curso de escritura

Domingo Faustino Sarmiento, escritor y político argentino (San Juan 1811-Asunción, Paraguay 1888). De formación autodidacta, se dedicó muy joven a la enseñanza y al periodismo. Sus artículos, en los que hostigaban al cacique provincial fueron la causa de su primer exilio en Chile (1829), durante el cual ejerció los más diversos oficios.

En el segundo (1939-1951) organizó la primera escuela normal del continente e intervino en polémicas periodísticas sobre la independencia idiomática y el romanticismo. En 1845 publicó Facundo. Civilización y barbarie, ensayo sociológico y crónica histórica más que novela, que conoció gran éxito.

En Viajes (1849) recogió sus viajes a E.U.A. y a Europa. Al regresar a Chile hizo frente a las acusaciones lanzadas desde Argentina por los rosistas: en 1850 apareció

Mi defensa a la que siguió, en el mismo año, Recuerdos de provincia, segunda parte de aquella en la que alcanza su máximo vigor  literario y a la que puede considerarse una de las primeras grandes maestras de la narrativa argentina. Por esta época los exiliados argentinos formaron un frente común y se constituyó el Ejército grande.

Sarmiento acompañó a las tropas como corresponsal y fruto de esta vivencia fue su Campaña del Ejército grande, aliado de Sud América (1852), narración de la caída de Rosas. Receloso de Urquiza, volvió a Chile, de donde no regresaría hasta 1855.

En 1860, al unificarse la república, fue nombrado gobernador de su provincia natal y ministro de estado. Con Mitre, fue ministro plenipotenciario en Washington. Su regreso a Argentina, en 1868, lo hizo como presidente de la república. Su mandato (1868-1874) se caracterizó por su lucha contra el caudillaje y, sobre todo, por el impulso dado a la educación en todos los niveles.

Continuó su vida pública como senador, dedicado a la elaboración de leyes educativas y de reforma social. Esta constante preocupación se refleja en sus artículos y en su libro Conflictos y armonías de las razas en América (1883). Su última obra, La vida de Dominguillo (1885), es una nostalgia biográfica de su hijastro. Sarmiento ha llegado en su ingente obra al telurismo de los personajes y la voluntad de testimonio que caracteriza a toda la narrativa americanista.

Domingo Faustino Sarmiento escritor
Comparte en:
Etiquetado en:                

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas