Entrevista a Cayetano Santana, escritor

Entrevista a Cayetano Santana, escritor

Hoy entrevisto en Alquibla a Cayetano Santana. Su pasión por la escritura viene desde los 15/16 años donde escribía pequeños relatos para el Instituto. Ahora las letras le han atrapado.

Entrevista a Cayetano Santana, escritor

1.- ¿Quién es Cayetano Santana y cuáles son sus sueños?

Diría que soy un aprendiz de casi todo. Me he pasado media vida ocupado en vivir, y ahora he convertido la literatura en parte importante de mis ocupaciones. Soy alguien que escribe para seducir al lector, con algo de trampa, porque me tomo a mí mismo como el mejor lector y escribo aquello que me gustaría leer (y que por cierto no siempre me es fácil encontrar ya escrito por otros). En resumen,me tomo la escritura como un ejercicio propio de un seductor, un embaucador, un relator de historias que una vez escritas, por suerte, pertenecen a los lectores. Ahí está mi sueño, no escribiría si no pensara que hay otros muchos a los que puede hacerle algún bien lo que escribo. Ojalá sean muchos, no se puede pedir más… No me interesa la fama ni el éxito, a menos que llamemos éxito a algo maravilloso, que alguien se acerque a decirte lo mucho que le ha gustado tu libro. No hay más…

2.- ¿Desde qué momento supiste que querías dedicarte a la escritura?

Sin duda fue en el bachillerato, sobre los 15 o 16 años. Escribí pequeños relatos para el periódico del Instituto que yo mismo dirigía y resultaron muy impactantes para los profes y compañeros. Creo que desde entonces me vi capaz pero siempre fue una asignatura pendiente, eternamente postergada, porque además trataba de convencerme de que no me gustaba escribir. Y así, claro es, no había manera de perseverar y currarme a fondo la literatura. Ahora tengo que decir que le he cogido gusto y a pesar de que es un maldito oficio solitario y duro, resulta que ha acabado por atraparme.

No debería olvidarme de decir que cuando leí Rayuela de Julio Cortázar, sobre los 20 años, creo, me pareció que aquello era lo que a mí me gustaría vivir y hacer, me dije que algún día yo escribiría una obra que pareciera sencilla y compleja, a la vez, una obra que no fuera flor de una sola primavera…

3.- ¿Qué nos puedes contar de tu novela Las mujeres imposibles y por qué los lectores tienen que escogerla para leerla?

Las mujeres imposibles es una novela singular que no dejará a nadie indiferente, es una novela cautivadora, rica en reflexiones y multitud de retratos personales. Creo que está escrita como en un especial estado de gracia. La historia de Mario Tunoye como un buscador de sí mismo tiene todos los ingredientes para seducir a esos lectores que aprecien una historia cercana, ilustradora de inquietudes y pensamientos que todos hemos tenido o que podríamos compartir.

La historia es un canto de libertad y autenticidad de un individuo que busca aprovechar una madurez tardía, rondando sus 50 años de edad, para cumplir sus sueños: escribir por fin esa gran novela que se le resiste y, por otro lado, encontrar el amor ideal. Las mujeres fuertes y libres son una parte esencial de la historia. El juego de contraste, la misma contradicción que contiene el amor, la vida y nuestros anhelos, llenan la historia de un sabor que espero gustará a esa inmensa minoría de lectores que aprecian una literatura con mayúsculas. La ciudad, las relaciones humanas, el amor, la felicidad, la autenticidad, el egoísmo, el humor, la oposición, el dolor, la ironía, el distanciamiento sobre uno mismo, el deseo, el sexo, la búsqueda del otro… Hay multitud de temas que hacen que su lectura sea catártica. Y no es que lo diga yo, me lo comunican así los lectores…

Estoy muy orgulloso de haber vendido ya cerca de 500 ejemplares  en una  provincia y media. Y de verdad que no tengo tantos amigos ni compromisos…

4.- ¿Tuviste problemas a la hora de que una editorial se interesara por tu novela?

Mentiría si dijera que no. Hoy día es difícil que una editorial de prestigio apueste por un desconocido autor de provincias. Tienes que empezar desde abajo y poco a poco conquistar la difusión , ir sumando lectores, movilizarte detrás de la obra… Pero, afortunadamente también, las editoriales pequeñas como la mía están ahí para cumplir como plataforma de apoyo a autores noveles que aportan nuevas voces y que, de otro modo, no podríamos hacernos oír.

5.- ¿Piensas seguir escribiendo? ¿Tienes proyectos en marcha?

Claro. Las mujeres  imposibles no es mi primera novela, aunque es la primera que se edita. Guardé en el cajón mi primera novela porque al estar acabando Mujeres tuve claro que era la que debía entregar a la república de los lectores.

Ahora mismo estoy acabando una tercera novela que no se publicará, no tengo prisas, hasta no dar a Mujeres, al menos, todo un año de rodaje. La editorial me ha convencido para que me dedique todo un año a la difusión, por lo que me veo obligado a viajar, y me ocupa el dar realce a una obra tan singular como Las mujeres imposibles. Lo que deseo es que por mí y por mi esfuerzo no quede para que la obra vaya siendo conocida por el mayor número posible de lectores. Sin ellos y ellas no somos nada los autores.

6.- ¿Crees que las redes sociales perjudican o ayudan a la difusión cultural?

Algunas redes sociales no son tan importantes como muchos creen, sobre todo el fenómeno de los seguidores que no me interesa en absoluto. Me interesan los lectores reales y exigentes. Claro que hay espacios webs, blogs, como éste, revistas digitales, etcétera, todo eso sí que me parece importante. Y claro, un escritor necesita de ellos para dar a conocer su obra. Pero, aun así, todos esos espacios de comunicación generan tal cantidad de información que debemos desenchufarnos como un acto de liberación, para poder abrir un libro y recobrar el placer insustituible de la lectura como una experiencia personal única (cuando un buen libro se convierte en la puerta que amplía nuestro mundo propio).

7.- ¿Qué piensas del trato que se da a la cultura en España? ¿Y a las bibliotecas?

Cultura es una de esas grandes palabras de las que decía Joyce que tanto nos hacen sufrir. Me quedo con la labor de las bibliotecas como espacios de cultura, de los clubes de lectura, de esas librerías que están dinamizando el mundo de los libros… A los políticos les diría que no se olviden de apoyar a todos quienes hacen posible la cultura escrita de un país, que no pongan piedras en el camino…  A veces el político estrecho cree cumplir con la cinta de inauguración y la foto.

El mundo de la cultura tiene carencias pero también virtudes, porque España ha sido siempre una potencia editorial y debemos fomentar los puentes de conexión con los países de habla hispana.

8.-  ¿Algún fragmento que quieras compartir con los lectores de Las mujeres imposibles?

¡Qué difícil…! Si te parece te propongo estos tres, breves pinceladas que parecen contener y condensar un modo de decir característico de ciertos momentos de la obra:

            Y dentro de ese conjunto urbano se daban, crecían y bullían mis mujeres. Me dispuse a salir en busca de ellas, en busca de mis mujeres imposibles. Por esta tan primaria determinación no debéis condenarme, ni espero tampoco que me elevéis, hace mucho que no tengo metas públicas ni compartidas.

            Ahora me veía como el personaje de un relato que yo dirigía, señor de unas peripecias que me definían, porque es el sueño del héroe que hablen sus acciones, que sean dignas de nota, que le confieran un carácter, que no hable sino con las guerras que hace suyas, con la paz que todo vencedor ha de administrar (y para la que hace falta más valor y valía que para la guerra).

            No envejeceré jamás. Digan lo que digan, no lo haré porque no me lo merezco, porque ya envejecí todo lo que debía. Así me previne de seguir haciéndolo. Me hice tan viejo porque alcancé la edad de los griegos, unos dos mil quinientos años, justo la edad de mis prejuicios; de ese modo he decidido no envejecer ni un solo siglo más.

 

9.- ¿Qué piensas de Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

Te he comentado antes algo sobre la labor de difusión y acercamiento a los lectores que realizáis. En tu caso, además, con esa preocupación destacada y meritoria por el mundo de las bibliotecas. Te felicito y te agradezco tu interés y tu esfuerzo.

Solo me gustaría añadir que encontrar mi obra físicamente en las librerías aun no es posible dado que su distribución tradicional por toda España es algo que estamos intentando cerrar. Dicen que hay que difundir para luego distribuir, pero se puede encontrar encontrar en Amazon y en algunas destacadas librerías como Machado en Madrid y la mayoría de Sevilla y Huelva, así como en los formatos kindle y los ibooks de Apple. Estamos viendo la posibilidad de saltar ya a distribución bajo demanda. El que lo desee puede contactar con la editorial a través de http://www.oromanaeditores.es.

Quiero reiterarte las gracias por tu amable invitación que me permite acercarme a los lectores. Espero que puedas leer la obra y que puedas reseñarla y seguir dialogando en más ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.