Reseña literaria de 44 Juanes de Victoria Ramírez. Los textos bíblicos se han convertido en una mina para la narrativa contemporánea. De ello, pueden dar fe quienes han encontrado inspiración en ellos, por ejemplo, José Saramago, en su novela “El evangelio según Jesucristo”.

Sin embargo, la mirada de Victoria Ramírez al Nuevo Testamento pasa por aplicar al cristianismo primitivo una nueva fórmula, una bien medida mezcla de no-ficción e historia novelada, con un estilo fluido y llano, intencionadamente alejado de la grandilocuencia estilística. Todo ello, convierte la novela en una fórmula exitosa.

Estructura de la novela

44 juanes comienza con un asesinato a manos de fanáticos y organizaciones secretas. Sus más de 350 páginas cobran sentido después de analizar lo leído, y una segunda lectura resulta más reveladora aún que la primera.

La novela se distancia de la religión para abordar la filosofía desde las verdades y mentiras, la honestidad y la ruindad, las miserias y las virtudes, enfocando su verdadero objetivo en desenmascarar una gran mentira defendida durante siglos.

Victoria Ramírez recala en los textos sagrados, no como creyente, sino como “investigadora”, condición a medio camino entre novelista y periodista.

En su calidad de exégeta, dirige su interés hacia un evangelio desconocido del apóstol Juan y otros libros secretos que descansan en el corazón de la ciudad de Sevilla.

Investigación acerca de la novela

Apoyada en otros textos bíblicos, obras de arte y fuentes historiográficas, el protagonismo recae en Juan Evangelista, que, en manos de la autora, se convierte en un leal y fiel escriba, presentándonos un nuevo modo de entender la historia del cristianismo.

Paralelamente, se abre paso una intriga familiar entre los dos linajes de la protagonista, inmersa en una crisis personal que va dejando al descubierto las miserias de algunos de sus antepasados, enterradas durante generaciones.

La autora reniega de los estilismos clásicos de la novela histórica y emplea diseños casi cinematográficos, eliminando lo superfluo y lo divino, más cercanos al neorrealismo italiano, convirtiendo a la Sagrada Familia en una familia viva.

La sencillez narrativa de 44 juanes de Victoria Ramírez propicia una lectura ágil y fluida de una historia insólita y fascinante, que cuestiona con sólidos argumentos lo que, hasta hoy, han sido verdades universales.

Su lectura, altamente recomendable, revuelve conciencias