Hoy entrevisto a Ignacio Arias Román bibliotecario en la localidad zamorana de Villaralbo. Hoy viene a hablarnos de la tarea que realiza en la misma.

“La biblioteca se sigue viendo como un centro de estudio, pero la biblioteca ha cambiado para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Tanto en espacio como en necesidades”

¿Quién es Ignacio Arias Román y cuál es su profesión? Soy diplomado en biblioteconomía, licenciado en documentación, además de poseer un máster en sistemas de información digital, todos ellos realizados en la Universidad de Salamanca, actualmente y después de varios años sufriendo las consecuencias de la crisis económica de 2008, donde todos los recién titulados, tuvimos que buscarnos la vida en diferentes países y/o buscando trabajo por todos los sectores, finalmente y tras alguna beca y trabajos varios, encontró un trabajo “estable” en la biblioteca de la localidad zamorana de Villaralbo.

¿Qué cargo ocupa en la biblioteca en la que trabaja? Aunque la función principal es de auxiliar de biblioteca, al estar solo en la misma, desarrollo todas las funciones del bibliotecario.

¿Que funciones desarrolla en su lugar de trabajo? Mis principales funciones son las de atención al usuario, pero también me encargo de realizar actividades de animación a la lectura, así como de catalogar libros que llegan procedentes de otros circuitos externos a la adquisición de libros del Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas de Zamora. También en verano me encargo de organizar y desarrollar la bibliopiscina, en la piscina municipal, y también hago funciones de community manager.

¿Cree que el trabajo bibliotecario es vocacional? Por mi experiencia, lamentablemente tengo que decir que no conozco ningún bibliotecario vocacional, pero sí que tengo que decir, que una vez que se conoce la profesión, sí que se puede convertir en un trabajo vocacional.

Aún sigue siendo muy común que cuando dices que estudias o has estudiado biblioteconomía, la gente diga “¿biblioteque? O para trabajar en una biblioteca hay que estudiar. Pero cuando te metes en el mundo de las oposiciones ves como existe un cantidad ingente de intrusismo laboral, y ves como sería necesario, que cambiarán las condiciones dentro de la administración para trabajar en las bibliotecas, lo que redundaría en mejoras en el servicio.

¿Qué fondos y servicios podemos encontrar en su biblioteca y que destacaría por encima de todos? En la biblioteca contamos con fondos de infantil y juvenil, desde 0 a los 14 años, tanto en contenidos de ficción como en contenidos de materias para ayudar en el estudio de los usuarios. También contamos con cómics, novelas y libros en inglés y francés.  En la sección de adultos, contamos con novelas y libros de no ficción y de materias, y también disponemos de obras para iniciarse en el manejo del inglés.

Los libros que más destacaría de la biblioteca, son los del creador de la misma, Julio Luelmo, que fue un republicano represaliado, que tras regresar del exilio, dono su casa en la localidad y sus obras más emblemáticas, algunas de estas obras solo se encuentran en esta biblioteca.

También se dispone de puestos de consulta en sala, y el uso de ordenadores con conexión a Internet. ¿Cualquier persona puede acceder a esa biblioteca? ¿Que hace falta para hacerse socio o consultar sus fondos? Al ser una biblioteca municipal, el acceso a la misma es gratuita y se pueden consultar todos los fondos y usar los ordenadores de la biblioteca.

Ahora bien para poder llevarse los fondos a casa es necesario hacerse socio de la red de bibliotecas de Castilla y León. Para ello solo se necesita rellenar el formulario de socio, que en una primera instancia es gratuito, y que para sucesivas renovaciones de carné tiene un coste de 2 euros, cada una.

¿Cómo ve el futuro de las bibliotecas en España? A pesar de lo que pueda parecer la biblioteca sigue siendo un organismo vivo y que además es muy importante para la población en donde se asienta. Especialmente las pequeñas bibliotecas del mundo rural, ya que ofrece unos servicios telemáticos que a menudo no se disponen en la localidad, al igual que el acceso a la cultura a los vecinos de zonas despobladas, ayudando a esta población a acceder a la cultura, que de otra manera no se podría dar.

Igualmente para combatir la brecha digital, la biblioteca es un elemento primordial para evitarla. Ahora que no podemos abrir las bibliotecas por el coronavirus, seguramente muchos estudiantes estarán teniendo problemas no solo para conectarse a Internet sino también para disponer de un ordenador. Pasa lo mismo con la población adulta, y más ahora que se tiende a realizar todos los trámites por Internet, muchos de mis usuarios acceden a la administración a través de la biblioteca.

¿Cómo definiría a la biblioteca perfecta? Es una cuestión difícil de responder, pero sería aquella que cuenta con los fondos necesarios y actualizados para los usuarios a los que se debe.

¿Qué actividades o proyectos desarrolláis en vuestro centro? Mensualmente tenemos al menos una sesión de animación a la lectura para el público infantil, intento que coincida con un día mundial, por ejemplo en marzo tenemos el día de la poesía, en abril el día del libro infantil y juvenil y el día del libro, en septiembre el día de las lenguas,en octubre el día de la biblioteca y Halloween…

También la última semana del mes tenemos la reunión del club de lectura de la biblioteca, para el público adulto, donde comentamos el libro a leer durante ese mes, y se les proporciona el libro del mes siguiente.

Este año, hemos comprado la licencia para poder poner películas en la biblioteca, por lo que también se proyectan dos películas al mes, una para el público infantil y otra para el público adulto. Procuro que sean películas adaptadas de libros, o bien películas que coincidan con un día mundial a celebrar, por ejemplo el pasado mes de marzo, quería poner la película Vidas ocultas para conmemorar el 8M, pero el cierre por coronavirus lo aplazo sine die.

En verano, se desarrolla la bibliopiscina, en la piscina municipal de la localidad.  Durante un día de julio viene a visitarnos el bibliobus escolar, donde nos trae las novedades de libros de infantil y se realiza posteriormente una actividad de manualidades, al terminar disfrutamos de un almuerzo para los participantes.

Un proyecto que estamos creando actualmente es el de la página web de la biblioteca, gracias al editor de páginas web, que pone a disposición de las bibliotecas el Ministerio de Cultura.

¿Qué cualidades cree que debe cumplir un bibliotecario? Primeramente debe saber que público visita la biblioteca, para ofrecer los mejores servicios posibles a su población. Igualmente debe ser empático y ofrecer todas las soluciones posibles, a la hora de que un documento no se encuentre disponible en la biblioteca. Ya que muchas veces en la bibliotecas pequeñas, tenemos fondos desfasados y faltan novedades editoriales, pero a gracias a Internet o a otros servicios adicionales, se le pueden ofrecer los fondos a nuestros usuarios. También ha de ser cercano, para que los usuarios a través del boca a boca quieran acercarse a la biblioteca.

Igualmente tiene que ayudar a sus usuarios a mejorar sus búsquedas en Internet, debido al problema de la infoxicación.

¿Cree que hay que fomentar la lectura entre los jóvenes? Sí, aunque la lectura sea algo voluntario, es necesario contar con políticas públicas que fomenten la lectura no solo entre los jóvenes, sino en todos los sectores de la población. En estos días tan complicados de confinamiento, la lectura tiene que ser otra vía de escape y de entretenimiento casero.

¿Se ha creado un estereotipo erróneo en torno a la figura de la biblioteca y del bibliotecario? Si. Actualmente la biblioteca se sigue viendo como un centro de estudio, pero la biblioteca ha cambiado para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Tanto en espacio como en necesidades.

En la biblioteca donde trabajo, al igual que en muchas otras, es imposible separar espacios, pero sí no hay nadie estudiando permito hablar a voz normal. También he trabajado en otras bibliotecas, que sucedía lo mismo, y se ponía la sala de estudio al fondo, para poder hablar a un volumen normal en la zona del mostrador.  Actualmente que esta tan valorado el trabajo en grupo, es necesario que las bibliotecas cuenten con espacio para poder realizar este tipo de trabajo, y obviamente los usuarios tienen que hablar entre ellos.

¿Mejoraría algo en el sistema bibliotecario? Todo es mejorable, pero para ello hay que ver las necesidades generales del sistema. Lo que sí mejoraría ahora que existen muchos titulados en biblioteconomía desempleados o con trabajos precarios, es la necesidad de ser titulado para poder trabajar en una biblioteca, eliminando así el numeroso intrusismo laboral existente en el sector.

Con esta medida no solo mejoraría la percepción social de la biblioteca, sino que también se mejorarían los servicios que se ofrecen en ella, que un profesional te pueda orientar a no fiarte solo de la wikipedia es algo muy valorable en la sociedad de la información. Y así cambiar también el perfil de la bibliotecaria con cara de enfadada todo el día que solo hace que mandar callar.

¿Tiene presencia la biblioteca en la que usted trabaja en redes sociales? Actualmente tenemos página en Facebook, cuenta en Instagram y está en preparación la página web.

¿Que piensa del libro electrónico?¿Acabará con el formato en papel? Como en todos los sectores la tecnología ha venido para cambiar nuestras vidas, por lo tanto el libro electrónico hay que tenerlo en cuenta. Dicho esto, cuando surgió el libro electrónico se pensaba que iba a sustituir el libro en papel, pero hemos visto como el formato papel no solo esta resistiendo al libro electrónico, sino que ahora mismo se vende más en papel que en electrónico.

Es cierto que al igual que la imprenta no llego y suplió al manuscrito, en la actualidad nos encontramos en la época de los incunables electrónicos. En el futuro puede que el libro electrónico triunfe, pero actualmente el soporte papel es el que está sosteniendo con al libro electrónico más subvencionado. Y hay que ver que deciden hacer los fabricantes de dispositivos de lectura electrónica, que actualmente están todos en retirada del mercado.

En mi caso particular, yo utilizo el libro electrónico para leer en inglés, mientras que para leer en español prefiero el formato papel.

¿Alguna anécdota que contar? Cuando entra un usuario a la biblioteca y te dice ¿venía buscando un libro? Les suelo decir que se han confundido que aquí vendemos pan. La cara del usuario sobretodo si es nuevo no es indescriptible.

Hay unas cuantas, pero recuerdo una en concreto en la que me vino una usuaria diciendo que el libro lo tenía atrasado, cuando lo pase con la pistola, era un retraso de 3 años. Pero anécdotas de estas seguro que todos los bibliotecarios tenemos.

¿Que piensa de Alquibla http://www.alqiblaweb.com, como página de difusión de la cultura? Todas las páginas web de difusión de la cultura son necesarias en nuestra sociedad, ya que aunque no la valoramos como se merece, todo nuestro ocio es cultura. En estos días de confinamiento, para hacerlos más llevadero hemos visto como las plataformas de contenidos están aumentando su consumo, y la gente esta leyendo más o viendo más series. En este aspecto hay que decir que muchas de las series más populares están basadas en libros, las sociedades más avanzadas a lo largo de la historia han sido aquellas que han desarrollado una buena sanidad, educación y cultura.

Por este motivo páginas web como alquibla ayudan no solo a dar difusión, sino también a seleccionar contenidos culturales a consumir, por lo tanto el servicio que hacen es esencial.