La letra: sus tipos y las partes

Pieza de metal (aleación de plomo, antimonio y estaño) en forma de paralelepípedo con una letra o signo relevado en negativo en una de sus bases. Tiene una altura de 23,56 mm

La letra: sus tipos y las partes

TIPOS

Letra agrifada. Letra grifa

Anuncios

Letra aldina. Cierta cursiva de imprenta usada por Aldo Manuzio y otros impresores de su misma familia

Letra alta. Letra volada

Anuncios

Letra ancha. Letra de caracteres amplios, en contraposición a la letra chupada

Letra apretada. Dícese del texto compacto.

Letra azurada. La que está dibujada con líneas horizontales o verticales

Anuncios

Letra babosa. Letra cuyos perfiles no quedan bien delimitados en lo impreso, por haberse hecho imprecisos y haber perdido nitidez a causa de ser arrojados los tipos al cajetín sin cuidado cuando se hace la distribución, o bien por haber soportado demasiadas tiradas. También se aplica a la letra que por estar mal bruzada no imprime con nitidez.

Anuncios

Letra baja. Aquella cuyo ojo ocupa la parte inferior de la fundición. Se contrapone a letra alta o volada. La letra: sus tipos y las partes

Letra bastarda. Letra cursiva que imita a la antigua letra bastarda de mano, inventada en Italia en el siglo XV y extendida por España en el siglo XVI.

Letra bastardilla. También llamada itálica o cursiva, es la letra de imprenta que imita a la letra bastarda, o sea, inclinada hacia la derecha.

Letra binaria. Letra generalmente de adorno, con que comienza un capítulo, libro, etc.

Letra capilar. Letra de ojo más alto que ancho y de palo delgado

Letra capital. Nombre que se aplica a la letra mayúscula, pero más propiamente a la ornamentada y de grandes dimensiones que se usa como comienzo de la primera palabra de un capítulo.

Anuncios

Letra ciega. La que no imprime con nitidez por exceso de tinta o por estar cegado el ojo

Letra corrida. Se llama así cuando, por haberse trastocado y cambiado de lugar, aparece en las pruebas o impresos fuera de sitio; suele suceder en los principios y finales de línea, pero solo en las planas cuya composición se ha hecho a mano.

Letra cortesana. Cierto tipo de letra que se usaba antiguamente, era pequeña, elegante y vistosa.

Letra chupada. Letra de imprenta de caracteres altos y estrechos. Se le suele dar más comúnmente el nombre de letra estrecha

Letra de adorno. Se dice de las que llevan adornos, que se usan para ciertas clases de trabajos.

Letra de caja alta. Nombre que en imprenta se aplica a la versal o mayúscula, por hallarse dispuesta en la parte de la caja llamada alta.

Letra de caja baja. Nombre que se da en imprenta a la letra minúscula, por hallarse dispuesta en la parte de la caja llamada baja.

Letra de cartel. La de grandes dimensiones, hecha de madera

Letra de dos puntos. Mayúsculas que solían usarse en los carteles y principios de capítulo, llamada así por estar fundida en dos líneas del cuerpo de su grado

Letra de imprenta. También llamada letra de molde, es el nombre común de los tipos que se emplean para componer los textos.

Letra de madera. La de grandes dimensiones, usada generalmente para carteles

Letra de molde. Letra de imprenta

Letra de reserva. La sobrante después de echar una fundición y que se conserva en tortas.

Letra descendente. Aquella cuya parte inferior sale por debajo de la línea normal, como p, q, etc.

Letra de Tortis. La gótica que se usó en tiempos de la introducción de la imprenta. También se llama letra Tortis.

Letra de Vinne. Clase de letra que con la latina, la helénica y la italiana constituye una subfamilia.

Letra doble. Llámase así la consonante que se representa con dos signos, como la ch, ll, la rr o que procede de la unión de otros dos, como la ñ

Letra fina. Dícese de la letra cuyos trazos son finos, sea estrecha o ancha. Se contrapone a la negrita. Puede ser redonda o cursiva.

Letra florida. Es la titular que antiguamente se usaba como primera letra del capítulo. También se le llama letra historiada, aunque haya entre ambas la diferencia de que la primera sea solo adornada con cualquier motivo y la segunda lo sea con figuras o símbolos.

Letra gótica. Letra de forma rectilínea y angulosa, poco usada hoy salvo en ciertos impresos de lujo. Aún suele usarse en Alemania para los impresos normales. La cursiva se indica espaciando las letras de las palabras.

Letra grifa. Letra aldina usada por Sebastián Grifo en sus impresos. También se llama letra grifo, agrifada o grifada.

Letra historiada. Dícese de la letra florida cuyos motivos de adorno son figuras o símbolos. Se emplea en ciertos libros para empezar los capítulos.

Letra iluminada. La que se adorna con colores en libros, estampas, etc.

Letra inglesa. Letra muy fina e inclinada, que se usa hoy casi exclusivamente para tarjetas de visita, saludas, programas, etc. A causa de la finura de sus rasgos se deteriora muy fácilmente.

Letra inicial. Es la que sirve de comienzo a un párrafo, capítulo, libro, sección, etc. Suele ser de adorno y de mayor tamaño que las empleadas en el texto.

Letra máquina. Letra de imprenta que imita al tipo de las utilizadas en las máquinas de escribir.

Letra mayúscula. La que, con mayor tamaño y distinta figura que la minúscula, se emplea como inicial de los nombres propios, en principio de párrafo, después de punto, etc. También se le aplican los nombres de letra de caja baja. Se divide en redonda y cursiva y ambas pueden ser finas o negrillas.

Letra negrilla. También llamada negrita o egipcia, es la de imprenta que resulta de trazo más grueso que la fina.

Letra ornamentada. La dibujada, decorada e iluminada, cuyas líneas son caprichosas y de adorno; sus rasgos, pueden incluso invadir el texto de la página. Se usaron en los manuscritos antiguos. Actualmente aún se usan en la imprenta, pero dibujadas y grabadas en madera, o bien grabadas por medios químicos.

Letra redonda. También llamada redondilla o romanilla, es la de imprenta que es derecha y circular. Se dice redonda fina a l de un trazo débil y redonda negrilla a la de trazo grueso. En ambos casos puede ser cursiva.

Letras ligadas. También llamadas letras contraccionales, dobles o enlazadas, son las letras o símbolos unidos por uno o más trazos comunes.

Letra suscrita. Se da este nombre a las vocales griegas que llevan debajo la letra iota (i) en vez de llevarla a lo largo de la palabra.

Letra talonaria. Cada una de las letras cuyos rasgos imitan fondos, y se usan para componer la línea que separa la matriz del talón o documento que ha de separarse, en los talonarios.

Letra titular. En tipografía se llama titular a la letra que se usa para portadas, títulos, principios de capítulo, y para carteles. Puede ser versal o de caja baja.

Letra versal. Nombre que se da en la imprenta a la letra mayúscula o de caja alta. En tipos estrechos las letras versales suelen ser más bajas que las más altas de las minúsculas; por ejemplo la I versal es más baja que la l o la h, y esto sirve para distinguir un empastelamiento de estas letras, que se confunden fácilmente.

Letra volada. Se llama letra volada la que, perteneciendo al mismo cuerpo y familia, es mucho más pequeña que las correspondientes normales de su cuerpo y situada en la parte superior. Su uso principal radica en las abreviaturas; en estos casos antes de la letra volada se pondrá siempre punto, tanto si le precede otra letra o un número

Letra vuelta. Cuando en la composición manual falta una letra de cajetín, se pone en la composición otra del mismo grueso para suplirla. Existen dos métodos: ponerla con el ojo hacia abajo o bien al revés, o sea con el cran invertido. Casi todos los tratadistas prefieren el primer método a pesar de que otros alegan que la letra se estropea por los distintos arrastres que habrá de sufrir el molde antes de que aquella letra pueda ser sustituida por la correspondiente.

Levantar la letra. Remover las suertes en los cajetines a fin de poder coger los tipos con más suavidad.

Levantar letra. Juntar letras en el componedor tomándolas de la caja

Meter letra. Componer una línea con tanta letra que resulte apretada, con espacios demasiados estrechos. Es recurso frecuente en recorridos.

Repartir letra. Dar a cada cajista la que le corresponde.

PARTES DE LA LETRA   

Las partes más importantes de la letra son las siguientes:

Altura. Distancia desde la base hasta la superficie del ojo. También se llama alto real.

Árbol. Paralelepípedo que sostiene el ojo de la letra. También se llama árbol de la letra.

Cran. Hendidura/s que presenta el tipo en una de las caras.

Cuerpo. Distancia entre las caras anterior y posterior de la letra que determina el tamaño o número de puntos del cuerpo. También se llama fuerza o fuerza de cuerpo.

Espesor. Distancia entre las caras laterales de la letra. También se llama grueso, grosor o prosa.

Hombro. Espacio entre la superficie del ojo y el borde del prisma o base del ojo, ocupado, en algunas letras con rasgos sobresalientes, en algunas de las de caja baja (b,d,g,j,p,q). En las versales suele ser de dos puntos aproximadamente, en las minúsculas es mayor en las letras sin rasgos (a,e,c). Algunos suelen darle el nombre de rebada

Línea. Límite superior del hombro inferior del tipo. También se llama línea normal o línea estándar.

Ojo. Parte de la letra que adopta la forma de la letra o signo y sirve para imprimir al contacto con el papel.

Pie. También llamado base, es la parte inferior de la letra, donde suele haber una hendidura producida por el molde de la fundición.

2 pensamientos sobre “La letra: sus tipos y las partes

  1. La información que brindan es muy interesante, pero no deberían poner un modelo de la letra para poder apreciarla visualmente y no solo su definición?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: