A mis manos llega el libro Te escucho mejor si no te miro de Loreto Brotóns Sánchez y Ana Belén Arosa Gómez. Llega a mis manos de la mano de un familiar y tuve la suerte de poder charlar un ratito por teléfono con Loreto sobre su libro, enseguida me entró curiosidad por conocer más y más y fue ella quien tan amablemente me lo hizo llegar a mi casa. He de confesaros que llegó justo en el momento preciso en el que yo también me estaba recuperándome y recomponiéndome y fue de gran ayuda.

El libro está escrito a cuatro manos y sabemos perfectamente cuando entra cada una de ellas, la parte técnica de la mano de Loreto Brotóns y la parte de ficción de la mano de Ana Belén. He de deciros que hay una parte en cursiva que es en la que se definen aspectos técnicos por parte de Loreto. Como siempre unos agradecimientos al principio del libro y un prólogo en el que quieren dar a conocer el porqué de este libro.

El objetivo primordial de este libro es transmitir a un público general lo que es el autismo y que sirva de guía para familiares, educadores, etc. Se nos habla de la aproximación teórica dada por Simón Barón Cohen sobre el coeficiente autista de cada persona y si todos en realidad tenemos parte de ello. También caben los sentimientos y se nos presentan casos clínicos y los problemas derivados de ellos, así como las conexiones con el cerebro.

Te escucho mejor si no te miro

Es muy útil la guía que nos ofrecen con unas “pautas” sobre cómo leer este libro. Conceden el privilegio al lector de conectar con sus emociones y conocerse, vivir sus propias experiencias y si en algún momento se identifican con alguna de ellas. Os puedo asegurar que tras la lectura de este libro, ya lo podrás mirar desde otra perspectiva con y desde la comprensión y la tolerancia.

“No hay personas de libro, este es un libro de personas”

A lo largo del libro vamos a leer diez relatos en los que se nos presentan diferentes casos, comentarios al respecto y aspectos relevantes psicopatológicos y psicoeducativos a cada uno de ellos.

Cada uno de los relatos tiene la historia de una persona llena de ternura y de mucha, mucha emoción.  Empezamos con la historia de Leo un niño hipersensible. En los comentarios se nos revela lo que le supone a ese niño la hipersensibilidad y a lo que se expone debido a su falta de flexibilidad mental. También a los “problemas” que se enfrenta por la incomprensión de los familiares. En la parte de aspectos relevantes psicopatológicos y psicoeducativos, en esta ocasión, se nos explica qué hay detrás de las siglas TEA.

Conforme vamos avanzando en la lectura nos vamos dando cuenta de que el papel de las madres juega un papel relevante, frente a los casos que nos presenta Loreto. También sabemos de las diferencias y el perfeccionismo que les exige la sociedad y la no aceptación de “no poder seguir el ritmo del mundo”. Consecuencia de ello, los problemas que le surgen a la persona que sufre y un tema relacionado con todo ello del que se va a hablar, el aislamiento, en el que se refugian para estar seguros.

Loreto nos cuenta en el libro también que hay que estar alerta porque hay indicios que se previenen desde la infancia, pero también hay que ver el otro lado de la moneda en el que en ocasiones, los padres o profesores no quieren admitir que su hijo/alumno necesita comprender el mundo desde otro punto de vista. Conocemos cómo se producen los primeros síntomas del TDAH, y las frases relacionadas con ello “no entiendo el mundo, no encajo con él, algo pasa en mi cabeza”.

En el caso de Martín se nos refleja un niño incomprendido. Él escribe una carta a sus padres “que no eligió”. Con esta historia creo que se quiere reflejar el que en ocasiones quieran darse por vencido, el no seguir luchando el de verse abocado al fracaso y dejarse ganar, porque en muchas ocasiones las personas que sufren son los que luchan por lo que otros quieren que sea. A ello va unido la bajada del rendimiento escolar, el tachado como raro y un largo etc. lleno de calificativos a los que están expuestos por la incomprensión de la sociedad.

Otra de las características podríamos decir que es la atención a los pequeños detalles el destacar esos que otros no ven y eso lo podemos observar en un capitulo precioso llamado Altea, en el que el personaje empatiza con una gatita, y en la que ve un salvoconducto ya que se identifica con sus conductas.

