Si bien en los noticieros, diarios y periódicos, vemos que las informaciones políticas, sociales y económicas del país latinoamericano son de terror y nos muestran que Venezuela se encuentra en uno de sus peores momentos; así mismo, para muchos es realmente preocupante dicha situación, pero lo cierto es que existe un lado desconocido para otros tantos, que puede llegar a impresionar a más de uno.

El lado desconocido de Venezuela por Fabiola Maldonado Mastrojeni

Actualmente, el venezolano de a pié, se ha ido acostumbrando a la situación precaria; a la escasez de ciertos productos primordiales para la vida, al problema de la inseguridad y a muchos otros factores que afectan la vida cotidiana de cualquier persona. Pero lo cierto es que poco a poco, el aparato económico del país caribeño ha empezado a funcionar.

Si bien el país latino no se encuentra en las mejores condiciones, lo cierto es que existe un lado desconocido para quienes jamás han tenido la oportunidad de conocer a ciencia cierta de lo que está empezando a germinar en el país vecino de Colombia.

Poco a poco, muchos de los venezolanos que huyeron durante una de las situaciones más duras por las que pasó el territorio, han ido regresando a su tierra. Y es que en general, por ahí dicen que “siempre la tierra en la que nació una persona, la jala hacia ella”; y ciertamente están empezando a invertir, no solo en vivienda, sino en nuevos proyectos de negocios para levantar el aparato productivo del país y lograr sus sueños anhelados, en un paraíso de tierra que se llama Venezuela.

Aún falta mucho por recuperar, pero los días lejos del lugar que te vio nacer, se hacen cada vez más duros; sobre todo cuando descubres que las posibilidades de encontrar un empleo son escasas, porque todos los países en el mundo se encuentran en crisis, debido a la pandemia que azotó duramente en el 2020, y que al día de hoy, finalizando el 2021, aún golpea a cientos de países.

Cuando se derrumban tus sueños como inmigrante, comienzas a analizar un inicio en tu tierra; creo que así ha pasado con muchos de los venezolanos que han regresado. Es muy complicado acostumbrarse a diferentes culturas, climas, ideologías y hasta en el idioma. Todo esto afecta a una persona que está empezando desde cero en un país desconocido.

No es fácil empezar desde cero; pero tampoco es fácil volver atrás. Es un tema que muchos lo critican. Pero, considero que las personas deben estar donde se encuentren bien. Más si van a aportar algo positivo para Venezuela, que ya bastante ha tenido durante más de veinte años de lucha, de despedidas, de lágrimas, de un hasta siempre…

Para mí, “el 2022 es como un renacer para este hermoso país del caribe, pues no hay mejor enseñanza que los golpes que se han llevado en la vida”. Este próximo año viene a ser como un abrir de ojos, repleto de oportunidades, de nuevas empresas y de grandes proyectos que permitirán el retorno de todo aquel que desee un inicio en su tierra natal.

“Venezuela ha empezado a levantarse, y no creo que vuelva a dormirse”. Se ha mantenido dormida durante muchos años, es tiempo de que vuelvan las buenas costumbres, las personas de bien, la educación de primera y una vida con plenitud y tranquilidad.

Lo más bonito del venezolano, es que aunque no haya comida, siempre habrá un bollo de pan para algún invitado; “donde come uno comen dos tres y hasta cuatro”, frase típica. Nada como saludar a un vecino y tomar un buen café sentados en el frente de la pequeña casita que les abriga por las noches.

Puede faltar algo en la nevera, pero la solidaridad, jamás falla en los corazones de un venezolano; se quita la comida de la boca para ayudar al más hambriento y no importa si se está en el peor momento, siempre hay la oportunidad de reír.

Las calamidades no nos hacen personas “sufridas”, nos han hecho más fuertes, nos han cambiado el sistema inmune y nos han demostrado que no hay batalla perdida, a menos que no se batalle… El venezolano te abraza sin miedo a contagiarse de nada; no es de dar dos besos, pero sí es de los que da, sin esperar nada a cambio.

“De las más grandes tormentas, nacen las más bellas flores”, escuché alguna vez decir a alguien por mi camino; y no hay frase más cierta que ésta, pues te invito a que recorras las calles de Venezuela a través de Google Maps, para que descubras que más allá de lo que vemos en la televisión, hay una realidad que ha empezado a surgir y que viene sin miedo y no tiene frenos; que ha llegado para quedarse y que levantará al país caribeño de sus peores momentos.

El lado desconocido de Venezuela por Fabiola Maldonado Mastrojeni
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas