Las indicaciones de horas tanto pueden escribirse con letras como con cifras, dependiendo ello del caso en que se encuentren. A este respecto hay que distinguir entre tiempo transcurrido, tiempo preciso para realizar algo, tiempo invertido y horarios

Tiempo transcurrido. Se escribe siempre con letras: Hace dos horas que te espero; Permaneció ocho horas encerrado; A las tres horas había andado seis kilómetros

Tiempo preciso para realizar algo. También en este caso se escribe con letras: Para leer estas pruebas se precisan como mínimo seis horas; Este trabajo requiere doce horas

TIEMPO INVERTIDO. Se escribe con cifras y las iniciales de horas (h), minutos (m., min.) y segundos (s). Se usa mucho en competiciones deportivas, se pueden escribir de varias maneras: 12 h. 25 m. 32 s. Si bien las horas y minutos se dividen en sesenta partes, o sea son sexagesimales, los segundos son decimales, y se pueden contar por décimas, centésimas y milésimas; por lo tanto se puede escribir: 12 h 25 m 32,3 para indicar tres décimas de segundo, tres centésimas de segundo y tres milésimas de segundo. No es correcto escribirlas como si fuesen grados: 12,25´32”

HORARIOS. Indican horas límites en que algo ha de realizarse: Visita: de 9.00 a 12.00 y de 4.30 a 8.00; Salida: 10:30; llegada, 19.20. Se escriben con cifras y su correspondiente acompañamiento de ceros.

LAS HORAS EN OBRAS LITERARIAS. En las obras literarias las expresiones de horas se escriben en todos los casos con letras, especialmente por lo que respecta a los párrafos 1-3 anteriores. Imagínese la redundancia que resultaría de escribir: Quedamos citados a las 3.00 en punto; en primer lugar, si escribimos 3.00 son en punto, por lo cual sobraría esa especificación; en segundo lugar, las obras literarias no se prestan a números en cifras salvo casos excepcionales. Lo correcto, pues, será escribir: quedamos citados a las tres en punto.

PUNTUACION EN LAS EXPRESIONES DE HORAS. Dice Ramón Martínez que debería escribirse 6.5 para indicar las seis horas cinco minutos, en contra de la costumbre equivocada de escribir 6.05. Está en lo cierto este autor, puesto que en este caso, al no operar un cero que no ocupa, ciertamente, el lugar de las décimas, puesto que como sabemos las horas no las tienen. Sin embargo, a estas alturas nadie ha de seguir tal norma. Existe, no obstante, un medio de evitar la confusión con los decimales; usar punto en vez de coma para separar los enteros de las fracciones; efectivamente, muchas personas escriben hoy día 6,05 con una coma que está fuera de lugar, puesto que la fracción no es decimal en este caso; lo correcto, pues, como ya se hace es escribir las fracciones con punto; 6.05; de esta forma se obvia cualquier malentendido acerca de la expresión numérica de las horas.

(Diccionario de tipografía y del libro. José Martínez de Sousa. Madrid: Paraninfo, 1981)

 

La indicación de las horas en el texto
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas