Los centros educativos de España que permiten el uso de móviles con fines educativos dentro de las aulas, se expanden por todo el país como una pandemia. Los estudiantes de la ESO y de bachillerato, utilizan esta herramienta tecnológica con fines de aprendizaje. El profesorado que aconseja utilizar los móviles en las aulas, aseguran que pueden servir para ayudar en el  aprendizaje, si se utiliza de la forma adecuada.

La pandemia del Covid, fue abriendo paso a la utilización de las herramientas tecnológicas. Para ese momento, así pues, desde los más pequeños de primaria, hasta los estudiantes universitarios, debían utilizar móviles, ordenadores o tablets, para realizar sus deberes y mantenerse al día en la escuela, institutos o universidades. En este punto, los profesores descubrieron que los móviles y las nuevas tecnologías, no son tan malas como se creía anteriormente.

Según datos del Ministerio de Educación, Extremadura, Cataluña y Castilla y León, son las Comunidades Autónomas con mayor uso de móviles en las aulas. Sin embargo, muchos profesores apuntan a un creciente interés para incluir el móvil en las clases; pues consideran que puede llegar a ser una herramienta de búsqueda “potente”, entre los más jóvenes.

Enseñar el uso seguro del móvil

Para los padres de la generación millenial o también conocida como “generación Y”, nacidos entre 1980-2000, suelen entregar un móvil o una Tablet a sus hijos desde muy temprana edad. En general la supervisión es escasa. Y muchos permiten que sus hijos se eduquen tras las pantallas de las nuevas tecnologías.

Los tiempos han cambiado. Las madres no tienen el tiempo suficiente para hacerse cargo de los niños, pues ahora ambos padres deben trabajar para llevar el sustento a casa. Así es como llegan las tecnologías a las manos de los más pequeños. No prestamos demasiada atención a lo que ven y descubren dentro de internet. En muchos casos, las herramientas de “cuidado parental” no funcionan de manera adecuada, y nos confiamos, frente a un gigante.

Lo que ofrecen los profesores que están a favor del uso del móvil o de nuevas tecnologías dentro de las aulas, es enseñar el uso adecuado y seguro de estos equipos; que en la mayoría de los casos desconocemos. Para muchos, los teléfonos inteligentes pueden llegar a facilitar el aprendizaje. Enseñar de forma más divertida. Que los jóvenes estén más atentos, pues son equipos que controlan diariamente.

El desarrollo de nuevas aplicaciones adaptadas a las edades y a las necesidades de los alumnos, así como la del profesorado, es primordial al momento de introducir de manera segura estos equipos a las aulas. Sin duda, los móviles u ordenadores, son herramientas que abren un mundo de posibilidades a quien los utiliza, por ello la importancia de utilizarlos de forma adecuada.

El elemento prohibido se hace estrella

Lo que años atrás era impensable, tanto para profesores como para el alumnado en general, se ha convertido en una herramienta estrella en las aulas de algunas comunidades autónomas. Los educadores han encontrado en los equipos móviles formas seguras de enseñar al alumnado de la ESO y de Bachillerato, y estudian introducirlo en otras edades más pequeñas.

Lo más importante es enseñar que la herramienta tecnológica puede facilitar la enseñanza. Desmentir que el móvil sea algo para aprender únicamente cosas “malas”. Y ya que nuestros niños nacen con un “móvil bajo el brazo”, enseñarles la manera adecuada, segura y sana de su utilización; cosas que muchos padres no reparamos al momento de obsequiar esta tecnología a nuestros niños.

En España un 50,6% de los centros en la ESO permiten el móvil dentro del aula, 58,5% de éstos son públicos y 40,3% privados. Así mismo, la cifra de Bachillerato aumenta al 57% en públicos y 45% en privados. Se cree que esta diferencia es debido a que el profesorado toma su propia decisión frente a estos casos; y no se rigen necesariamente a la normativa del centro educativo o a las normativas de las comunidades autónomas.

¿Dónde quedan los libros?

Si bien los libros y las bibliotecas son las primeras herramientas utilizadas por el profesorado; los centros educativos se van adaptando a las nuevas tecnologías. Sin embargo; esto no quiere decir que los libros y las bibliotecas quedarán en el olvido, más bien, se considerarán asertivas ambas búsquedas.

Las bibliotecas y los libros deben seguir siendo en todo caso el primer medio de búsqueda de los estudiantes. La historia, la cultura, la ciencia, y básicamente todas las cátedras son importantes para la educación de los jóvenes. La ignorancia solo trae consecuencias negativas en una sociedad cargada de historia.

Proteger las bibliotecas y los espacios destinados a los libros es fundamental, para que se desarrolle un país. Integrar nuevas tecnologías en las aulas está muy bien, pero no por ello debemos desechar las herramientas de trabajo que nos han funcionado durante tantos años.

La cultura e historia que se siente entre los pasillos de las bibliotecas del mundo, es sin duda sinónimo de sabiduría. Si en una hoguera quemáramos todos los libros del mundo y nos quedáramos sólo con la información de internet, nuestra historia no estaría completa; existirían vacíos, perdidos entre las cenizas de la quema de todos los libros del mundo.

Estoy a favor de la utilización de nuevas herramientas dentro de las aulas escolares; pero considero, que los libros y bibliotecas son fundamentales para desarrollar adultos con memoria, cultura e historia.

Fabiola Maldonado

Los móviles van a la escuela por Fabiola Maldonado
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas