Hoy entrevisto a Gonzalo Rosell Gestor Cultural en Los Yébenes. Hoy viene a hablarnos sobre su trabajo y sus inquietudes.

“Las personas lectoras que se preocupen por cultivar las Humanidades se diferenciarán del resto de la gente, que estará distraída haciendo un mal uso de la tecnología”

¿Quién es Gonzalo Rosell Guzmán y cuáles son sus sueños? Intento mirarme desde fuera y encuentro a una persona tremendamente imperfecta, que intenta servir a los demás de la mejor manera posible, con lealtad a sus familiares y amigos, y compromiso en el trabajo, en el que me veo muy exigente y competitivo en exceso, lo cual me provoca algún sufrimiento que otro.

También me descubro como una persona que valora mucho el beatus ille horaciano, y el resto de valores renacentistas: siempre deseo aprovechar el momento y, la mayoría de las veces, me conformo con muy poco: buena compañía, un copa de vino y un libro en un lugar bonito y tranquilo. Eso sí, jamás consigo tener la mente en blanco.

No  tengo grandes sueños, salvo conservar siempre el amor de mi familia, estar eternamente enamorado, no dejar de ser niño, seguir viajando y vivir cerca del mar algún día.

¿A qué se dedica Gonzalo en Los Yébenes relacionado con la cultura? A contribuir a que Los Yébenes tenga la mejor programación cultural dentro de sus posibilidades presupuestarias, a que las personas lean más y mejor, a que los niños y los jóvenes crezcan rodeados de Cultura y con un amplio conocimiento del rico patrimonio histórico-artístico de Los Yébenes y sus tradiciones más enriquecedoras.

¿Tuvo claro de siempre que quiso dedicarse al mundo de la archivística, de la cultura y de las humanidades?  Más bien la Cultura me encontró. Era un mal estudiante, incluso de pequeño un mal lector, a diferencia de mis hermanos. Recuerdo siempre a mi madre animándome a leer, pero no fue hasta que en la adolescencia, una chica que me gustaba, puso en mis manos un ejemplar de Cumbres Borrascosas. Ahí cambió mi vida y me convertí en un lector voraz. Luego llegó Astérix a mi vida y ya fue un no parar.

 Y, poco a poco, la Cultura me fue secuestrando hasta convertirla en mi profesión: comencé en 2002 de archivero y en 2003 ya era el gestor cultural de Los Yébenes; una profesión aún en pañales, que necesita una mayor formación y reconocimiento por parte de las administraciones y la sociedad.

¿Qué es lo más bonito de trabajar para la cultura? ¿qué satisfacciones a nivel personal le aporta? Ver las caras de satisfacción de la gente tras un hecho escénico o la sonrisa de un niño mientras le estás contando un cuento. Ver como algunas cosas de tu entorno cambian a mejor gracias a las acciones de la biblioteca.

En este periodo de confinamiento hemos preparado diferentes actividades culturales on line, y comprobar que hemos hecho pasar a las personas momentos felices gracias a estas acciones, me llena de profunda satisfacción.

Y como he dicho antes, me veo muy imperfecto, y tengo que decir que a veces la vanidad me puede, y me llena de satisfacción plena cuando programo algo en lo que muy poca gente cree, y es un éxito. Es un sentimiento orgásmico.

¿Qué funciones desarrolla en el archivo y biblioteca del Ayuntamiento de Los Yébenes? ¿lo compagina con la labor de gestor cultural? Dado que el trabajo de gestor cultural me ocupa el 90 % del tiempo, procuro tener el archivo al día, pero a veces no lo consigo (es una espina que tengo siempre clavada). En cuanto a la biblioteca, me ayudan dos magníficas bibliotecarias y un auxiliar para conseguir que funcione de manera óptima.

¿Qué importancia a nivel cultural tiene Los Yébenes y qué le diría a alguien que no conoce ese lugar? Los Yébenes goza de una Historia peculiar, ya que hasta 1835 fue una Historia dividida, con una trayectoria cultural importante y un patrimonio artístico y natural rico, lo que le convierte en un municipio ideal para el hecho cultural.

Tiene tradición literaria, con escritores como Blas Garoz (Diputado en las Cortes de Cádiz), teatral, con Lope de Vega (se inspiró en nuestra sierra para escribir Las dos bandoleras, lo cual nos hace pensar que estuvo por aquí enamorado), musical (con varias familias de músicos importantes como los Tadeo, los Anaya y los Losada; de esta última es Javier Losada, miembro de la SGAE, fue guitarrista y teclado de Tino Casal y compositor de canciones de Mecano y series infantiles como Dabi el Gnomo).

Contamos con una biblioteca, una Casa de la Cultura, un Teatro-Auditorio (TAMLY) de 508 localidades, que alberga también el Museo de Ciencias Naturales de Los Yébenes (MCNLY) cuya  pieza estrella es el enorme esqueleto de un rorcual azul. Desde su apertura en 2013 estoy en el equipo de gestión de este museo.

Los Yébenes es un pueblo en el que la caza supone una gran fuente económica, y cuenta con un Museo de la Caza y otro de Armas (Armus).

¿Qué nos puede contar de la Asociación de Profesionales de la Gestión Cultural del que es Presidente? ARTEC-C-LM es una asociación que vela por la defensa de la profesión noble de la gestión cultural global, y uno de los pilares más importantes es la formación de nuestros socios.

Todos trabajan coordinando la gestión cultural de los ayuntamientos de la región, desde los más pequeños hasta las ciudades más importantes. Tenemos como socia, por ejemplo, a la gestora cultural de Villaseca de la Sagra (1500 hab.), así como el director del Teatro-Circo de Albacete. No es una asociación fácil de presidir debido a la gran extensión y heterogeneidad del territorio castellanomanchego.

¿Cómo se ha visto perjudicada la cultura con el tema de la pandemia?¿cree que hay que aunar mayores fuerzas para que la cultura salga a flote? Es un verdadero desastre. Probablemente este virus supone uno de los mayores atentados contra la Cultura en la Historia de la Humanidad.

No solo es que se estén destruyendo miles de empresas y con ello miles de empleos, que ya es algo atroz, sino que hemos perdido la libertad de reunirnos en torno al hecho cultural, y cuando lo hacemos, porque afortunadamente estamos empezando de nuevo, lo hacemos con miedo y sin la naturalidad de antes. Lo de la mascarilla es lo de menos, yo me he acostumbrado bien.

Tenemos que estar más unidos que nunca, artistas, profesionales de la gestión cultural, administraciones y empresas culturales. Tenemos que salvar la Cultura, y la transversalidad es un concepto esencial actualmente; eso y el buen uso de las nuevas tecnologías; ojo como apoyo al hecho cultural en vivo, no como sustitución. No debemos ensuciar la esencia del Arte que es una experiencia socializadora.

Soy optimista porque considero que la Cultura es el motor clarísimo de la sociedad, e históricamente en épocas de crisis han aparecido grandes obras que han puesto los cimientos del pensamiento futuro.

La vacuna matará el virus, pero la Cultura salvará nuestros valores más elevados y promoverá cambios que ya venían siendo necesarios antes de la pandemia. Los avances  tecnológicos son importantes en el sentido práctico, pero los avances culturales son esenciales para la evolución de las mentalidades.

¿Qué tipo de actividades se desarrolla en la biblioteca en la que trabaja?¿Se hace especial hincapié en la animación a la lectura? En la biblioteca hago labores de coordinación y me ocupo personalmente de las adquisiciones. Formo parte del equipo animación lectora junto a mis otras dos compañeras y ese equipo funciona porque todos los años conseguimos uno de los premios María Moliner (son premios a modo de ayudas económicas para los 300 mejores proyectos de animación lectora a nivel nacional); este año también optaremos.

Una persona polivalente como usted, que también tiene un blog, ¿qué es lo que le queda por hacer?¿tiene proyectos en marcha? La verdad es que la palabra aburrimiento no la uso demasiado. Escribo desde hace años en un blog que inventé: https://elsensiblero.wordpress.com/, menos de lo que me gustaría, eso sí, pero es cierto que cuando leo textos tan brillantes de otros autores, me digo: qué coño hago yo escribiendo…

Me encantaría ser políglota para leer en otros idiomas, ir a un concierto de Queen (eso me da a mí que no podrá ser)… Hay tantas cosas que me gustaría hacer…

Ah sí, comprarme una casita en Bilbao o cerca para poder ir todos los domingos a ver a mi Athletic Club, después de unos vinos y unos pintxos. Esto cuando me toque la lotería, por ahora me conformó con viajar hasta allí una vez al año.

¿Qué libro se está leyendo actualmente?¿si tuviera que recomendar un libro cuál sería, acompañado de un vaso de vino? Ayer acabé una joyita que descubrí hace poco por recomendación de un amigo: Helena o el mar del verano de Julián Ayesta, es una preciosa historia de amor en un veraneo familiar en la costa de Gijón.

Con una copa de una buena garnacha de Calatayud, lo mejor sería embriagarte de la prosa maravillosa de todo un descubrimiento de este año 2020, la zaragozana Irene Vallejo y su El infinito en un junco. Un precioso ensayo sobre el nacimiento de los libros y las bibliotecas.  

¿Cree que la cultura tiene el lugar que se merece en nuestra sociedad o cree que está menospreciada?¿cree que se valora como se merece? Sinceramente creo que estamos viviendo un etapa difícil para la Cultura, pero soy optimista porque sin Cultura el mundo no puede funcionar y los seres humanos, solo por egocentrismo queremos que el mundo funcione.

Con el cambio de milenio empezamos a sufrir una crisis de valores culturales y educativos, porque nos está costando dar utilidad a las nuevas tecnologías, entre otras cosas. Éstas tienen un potencial de difusión y de divulgación de la Cultura inmenso, incluso para la propia evolución del Arte, pero las estamos infrautilizando.

Los gobiernos confunden el ocio con la cultura y eso es una catástrofe porque al final gastamos miles de euros en diversión (que también es necesario), y muy poco en reflexión, cultivo del espíritu crítico, potencial de cambio y progreso y alma constructiva.

Otro problema es que separamos Cultura y Educación. Ha de existir una simbiosis plena entre ambas, tal que se confundan, de tal manera que en nuestros sistemas educativos haya un equilibrio entre asignaturas que tiendan a la especialización y unas Humanidades más completas, que incluyan de manera clara y efectiva las Artes en todas sus disciplinas. Eso nos haría mucho mejores como sociedad.

¿Qué cambiaria del sistema bibliotecario actual si pudiera hacerlo? Hemos avanzado mucho, gracias a maravillosas/os profesionales que a lo largo de los últimos 50 años se han ido formando y han puesto las bases de unos sistemas avanzados en cada autonomía.

Las redes de bibliotecas, con sus catálogos colectivos, han representado un gran logro, pero aún queda mucho camino por recorrer para que, con nuestras acciones, las personas tengan a las bibliotecas como centros imprescindibles para su vida, al modo de los países nórdicos. Es un buen momento para trabajar en ello, para mejorar la accesibilidad y la estética de los edificios y para hacerlos más cercanos.

Para formarnos más y mejor en uso de las nuevas tecnologías. En definitiva, convertir las bibliotecas en lugares modernos, seguros, gratuitos, agradables, donde se van a encontrar personas con las mismas inquietudes, con quienes establecer unos lazos intelectuales y afectivos, y donde van a curarse del vértigo y el estrés de la vida que llevamos.

¿Qué le diria a las personas que quieren dedicarse al mundo de la biblioteconomía, archivística, etc.  y cree que no tiene futuro? Que es el futuro, que son profesiones que se van a reinventar, porque siempre existirá el saber, y ese saber debe ser custodiado y servido.

Las personas lectoras que se preocupen por cultivar las Humanidades se diferenciarán del resto de la gente, que estará distraída haciendo un mal uso de la tecnología. Y será necesario, más que nunca, orientar a esas personas a tener ese saber al alcance de la mano, filtrando la información a modo de cedazo con la que separemos el grano de la paja.

Esa ha sido siempre nuestra labor como bibliotecarios y archiveros y así seguirá siendo, insisto que con más necesidad que nunca debido al ruido informativo. El futuro pasa por entender una nueva forma de ver el mundo.

¿Qué piensa de Alquibla www.alquiblaweb.com como web de difusión cultural? Es un ejemplo de un brillante de uso de las nuevas tecnologías para la divulgación cultural y un apoyo constante a la Cultura, con artículos muy bien documentados y entrevistas muy interesantes.

Es una plataforma viva que defiende el valor democratizador de la Cultura, en la que demuestras, Eva, tu gran vocación como bibliotecaria y una tremenda sensibilidad para el tratamiento de todos los temas culturales.

 

 

Entrevista a Gonzalo Rosell Gestor Cultural en Los Yébenes
Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eva María Galán Sempere .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies