Características de la tragedia en Shakespeare

Características de la tragedia en Shakespeare

Durante los últimos años del siglo XVI y el primer tercio del XVII se perfilan las características del teatro moderno que presenta un estrecho paralelismo en los principales países de Europa. En Inglaterra y en España predominan temas y formas procedentes del teatro popular, ennoblecido por autores como Shakespeare o Lope.

Características de la tragedia en Shakespeare

La obra de Shakespeare no existe solo gracias a su genio personal, sino también gracias a una combinación de factores que se presentan en su país: se aúna la tradición popular con la cultura renacentista. El humanismo añadiría formas y temas novedosos: reflexiones filosóficas sobre el hombre, con un estilo de vida caballeresco y cortesano.

 

Ruptura de las reglas clásicas del teatro

En algunos aspectos el teatro de Shakespeare rompe los moldes clasicistas, impuestos por el Renacimiento. Así, junto a la acción principal hay acciones secundarias, aunque subordinadas a aquella, como se puede observar en la acción protagonizada por Fortinbrás, en la obra objeto de estudio.

Anuncios

Tampoco hay unidad de espacio ni de tiempo. Respecto a la unidad del espacio, el quebrantamiento es evidente. La obra transcurre en Dinamarca, en el Palacio de Elsenor, donde se alternan exteriores e interiores. Y dentro del mismo castillo, pasamos de unas habitaciones a otras con la mayor libertad: todo al servicio de lo que pida la acción. Además, la corte de Elsenor ofrece una imagen más profunda: Dinamarca es una cárcel, y aunque esta percepción se deba a un estado muy personal de Hamlet, Shakespeare consigue transmitir un ambiente carcelario, claustrofóbico y hostil.

Anuncios

Aún más llamativa es la despreocupación por el tiempo de la acción. Su transcurso es impreciso. Al autor le interesa el encadenamiento de las acciones, pero no su exacto desarrollo cronológico. Incluso es difícil encajar ciertas acciones en el tiempo mientras en algunas escenas se suceden acontecimientos con rapidez, uno detrás de otro; en otras, los personajes hacen largos viajes: Hamlet va a Inglaterra. Y hasta se ha desarrollado una guerra en Polonia. Asimismo, el tiempo en Hamlet es muchas veces circular y la acción vuelve, en muchas ocasiones, al pasado. Muestra de ello es:

Anuncios
  • El comienzo de la obra donde los guardias nos cuentan lo que pasó el día anterior.
  • Cuando Horacio nos cuenta cómo, once años atrás, el padre de Hamlet mata al padre de Fortinbrás en un duelo, de ahí la necesidad de venganza de este personaje y su presencia en la corte de Elsenor
  • Y el final de la obra, que nos remite al inicio, ya que, cuando llega Fortinbrás ya muerto Hamlet, Horacio señala que le contará fielmente lo sucedido, es decir, la obra que acaba de terminar.

Igualmente se hace caso omiso de la separación de géneros y se mezcla la prosa y el verso. Hamlet, como es habitual en los dramas de Shakespeare, está escrito principalmente en verso blanco, esto es, en verso sin rima. No obstante, en alguna ocasión Shakespeare prefiere escribir en prosa. La prosa se usa normalmente cuando algún personaje poco relevante habla, pero no siempre. A veces, Shakespeare pone la prosa en boca de Hamlet, especialmente cuando muestra locura.

Anuncios

También es notable la inclusión de elementos cómicos en la tragedia. Shakespeare no sigue la perceptiva clásica al dar cabida a elementos cómicos. La importancia del humor se puede apreciar en algunas escenas de Hamlet, como por ejemplo en el lenguaje irónico de Hamlet al dirigirse a Polonio, así como la conversación de Hamlet con los sepultureros que excavan la tumba de Ofelia. Shakespeare utiliza la ironía o juegos de palabras, en ocasiones, para ridiculizar a algunos personajes. Además, el humor sirve para aliviar la tensión dramática en escenas como en el asesinato de Polonio. Es un contrapunto del final trágico.

En las obras de Shakespeare tampoco se respeta la unidad de estilo. En Hamlet se observa una variedad de tonos en la expresión de los sentimientos como por ejemplo se manifiesta en la escena del cementerio.

Anuncios

La entrada en la Edad Moderno. Autoras: Inma Llinares e Inma Pla

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: