuestro organismo- tienen su salida al exterior en forma de gestos, que salen sin filtro del cerebro inconsciente. Por eso Alex Pentland, padre de la ingeniería computacional y estudioso también de la comunicación no verbal, diseñó en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) un aparato que puede predecir el resultado de las negociaciones. Se cercioró de que esto es así y dice literalmente que “los gestos son honestos”, porque nunca mienten. Hasta ahora, personalmente, creía que el cerebro era el órgano rey, el ordenador manejaba el resto del cuerpo. Tras mi experiencia de sufrir el infarto, sé que este pensamiento no es preciso.

Respecto a la pregunta de qué es lo más complicado del ser humano, quizás es que no dedicamos tiempo para conocernos y practicar la comunicación interna. Tenemos unas potencias que se abren solo cuando somos realmente conscientes, como lo hacen la memoria, el entendimiento, la voluntad. Lo más sencillo: comprender que el que ama vive en continuo diálogo interior.

5.- Sé que también es colaboradora en programas de radio y que ha realizado colaboraciones con Eduardo Punset, ¿qué ha aprendido de él?¿con qué se queda con la radio o con la escritura? Y me encanta porque de todo y con todos se aprende. Exactamente, fui invitada al programa Redes, de Eduard Punset, para hablar del “planeta digital”. Así se titulaba el capítulo que abordamos para hablar del futuro que se nos venía. En 1998, publiqué el primer libro que definía la televisión digital en Europa, que por aquel entonces era desconocida y parte de un futuro lejano, ahora presente. De Punset aprendí cómo adaptaba su capacidad visionaria, uniéndola a la ciencia y a la divulgación.

La comunicación es un todo, es como el cuerpo humano, que está en continua interrelación. No puedo elegir. Me fascina la inmediatez e interactividad de la radio y la reflexión, así como la posibilidad de elegir las palabras precisas en la escritura. Son ejercicios diferentes. En el primero requieres agilidad y en el segundo capacidad relacional.

6.- ¿Qué nos puede contar de su actual trabajo como directora en la empresa QUEDIGO?¿qué es lo que desean transmitir con esa empresa y qué valores transmiten a los alumnos que se matriculan en los diferentes cursos que se imparte en su centro? Nuestro trabajo es apasionante. En nuestras formaciones con el innovador método mSD de reprogramación neuronal, ayudamos a las personas y a los equipos a sacar su mayor potencial. En uno de los centros hospitalarios donde impartimos formación para personal sanitario nos dijeron que “nuestros cursos transforman a las personas. Cambian la vida para bien”.

Proporcionamos ayuda a todas aquellas personas que quieren mejorar. Todos tenemos talento y mucho potencial y en algunos casos está por descubrir. Nuestros valores son la confianza, voluntad, respeto y amor por las cosas bien hechas. Si puedes hacerlo excelente, no te conformes solo con que esté bien.

7.- ¿Cree que para un escritor es muy difícil encontrar una editorial que publique su libro? ¿qué consejo le daría a un escritor novel? No es difícil, porque el mundo editorial ha cambiado y ha tenido que adaptarse al rápido entorno digital. Ahora muchos escritores de prestigio optan por la autoedición, porque siempre tienes un control sobre tu obra, decides desde la portada, número de páginas, papel, si quieres ilustraciones… y todo ello  sin que nadie te imponga criterios comerciales para vender más.

El consejo que le daría a un escritor en ciernes es que se lance a escribir. Cuando alguien siente la necesidad de comunicar por escrito, debe escuchar a su corazón y empezar. Estoy segura de que si vale la pena, las palabras fluirán.

8.- ¿Qué libro está leyendo actualmente?¿tiene algún maestro o alguien que haya influenciado en su vida? ¿tiene proyectos en marcha? Estoy leyendo “Él y Yo” de Gabrielle Bossis, y la “Reina sin trono” de Carlos Gracia, que trata de la apasionante historia de una mujer deslumbrante en el Madrid de la posguerra.

Todas las personas que se cruzan en mi camino influyen y me dejan enseñanzas. Es maravilloso. Ahora me encanta aprender también con mis hijos y que se conviertan en mis maestros. Tengo los cinco sentidos muy abiertos y receptivos para sacar conclusiones en todos los órdenes de la vida e interrelacionarlos; eso es lo que me da la visión humanista.

Sí claro, siempre tengo proyectos. Ahora tengo que hacer una buena difusión de mi libro, con la intención de que llegue a todos los rincones del mundo, y el siguiente paso es impulsar la Fundación Cerebro Corazón; siempre combinando ciencia, innovación, cultura y comunicación y con las puertas abiertas a todo aquel que quiera ayudar, colaborar o aportar fondos económicos para mis proyectos.

9.- ¿Qué piensa del trato que se da a la cultura en España?¿y a las bibliotecas? La cultura en España, ya por herencia, es vasta y rica y de gran referencia internacional. En nuestro país poseemos grandes genios creativos en todos los órdenes culturales. Si se refiere al trato o impulso que se da desde la clase política, creo sinceramente que se podría hacer mucho más y máxime con las herramientas tan dinámicas que tenemos en la era digital.

Respecto a las bibliotecas, desde pequeña me fascinan, porque mi madrina que era Bibliotecaria de la Marina, en el Arsenal Militar de Ferrol, me llevaba con corta edad a ver como clasificaba las obras, las fichas, y otras cuestiones propias de otro siglo.

En la actualidad, todavía hay muchas que tienen los documentos históricos y periódicos filmografiados, sin pasar al proceso de digitalización. Los centros que dependen de la administración van despacio. Y la cultura es un bien patrimonial de todos que no debe tener ideología.

10.- ¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión cultural? Me fascina que tenga ese espíritu emprendedor en defensa y difusión de la cultura. Tengo que daros la enhorabuena por  esta iniciativa. Sin duda os mueve la pasión y esa emoción de fondo, bien alimentada, hará que lo que esta web atractiva y bien estructurada, vaya creciendo. Creo que sectores como la cultura debieran generar economía de una forma innovadora, haciendo equipo. Ojalá se convierta en un grupo empresarial y cultural de peso. Suerte con el proyecto y muchas gracias por esta entrevista.