Se nos explica en el libro las diferencias entre el autismo y el TDAH y seguimos con las características y la incomprensión de los familiares que se refleja en frases del tipo “¿cómo no lo ha aprendido ya?” y de la manera que se manifiesta en bloqueos de comunicación, olvidos frecuentes o en la forma de percibir.

“No es tan importante donde estás sino quién eres”

Adela es la protagonista del sexto relato y también aparece al lado de su perrita Trufa. Es una niña de diez años con muchas inquietudes y le dan arrebatos de enfado por la interpretación de los mensajes que los lee de manera literal y sabemos de las consecuencias que le traen. Más y más características del espectro autista como los enfados por los pequeños cambios, la hipersensibilidad, la alerta continua, la intensidad de las vivencias negativas, respuestas impulsivas o el buscar estar solo como parte de “su liberación” son unas de las tantas características que conoceréis en este libro relacionado con el autismo.

Loreto nos cuenta en este libro también en qué consiste el trastorno de desregulación emocional disruptivo que explica la reactividad emocional y nos regala con ello conforme vamos avanzando en la lectura más y más conocimientos acerca de este tema. Nos habla de las tormentas cerebrales y de cómo el cuerpo les habla y les invade la culpa. También se habla de las disfunciones ejecutivas sobre el control del tiempo y la dificultad para entender las emociones del otro. Y el cómo les afecta los estímulos de los de su alrededor. Así como las rutinas y controles que se “obligan” a cumplir.

Hay un relato el octavo en el que se realiza un cuento precioso, ya no se habla de ninguna persona en concreto, en esta ocasión, se nos habla de dos monas Maripuri y Maripili que sueñan con la libertad. Yo este apartado lo he interpretado como el cuento de una niña en un centro escolar y en el que cada uno de los personajes que nos muestra Loreto representa un papel en la sociedad, un relato precioso a mí parecer, como todos los de este libro.

“Que te ayuden no te hace débil. Dejarse ayudar es de fuertes”

A modo de crítica se realiza un llamamiento a los educadores y a la importancia que deben jugar en la educación, a la hora de fijarse en los niños que están a su cargo en el año escolar. Así como a los familiares directos, que muchas veces “no quieren ver” que su [email protected] es diferente al resto.  De cómo los terapeutas se encuentran con problemas a la hora de los roles impuestos por la sociedad o las expectativas familiares y/o del entorno.

Muchas de las personas en ocasiones quieren sentirse invisibles o pasar desapercibidos porque creen que deben hacer un papel de alguien que no son con tal de agradar al mundo y cómo influye ello en cuanto a las amistades, de lo que también se realiza una reflexión en el libro, sobre el valor de la amistad.

El último de los relatos del libro se llama La música del mar. En el que Loreto con suma elegancia nos muestra la belleza de lo que no se ve, sino de lo que te hace sentir, de dejarte llevar por lo que sientes y no por lo que ves. Se reflexiona sobre la empatía y sobre la soledad y la incomprensión, de los susurros que provoca la rabia, de la percepción del mundo y las dificultades en la comunicación y del miedo, considerado como el peor aliado, cuando está inmerso en las emociones. Así como los ejercicios que se pueden realizar para aceptarlos y que los pensamientos pierdan intensidad para volver a la paz.

Acabamos con un glosario en el que se dan explicaciones teóricas en cuanto a las etapas de la vida y el género. En el que se destaca lo diferente, los aspectos en cuanto a la sociabilización, a la sensorialidad y el juego, así como la expresión emocional. La dificultad para los cambios y las reacciones emocionales y conductuales que conlleva su aceptación o comprensión en el entorno.

Cada uno de los números que nos acompaña en cada uno de los relatos seguido de dos números más se corresponden con el orden numérico del elemento destacado dentro de cada relato. Y son los siguientes: explicaciones teóricas, etapas vida y género, sensorialidad, fortaleza e intereses, psicomotricidad, alteraciones en la comunicación, sociabilización y juego, alteraciones en la expresión emocional, dificultad para cambios, sentimientos de no encajar, alteración en funciones ejecutivas, influencia del entorno social y escolar, influencia de la familia y el más importante de todos entiéndele y ayúdale.

Mi más sincera enhorabuena a Loreto en este libro en el que ayuda a comprender el espectro autista y a mi parecer un libro necesario para la lectura de la conciencia de la sociedad. ¡Os lo recomiendo!

 

Reseña del libro Te escucho mejor si no te miro. Retratos del autismo de Loreto Brotóns Sánchez y Ana Belén Arosa Gómez
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas