En esta ocasión la sorpresa viene dada por este libro del que os voy a hablar y del que va a tratar la reseña Los doce códigos del amor escrito por Elva Abril. Contiene un subtítulo Sana tus heridas y encuentra pareja con la ayuda de la astrología publicado por la Editorial Grijalbo. Ha sido una sorpresa para mi y en este momento encontrar este libro en el que todo suma en el camino del crecimiento personal.

Hace no mucho supe de mi carta astral y al final las cosas no vienen por casualidad, están destinadas a encontrarse. Gracias a esa inquietud y a las constelaciones familiares es posible que este libro no llegara a mis manos por azar.

Es un libro que va dedicado a Ferrán Cases y es él mismo el que escribe el prólogo. Todo queda en casa. Es Ferrán quien habla en su prólogo del libro y del encuentro con la autora que fue una sorpresa para ambos. Ferrán no creía en estas cosas, pero en casa y después de la charla con Elva se interesó por conocer el efecto Forer.

El libro consiste en ir desglosando los doce horóscopos asociados a patrones emocionales y en los que va asociado de una manera muy directa la astrología. Es posible que te identifiques con un capítulo o con muchos, a mi me ha pasado. A pesar de que sé que tengo la Luna en Escorpio, hay otros con los que también coincido.  Debes analizar en la lectura del libro cuáles hablan de ti y cuáles no y ellos mismos te abrirán las puertas del amor.

“No se trata de juzgar lo que nos hicieron sino de ver cómo interpretamos lo que pasó”

Me gusta extraer de la lectura siempre los gustos sobre el autor y en esta ocasión, resalto sobre todo, el cine. Se hace referencia a películas como Notting Hill, Pretty Woman o La niña de tus ojos entre otras.

La autora nos ayuda en la lectura y nos da instrucciones sobre cómo calcular tu carta astral y lo que influye sobre los planetas. El libro nos va a definir qué tipo de relación atraemos según la Luna y que signos nos afecta y nos clarifica que la Luna afecta al apego infantil y no nos da acceso a Venus que es el intercambio adulto.

Se habla de los Red Flags (banderas rojas) y Elva nos hace hincapié en que leer esta parte es muy importante. No hay verdades absolutas, no proyectes, no hay una posición más favorable que otra y quiere dejar claro el objetivo del libro que tiene una función divulgativa.

He de deciros que al principio de cada capítulo de los doce que compone la autora empieza con una frase que te deja a la reflexión. Y cada uno de los códigos va a darte “pistas” sobre cómo te manejas como persona, cuáles son tus debilidades y fortalezas y cómo te desenvuelves en el mundo de la pareja. También de las características claves de cada uno de estos horóscopos y comienza con la historia de algún personaje famoso que es asociado con la Luna en… Voy a resaltar alguno de los aspectos que me he fijado, pero la autora lo desglosa mucho más en el libro.

Al final de cada capítulo encontrarás un recuadro en el que 5 características definen a cada horóscopo: qué miedo debes aprender, cuál es tu mayor apego, cómo reaccionas, cuál es tu aprendizaje, para terminar con tu potencial. También la autora pone ejemplos concretos de los que van a su consulta y los comparte con el lector.

El comienzo es con Aries. La luna en Aries. Aries es la rabia (que es su emoción básica), se aburre con facilidad, no pierde el tiempo y no se censura en la intimidad. La autora nos da ayuda sobre las emociones puente y en todo momento, va solapando el libro con su historia personal. Se acompaña también a lo largo de la narración de frases de Lao Tse, Oprah, Erich Fromm entre otros. Se habla de la rabia como “una emoción que necesita expresarse de forma física”. Es cuestión de no vivir a la defensiva. Valora la sinceridad en la pareja, la honestidad, la transparencia. Es un signo individual y en pareja hay que moldear ciertas piezas intentando siempre sanar.

“Libramos fuera las batallas que no sabemos gestionar dentro”

Luna en Tauro. Poco cuidado con las emociones. Y se habla de un término nuevo para mi la “pereza emocional” que hace que los problemas se enquisten y se entre en bucle de los que luego es mucho más complicado salir. Es un signo más lento que necesita tiempo para procesar las emociones. Le gusta el contacto con la naturaleza. Se habla de la importancia del dinero que viene de la infancia y se transmite a través de la pareja. Debe sanar la relación con lo material y se nos habla de la dopamina que hay que llevar cuidado para no hacerse adicta a ella.

“No juzgues a alguien por su dinero, sino por lo que es capaz de hacer a cambio de él”

Luna en Géminis. Son excelentes comunicadores, en la escritura y en la didáctica. Son adictos a los libros, cursos y conferencias. Se enamoran de mentes de labia y se alejan de las emociones. A las personas con este signo la cabeza no les para y lo importante es saber qué buscamos en la persona y cómo construimos la relación. Dan mucha importancia al aprendizaje unido a la felicidad. Es un signo de humor y buscan en su pareja a cómplices. Los Géminis tienen tres aprendizajes en la vida y la constancia es lo que le une más a la pareja.

“La mente puede ser el mejor laberinto para quien no quiere salir”

Luna en Cáncer. Son de hogar, familia, calor. Les cuesta la adaptación y salir de su zona de confort. Tienen la herida de no querer crecer “Síndrome de Peter Pan”. Hay que tenerlo en cuenta, pero no instalarse en el niño interior. Buscan en la pareja la serenidad y la madurez y es importante que la Luna madure en este signo. Tienen adoptado el rol de cuidador. Es muy importante para este signo el trabajo con la madre y cortar la dependencia emocional que trasciende con la madre. “Nada puede ayudar a quien no quiere ayuda. Insistir solo tensa el vínculo hasta romperlo”. La siguiente frase “Hazlo, aunque no estés preparada” aquí es lo que mejor define este capítulo. Debe conectar con su pasado y con su pareja. La autora de vez en cuando se toma pausas para aclararnos o contarnos curiosidades y en este caso, realiza un inciso para hablarnos del origen de la palabra amor.

“Crecer implica comprender el riesgo como algo inherente de la vida”

Luna en Leo. Se identifican por el reconocimiento, así como el sentirse únicos y especiales. La dificultad que tienen con la pareja es ver al otro y cederle su espacio. Son personas que necesitan acaparar atención, aunque sean incapaces de verse a ellos mismos y mucho menos a los otros. Ven triunfos en lo malo de los otros y necesitan ser auténticos o admirados.

“Empezamos a brillar cuando no tenemos nada que demostrar”

Luna en Virgo. Signo de ser útil a los demás. Son personas de estar en alerta continua y llevar una agenda, no son de improvisar. Su reto es perdonarse y al realizar esa acción llega la sabiduría. Son personas que tienden a la hipocondría y a somatizar las emociones, que deben aprender a escuchar al cuerpo y mimar cada detalle. La autora nos da técnicas también sobre cómo ayudarles.

“Perdonarnos implica amarnos aún cuando no lo hagamos todo bien”

Luna en Libra. Necesitan compartir y conseguir identidad a través del otro. A partir de Libra se suceden lo que se llama las “oposiciones astrológicas”, empieza la rueda de los opuestos. Es un signo mental y teme al conflicto por no perder el vínculo. Deben trabajar la asertividad, y por gustar a los demás pierden su propia personalidad. Deben llevar cuidado en la relación con uno mismo y trabajar el autoconocimiento y la soledad. Se habla de dos términos que la autora os explicará que son FOMO y JOMO. Y también se habla de la ley de la atracción. Si hay equilibrio interno nos llevará a relaciones que nos llenen de verdad. Son amables, educadas y diplomáticas. Es necesario dejar atrás la herida de la injusticia.

“Solo cuando sabemos quienes somos, sabemos a donde ir y con quién”

Luna en Escorpio. Tienen miedo al abandono, y el amor va unido al dolor. Les influye la relación con los padres y sus relaciones no llegan a buen puerto porque huyen. Se manejan desde la herida de la traición en las relaciones y se entregan de manera absoluta. Llevan a la persona al límite, en el sexo, en la terapia, necesitan intimidad para sentirse cómodas. Son tímidos, introspectivos y observadores. No se equivocan a la hora de apostar por alguien.

“Si alguien no confía en los otros es porque en realidad, no confía en sí mismo”

Luna en Sagitario. No pierden la fe en sí mismas. Luchan por sus principios y los defienden. Tienen creencias limitantes (heredadas de sus padres) y su cerebro es vago “soberbia intelectual”. Les cuesta encontrar pareja por sus limitaciones. Su emoción base es la alegría, y si tienen problemas van con ellos aunque se muden de lugar o de circunstancia.

“Aprendemos cuando dejamos de querer tener razón”

Luna en Capricornio. Es un signo laboral y en el amor obtienen la recompensa. Tienen la sensación de crecer antes de tiempo, cargan con todo y eso al final los deja agotados. Toman la iniciativa por protección. Deben trabajar la gratitud y asocian el aprender con decepcionar a otros, por ello la importancia de aprender a poner límites. Se crecen ante las dificultades y su relación con la pareja es como si fuera su empresa. Se olvidan de ellos tanto que son capaces de satisfaces las expectativas de los otros ante las suyas propias. Sienten amor del bueno y no responden a condiciones externas. Nos valoran por lo que somos y no por lo que damos y conectamos con los sentimientos sin miedo, por ello es importante también dejarse amar “amar va de cuidarse y dejarse cuidar”.

“Quien no demuestra lo que siente pierde lo que quiere”

Luna en Acuario. Es un signo fuerte y toma las decisiones sin buscar la aprobación ajena. Su mayor fuerte es la libertad y son considerados las ovejas negras de la familia. Evitan comprometerse y ser libres de decidir sin obligaciones y también lo hacen en las relaciones. Para ellos la amistad es prioritaria y cuanto más espacio les des mejor. No quieren ataduras y lo común para ellos es vulgar.

Si intentamos satisfacer las expectativas de otros, perderemos muchas cosas, entre ellas, la libertad y la dignidad

Luna en Piscis. Se manejan también desde la herida del abandono, y necesitan de otros para que llene ese espacio. Son amigos de la soledad y cambian de manera muy frecuente sus creencias. Tienen una tendencia evasiva, porque pretenden salvar al mundo y se les recomienda el Mindfulness. Es un carácter que debe aprender a no hacerse cargo de lo que sienten los otros y la pareja no la deben ver como una ONG. Son muy sensibles y es la vida la que les empuja a lo que tiene que ser. Se deben al amor incondicional y son capaces de amar sin cambiar al otro, pero primero deben amarse a ellos mismos. Si buscan una pareja es desde el corazón y es el signo más romántico. “El romanticismo describe cosas a las que cuesta poner palabras”. Se habla del término plenitud que no necesita ser explicada.

“La intuición es el susurro del alma que nos aporta sabiduría interna allí adonde vayamos”

Vamos acabando la lectura de este libro tan interesante y la autora nos propone una pregunta ¿Y ahora qué? En el que se nos hace reflexionar sobre el cómo no elegimos cuando enamorarnos ni cuando va a suceder, que son patrones que hay que desbloquear. Se aclara que este libro no quiere que cambie nuestra forma de ser, sino mejorar lo que ya somos. Podría ser considerado como un punto de inflexión en el que ya conoces tus heridas. Tus dinámicas desde donde te manejas se presentan a nivel astrológico y nos afirma la autora que el “amor es para valientes”

Hay una sorpresa al final que la descubriréis cuando la leáis y donde se nos da pistas sobre cómo funcionar en equilibrio entre lo masculino y lo femenino.

Acabamos con un apartado de agradecimientos en el que no falta su marido, sus hijos, sus padres, Sandra Bruna que es su agente literario y su equipo, a Francesc Miralles y Anna Solyom, Laura Álvarez y a ti lector.

¡Enhorabuena a Elva Abril por un libro tan completo y tan esclarecedor como este! ¡Lo recomendaré a todo el mundo!

 

Reseña del libro Los doce códigos del amor de Elva Abril
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas