Entrevista a Adelina Rodríguez Espinosa, directora de la Biblioteca Pública del Estado en Alicante, Azorín

La B.P. “Azorín” de Alicante, cuya creación se remonta a 1855, es de titularidad estatal y está gestionada desde 1983 por la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Cultura, Educació i Ciència. Debido a su antigüedad y el carácter de sus fondos, es una Biblioteca tanto de investigación, como de consulta y divulgación actual.

Entrevista a Adelina Rodríguez, directora de la BPE En Alicante

Ocupa su actual edificio desde 1976 y consta de una superficie de 5.407 m2 repartida en cinco plantas que comparte con el Archivo Histórico Provincial, con un depósito de libros ubicado en una torre de siete plantas.

Destaca su importante y completo fondo de carácter local, formado por libros y folletos de temática provincial y la colección de publicaciones periódicas que comprende desde 1811 hasta nuestros días. Es depositaria de toda la producción impresa de Alicante como receptora del Depósito Legal.

Como servicio público a la comunidad y consicente del papel de una biblioteca pública en la “Sociedad de la Información”, tiene como objetivo prioritario facilitar el acceso del ciudadano a la misma, proporciónandole modernas herramientas de búsqueda y acceso al documento (sobre cualquier soporte), atendiendo además sus necesidades de ocio y entretenimiento.

La Biblioteca tiene automatizados sus fondos y servicios, disponiendo, repartidos por cada sección, de terminales de consulta que facilitan la obtención de información por parte de los usuarios. Participa en la elaboración del Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico del Estado Español y en el de la comunidad Valenciana.

Hoy entrevisto a su Directora, Adelina Rodríguez, que tan amablemente me dirige estas palabras,

–¿Quién es Adelina Rodríguez Espinosa?

       Soy una bibliotecaria por vocación y formación.

       Me licencié en Historia del Arte en la Universidad de Murcia. Posteriormente realicé un Master en Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Alicante. A lo largo de mi vida laboral nunca he dejado de formarme en todos los temas relacionados con el mundo de las bibliotecas.

   –¿Qué cargo ocupa actualmente en la Biblioteca Pública “Azorín” de Alicante?

     Trabajo en la Biblioteca Azorín desde el año 1997 y ocupo la dirección del Centro desde el año 2011. Anteriormente también había trabajado en la biblioteca de Orihuela, en la Consellería de Cultura y en la biblioteca de la Universidad de Murcia.

   –¿Cuáles son sus funciones en la misma?

     La función de la dirección es básicamente de coordinación. Coordinar tanto el equipo humano como los recursos económicos para poder ofrecer a los lectores unos servicios óptimos en el ámbito de la información, la formación y el ocio.

–¿Desde qué momento supo que su futuro iba enfocado al mundo bibliotecario?

     Antes de terminar la licenciatura de Historia del Arte conseguí una beca de formación en la biblioteca de la Universidad de Murcia. Ahí es donde comencé a formarme de forma práctica en el trabajo de una biblioteca.

Las bibliotecas son la suma de los recursos propios y de todos aquellos recursos a los que se pueda tener acceso en cualquier parte del mundo y esto se debe a la aplicación de las nuevas tecnologías.

   –¿Qué proyectos o actividades lleva a cabo en el mismo?

     Las actividades que realiza una biblioteca pública se han diversificado mucho. Muchos de estos servicios están relacionados con el mundo de las nuevas tecnologías como Internet de uso público, WiFi, etc.

     La biblioteca Azorín ofrece junto a los servicios tradicionales, otros dedicados a la animación a la lectura como son: cuentacuentos, talleres para niños, club de lectura, exposiciones. La biblioteca se ha adaptado al momento que vivimos.

   –¿Se ha creado un estereotipo de las bibliotecas y de la figura del bibliotecario?

     Es cierto que ha existido ese estereotipo de la biblioteca como templo del silencio que aparece en las películas. Hoy en día, todas las personas que visitan a menudo una biblioteca saben que esto ha cambiado.

     La biblioteca no es sólo el lugar que nos provee de lectura sino también donde podemos conectarnos a Internet, utilizar nuestros aparatos electrónicos mediante la conexión WiFi, podemos llevar a los niños a realizar talleres, a un cuentacuentos, asistir a un club de lectura, etc.

   –¿Cree necesaria la presencia en redes sociales y las nuevas tecnologías aplicadas a las Bibliotecas?

     Actualmente no podríamos trabajar en las bibliotecas sin las nuevas tecnologías. La forma de trabajar en las bibliotecas se ha transformado completamente con la aplicación de éstas. Las bibliotecas son la suma de los recursos propios y de todos aquellos recursos a los que se pueda tener acceso en cualquier parte del mundo y esto se debe a la aplicación de las nuevas tecnologías.

     En el año 2001 se creó la Xarxa Electrònica de Lectura Pública Valenciana, este hecho supuso pasar a trabajar en red, es decir, de forma cooperativa: tenemos un catálogo único, también un carné único de lector para toda la Red. Esto supone grandes ventajas tanto para el bibliotecario como para el usuario.

   Es importante tener visibilidad en las redes sociales ya que es una forma de acercarse a los usuarios más jóvenes.

   –¿Cómo definiría a una bibliotecaria y a una biblioteca perfecta?

     No creo que exista ni la bibliotecaria ni la biblioteca perfecta. Las bibliotecas no son estáticas sino que se van adaptando a las nuevas necesidades de los usuarios por lo que están en continua mejora.

La biblioteca cuenta con el más completo fondo local alicantino y no sólo bibliográfico sino de todo tipo de materiales que se hayan publicado en la provincia de Alicante.

   –¿Qué tipos de fondos conforman su biblioteca?

       La Biblioteca Pública Azorín es una de las 52 bibliotecas Públicas Provinciales pertenecientes al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que, desde el año 1983, está gestionada por la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte. Se creó en el año 1855 y a partir de ahí tuvo como misión recopilar todos los fondos de carácter local. Por esta razón, la biblioteca cuenta con un importante fondo antiguo que va desde un incunable hasta ejemplares de los siglos XVI a XVIII. Sin olvidar por su relevancia la colección de publicaciones periódicas, que comprende desde 1811 hasta nuestros días.

       Desde su creación, se hizo especial hincapié en la recogida del fondo local alicantino que se vio acrecentado desde el año 1957 cuando se publicó la Ley de Depósito Legal. La Biblioteca Pública Provincial de Alicante pasó a ser depositaria de uno de los ejemplares procedentes del Depósito Legal de todos los fondos que se publicaban en la provincia de Alicante. Por lo que en este momento, la biblioteca cuenta con el más completo fondo local alicantino y no sólo bibliográfico sino de todo tipo de materiales que se hayan publicado en la provincia de Alicante.

   –¿Cómo ve el futuro de las bibliotecas en España?

     Es necesario que la sociedad y, especialmente los gobernantes, se conciencien de la importancia de las bibliotecas públicas y de la necesidad de invertir en ellas como un activo para la comunidad.

   –¿Piensa que está infravalorado el trabajo de los bibliotecarios?

     Más que infravalorado pienso que es desconocido. Aunque cada vez menos debido a la visibilidad en Internet y en las Redes Sociales.

   –¿Cree que el lector nace o se hace?

     Sin duda se hace. En esta labor de crear lectores están implicados distintos sectores de la sociedad: la familia, los centros de enseñanza y, por supuesto, el trabajo de las bibliotecas públicas es fundamental en la creación y fomento del hábito lector.

   –¿Qué piensa del libro electrónico? ¿Cree que acabará con el formato papel?

     La biblioteca pública ha asumido hasta ahora perfectamente las nuevas tecnologías y lo mismo está ocurriendo con el libro electrónico. Hay que ofrecerle al lector la posibilidad de leer en formato papel o electrónico según sus preferencias. En este sentido, es muy interesante la iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte al crear la plataforma e-Biblio para el préstamo de libros electrónicos que este otoño se pondrá en marcha y la podremos ofrecer desde la biblioteca pública de Alicante a través de la Xarxa Electrònica de Lectura Pública Valenciana

           A mi modo de ver, creo que en el futuro convivirán los dos formatos.

   –¿Tiene proyectos futuros en marcha?

     La Biblioteca tiene muchos proyectos pero la realización de los mismos pasa por la remodelación integral del edificio. Esperamos que en los próximos años pueda ver la luz este hermoso proyecto. Esto permitiría la creación de espacios más racionales y más acordes con el nuevo concepto de biblioteca pública.

   –¿Alguna anécdota que contar?

       Al ser un espacio público siempre se producen anécdotas

       Quería aprovechar para darte las gracias por esta oportunidad que tan amablemente me has ofrecido. Un afectuoso saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.