En lo que parecía un sueño imposible; Eva María Galán Sempere, ha logrado llevar  cabo un proyecto cultural en el que ha dejado plasmado su pasión por los libros. Ha dedicado gran parte de sus días, por diez años, a sacar adelante Alquibla, una mirada al mundo de las bibliotecas… Más allá de ser reconocida por su página web, su entusiasmo por alcanzar su objetivo, la ha llevado a estar nominada en varias oportunidades en los Premios Internet, en la categoría de Cultura.

alquiblaweb-logo

A veces los mejores proyectos llegan en los peores momentos de nuestras vidas”. Así pasó con Alquibla. Justo cuando Eva Galán, creadora de la página, se había quedado sin trabajo, nace la idea de hacer algo propio… jamás se quedó de brazos cruzados, buscó la oportunidad de crear; de lograr un sueño y renacer entre las cenizas de aquella tristeza que le embargó por quedarse sin su empleo soñado”

La idea de crear un blog o una página web, nace en un taller de búsqueda de empleo, en el que Eva recuerda las palabras de Belén Claver, quien dictaba el curso ese día. Belén, dio la idea de crear algo propio como un blog, con contenido que apasionara a los asistentes. “las palabras de Belén resonaron por algún tiempo en mi cabeza, pues era lo que más quería hacer, dedicarme a mi pasión y si podía crear algo propio, sería mucho mejor”, asegura Eva, recordando sus inicios.

Y es que desde una temprana edad, la emprendedora sabía que su pasión eran los libros; a los 13 años estaba completamente segura que quería dedicar su vida al mundo de las bibliotecas. “Más adelante tuve la oportunidad de conocer la Biblioteca Nacional en Madrid, de la mano de una increíble mujer, Milagros del Corral, Ex Directora de la biblioteca. Fue apasionante recorrer entre los depósitos de aquel majestuoso lugar. Este fue uno de los momentos que marcó mi futuro como bibliotecóloga”, asegura Eva mientras sonríe.

Al tener la idea, surge la inquietud del nombre que debía llevar la página, y justo aquí, Eva se frena para contarnos, que el nombre fue sugerido por Julio Alonso Arévalo, quien tenía aquel nombre pensado para algún proyecto, pero que encajó completamente con la idea de Eva. Pues Alquibla es el nombre que se le da a la pared que miran los musulmanes para orar; por ello en este caso, la página web indica que es “una mirada al mundo de las bibliotecas”.

Cuando inicia el proyecto, sintió gran apoyo, tanto familiar como de amistades e incluso de personalidades importantes del mundo de las bibliotecas; por ello no dudó en seguir con paso firme hasta alcanzar el fruto de su trabajo, que vería plasmado en aquella página web. Eva invirtió muchas horas en este proyecto; le dedicaba días enteros. Y en sus inicios escribía a diario para mantener actualizada la página.

Y así nace Alquibla, una mirada al mundo de las bibliotecas. En un momento difícil para Eva Galán, quien no dudó ni un segundo en intentar que este proyecto tuviera sus frutos más adelante. Muchas veces las barreras las ponemos nosotros mismos, sin darnos cuenta del potencial que tenemos escondido. A veces basta con tener los ojos bien abiertos para encontrar las señales que reconducen tu vida hacia tu pasión. Y así creo que sucedió con Alquibla.

Para ese momento, parecía una locura crear algo de la nada. Sin conocer el inmenso mundo del internet, Eva se aventuró a crear y a soñar en grande. Con una fuerza, que ella misma desconoce tener, pero que le brota de los poros, logró llevar a cabo su proyecto; el cual cada día tiene más seguidores y se hace más conocido; pues su talento para escribir reseñas increíbles de libros que le hacen llegar diferentes escritores o editoriales, ha marcado la diferencia.

La primera nota se publicó el 20 de abril del 2012. Era un poco más personal, donde Eva se daba la oportunidad de darse a conocer a sus lectores. En esa publicación, ella relata su pasión por los libros, la cultura y las bibliotecas. Se da carta abierta para contar su experiencia como bibliotecólogo e inicia sin darse cuenta, su faceta de emprendedora.

Alquibla se hace adolescente

Las diez velitas que sopla hoy Alquibla, son un claro ejemplo de que el que quiere puede… que no importa caerse, lo importante es levantarse. Que se puede soñar en grande. Que podemos reinventarnos. Que de momentos oscuros, siempre saldrá el sol para abrigarnos con su calor. Eva Galán, es ejemplo de perseverancia, de voluntad y de valentía.

Alquibla va creciendo, y se va acercando a la adolescencia. Así mismo, Eva Galán, nos va mostrando nuevas ideas que va proyectando en la página… en la que en sus propias palabras es su “hija”. Su peculiar enfoque, para reseñar los libros que llegan a sus manos, podría decirse que es mágico. Su estilo de entrevistar a los autores es increíblemente distinto.

Ver una entrevista en la que los escritores se sienten completamente a gusto; como en casa, lo que yo llamaría una “conversación amena”, donde detallan un poco más de sus escritos o de sus nuevos proyectos. Eva Galán ha sabido llevar a su terreno a grandes personalidades, dejando en claro su pasión por lo que hace.

Diez años suena poco, pero lo cierto es que el proyecto no solo ha avanzado; sino que con él han crecido muchos seguidores. En este pequeño rincón, Eva ha tratado de llevar un gran espacio para apostar por la cultura, la educación y los escritores. Entre la magia de un libro y sus reseñas auténticas, lleva a sus leedores a interesarse cada vez más por el mundo de las bibliotecas. Si miramos en sus inicios, reconoceremos a una Eva un poco más temerosa, sin embargo valiente y determinada a lograr su objetivo; ahora mismo, es ejemplo de lucha, de sabiduría y confianza. La constancia es sinónimo de Eva Galán, pues desde que tenía 13 años de edad, ya sabía que quería dedicarse al mundo de las bibliotecas.

Un 20 de abril de 2012 inicia un sueño

Con su primer escrito, Eva empezaba a hacer realidad su gran sueño; Quizá no se imaginó que aquello que iniciaba, llegaría tan lejos. Pero apostó a su “hija Alquibla”. Mil barreras se pasearon por su camino, sin embargo, supo superarlas; como quien supera una enfermedad. Decidió seguir adelante para alcanzar su ilusión. Lo que para entonces parecía fantasía se volvió una realidad.

Una realidad de la que Eva quizá no sea capaz de reconocer el gran alcance que tiene. Llegando a diferentes rincones del mundo hoy en día. Donde luego de diez años de arduo trabajo, constancia y disciplina, “Alquibla, una mirada al mundo de las bibliotecas”, ha logrado convertirse en referente. Donde quienes en algún momento criticaron su trabajo, hoy lo reconocen como ejemplo de emprendimiento.

Tras vestidores

Sin duda, Eva al no ser especialista en el tema tecnológico de las páginas web, ha tenido la ocasión de contar con el apoyo incondicional de Mariné Ponce, diseñadora de la página, quien es parte fundamental para que este proyecto siga adelante. Mariné es parte primordial del equipo. Sin duda las mujeres somos un ejemplo de empoderamiento; y este es el caso de Mariné. “Gracias por ponerle tanto cariño a este proyecto”.

Así mismo, Pablo y Ariel, fueron “un gran impulso para mí al momento de contarles sobre el proyecto que tenía en mente. Siempre me apoyaron y me incentivaron a seguir adelante, por muy difícil que fuera”, explica Eva Galán en agradecimiento.

“El logo no fue un tema fácil, pero conté con un gran profesional que me ayudó en todo esto, Israel, y no puedo estar más agradecida con él. Por su paciencia, constancia y ganas de hacer las cosas bien”, comenta Eva. Ahora el logo recorre hasta en las mascarillas que utiliza para protegerse del Covid19.

La verdad es que al momento de escribir sobre el décimo aniversario de “Alquibla, una mirada al mundo de las bibliotecas”, la lista de agradecimientos se hace enorme. Faltaría espacio para reconocer a todos los que han formado parte de forma directa o indirectamente en este proyecto. A quienes de manera espiritual le han dado una palmada en la espalda a Eva cuando lo ha necesitado. Aquellos que con una sola frase te levantan el alma y te suben el autoestima.

Para mí todo está escrito. Pero quiero agradecerle a Eva Galán por permitirme dedicarle unas pequeñas letras… Por tu confianza en mí y tu apoyo desinteresado, gracias. En Alquibla he encontrado un espacio donde puedo expresarme de forma sincera, crítica, sencilla y apasionada.

Me has enseñado lo que es la perseverancia, la valentía, el empuje, las ganas de seguir adelante… me quedo sin palabras. Gracias por seguir fomentando la cultura, la importancia de la lectura y la escritura. Gracias por no rendirte, por luchar; “por seguir de pie aunque te duelan las rodillas”.

Fabiola Maldonado

 

Alquibla sopla sus diez velitas
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas