William Gilbert (¿1540? – 1603). Fue un médico famoso que labró para sí una próspera carrera médica durante la segunda mitad del siglo XVI. Nació en Colchester hacia 1540; fue nombrado médico de la reina Isabel en 1601 y en ese momento se mudó a la corte.

La reina murió al mismo tiempo, pero su sucesor nombró de nuevo a Gilbert médico real, sin apenas demora. Gilbert se enorgulleció del hecho de que el único legado personal del testamento de la reina proporcionaba un fondo para financiar sus experimentos. Aunque la esperanza se truncó con la muerte de Gilbert, probablemente a consecuencia de la peste, en 1603.

La respuesta de Gilbert como médico era local, pero se hizo famoso en toda Europa e Inglaterra por su libro De magnete, que dio a la imprenta en 1600. Es un libro que continúa siendo muy legible, repleto de ideas que resultaron maravillosas para los coetáneos de Gilbert y que conservan el interés.

Gilbert no fue el primero en reconocer la existencia de la magnitud. Los griegos y los chinos, entre otros pueblos, ya conocían las propiedades mangnéticas de esta mena de hierro desde al menos 500 a.C. Pero sí fue el primero en realizar experimentos cuidadosos y duplicables con los imanes. Lo que es más importante: fue el primero en reconocer que la Tierra en sí misma es un enorme imán y que no hay más diferencia que la del tamaño entre un simple imán esférico sostenido en la mano y el gran globo terráqueo en el que habitamos.

De joven, Gilbert había viajado por Europa continental, donde conoció a muchas personas  que más adelante destacaron en el campo científico, con las que mantuvo correspondencia durante el resto de su vida. En su residencia de Londres poseía una gran colección de minerales, instrumentos y libros y solía celebrar con regularidad reuniones con otros londinenses interesados en los temas científicos, en cuyo transcurso presentaba experimentos de los que luego se hablaba y daba noticia de los descubrimientos realizados en el extranjero.

En De magnete, los argumentos más vigorosos de Gilbert se reservan para demoler la hipótesis tolemaica del primum mobile o motor primero. Según el astrónomo del siglo II, la Tierra permanecía inmóvil en el centro e una serie de esferas concéntricas cada una de las cuales transportaba un planeta y giraba una vez al día en torno a la Tierra. Pero, ¿por qué se movían las esferas? ¿qué les proporcionaba su fuerza motriz?

Para Ptlomeo existían nueve esferas materiales que giraban alrededor de la Tierra, las de la Luna, Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter, Saturno, la Elíptica y las estrellas fijas. Todas ellas tenían un movimiento o movimientos específicos, algunos de los cuales eran muy complejos; pero todas compartían un movimiento diario común, pues eran arrastradas de este a oeste por el primum mobile. Este era una décima esfera, material pero invisible, que rodeaba a todos los demás cielos y giraba en torno a ellos con una fuerza inconcebible y, tal como indicó Copérnico, a una fuerza no menos inconcebible.

La teoría geocéntrica tolemaica tenia poco que hacer contra tales muestras de elocuencia fiera y sentido común.

La pertinaz insistencia de Gilbert en que los científicos consultaran menos los libros que la realidad de las cosas contribuyó a dar forma al futuro de la ciencia inglesa; y no solo eso, también contribuyó a formar parte el futuro de toda la ciencia. El año de 1600, cuando se publicó De magnate, fue crucial en la historia del mundo. Anteriormente, el mundo era ante todo medieval; después se estaba tornando moderno.

(Breve historia del leer. Charles Van Doren. Ariel, 2009)

 

William Gilbert escritor de De Magnete (1540-1603)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eva María Galán Sempere.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad