Reseña de la novela El ocaso de Valeria de Manuel Cado. Manuel Cado interactúa muy a menudo a través de mis redes sociales, porque siempre está interesado en las publicaciones que comparto a través de Alquibla. Terminando la cuarentena me propuso vernos y me encontré un hombre extraordinario con el que tuve una charla muy interesante y me regaló su libro El ocaso de Valeria dedicado.

Estuvimos charlando sobre la manera de publicar, de la manera de escribir y sobre la cultura en general. Puedo deciros que ya me he leído el libro y me ha encantado que por una vez encuentre un libro en el que la trama se base en la ciudad de Alicante en cada uno de sus rincones.

El ocaso de Valeria está englobado dentro de novela negra y es autopublicación. Manuel se ha formado en diferentes cursos de escritura creativa y no para escribir cualquier cosa. Quedaros con su nombre porque sé que la trama y la forma de contarlo es diferente.

Nos encontramos con varios personajes, pero el principal Samuel Mir, un hombre al que se le va a encargar investigar un crimen junto a Blanca Garrido subinspectora. Luis Belmonte es un hombre que se han encontrado fallecido y como sospechoso principal se encuentra Agustín Valverde, lo que no se sabe es que la trama va a dar una vuelta insospechada.

También tenemos que hablar de Valeria Rodes, la mujer que da título a la novela. Una mujer misteriosa y que va a hacer que en ocasiones Mir no sepa por donde tiene que caminar con ella.

Cuando quedamos Manuel me dijo que me iba a llevar a un sitio que se llamaba Gordillo y ahora lo entiendo, porque es uno de los lugares en los que la novela está ambientada y no solo una vez, sino varias. Mi sorpresa fue que cuando vimos también conocí a uno de sus protagonistas, Anselmo.

Pasaremos por el Barrio de Benalúa, por el hotel ABBA, Panoramis, Benito Pérez Galdós, Campoamor y el Castillo de Santa Bárbara entre otras. Leyendo la novela te puedes dar un paseo imaginario a través de la ciudad de Alicante y eso la verdad me ha gustado mucho.

El personaje se deja llevar por las intuiciones y la novela está escrita en presente y en primera persona. Serás tu lector quien te vayas moviendo también por la novela y descubriendo a cada uno de los personajes que están muy bien compuestos por su autor alicantino Manuel Cado.

No dudéis en leerla, yo os la recomiendo.