Hoy entrevisto a Rosa Cuadrado, poeta alicantina, y de su mano vamos a conocer un poquito más la poesía.

“La poesía es eterna y todos la llevamos en el corazón. Es algo innato en el ser humano, como el sentido del ritmo o como el mismo amor”.

¿Quién es Rosa Cuadrado y cuáles son sus sueños? ¿ha cumplido ya alguno? Como digo en el pórtico de mi último poemario Sketches of New York, Rosa es una persona que nace oficialmente en Alicante en 1972, aunque le gusta pensar que ha tenido varias vidas más diseminadas entre el París de los años 20, el Nueva York de los 50 y el San Francisco de los 60 (entre otras muchas). Le gusta viajar, soñar mucho, y cree que el arte, en cualquiera de sus manifestaciones, puede salvarte la vida. Piensa que la utopía es posible, y el amor… también.

Afortunadamente he podido cumplir unos cuantos sueños con esta maravillosa experiencia de escribir y compartir, así como llevar a cabo la publicación del libro de homenaje a mi madre, la poeta Rosario Salinas, que era algo que le debía, aunque por desgracia ella no ha podido leerlo. Por suerte me quedan aún muchos pendientes de realizar. No hay que dejar de soñar.

En 2017 empezaste a publicar poesía, pero ¿recuerda el primer poema que escribió a qué edad era?¿o qué te llevó a decantarte por la poesía en lugar de la narrativa? Supongo que todas y todos hemos escrito algún poema en la infancia o la adolescencia, pero siempre tomo como punto de partida la Elegía dedicada a mi padre que se encuentra en el poemario TaxidermiaTaxidermia contiene los primeros poemas que escribí, aunque el libro saliera publicado después de Cuaderno de viaje.

No descarto la narrativa en absoluto, pero la poesía es lo que me gana el corazón y donde me siento más cómoda. La narrativa es una disciplina que requiere más tiempo, concentración y constancia si quieres hacer algo de cierta envergadura. No es que la poesía no haya que trabajarla, pero te permite formatos de expresión más holgados y flexibles, más inmediatos. La expresión de lo más intenso con el mínimo lenguaje. Eso es algo que me fascina.

¿Cómo definirías la poesía?¿y cómo definirías el tipo de poesía que tú escribes? Creo que las cosas mágicas no pueden definirse, y menos de una única manera, y la poesía es pura magia. Pero voy a citar a Ferlinghetti, también a modo de homenaje, ya que nos ha dejado hace muy poco, cuando dice que “la poesía es un graffiti eterno escrito en el corazón de todos”. Creo que es cierto, que la poesía es eterna y todos la llevamos en el corazón. Es algo innato en el ser humano, como el sentido del ritmo o como el mismo amor.

¿Has tenido que realizar talleres literarios o cursos para mejorar en la técnica de la escritura? He asistido a algún taller de escritura. No muchos ni muy largos, más que nada por falta de tiempo, pero me parecen interesantes y siempre te aportan algo.

¿Qué evolución presentas tu primer poemario al último? A pesar de compartir algunos temas comunes, cada poemario tiene una característica propia. El primero adopta la forma de un cuaderno-diario de viaje acompañado de fotografías. El segundo es un poemario ilustrado en colaboración con la artista alicantina Ana Pastor. El último poemario que he publicado con la editorial Frutos del Tiempo es una plaquette. Ya el formato es diferente en cuanto a extensión, que es más breve, y es un poemario pensado también para escucharlo mientras se lee, ya que hay muchas referencias musicales de temas de jazz que suenan como fondo de los poemas. En general me gusta mucho fusionar disciplinas. Sí que creo que ha habido una evolución en mi escritura desde el primer poemario (que en orden temporal de escritura es Taxidermia, como he mencionado antes) a este último, en la forma de narrar los poemas.

¿Podrías compartir algún poema que hayas escrito y que haya sido significativo para ti? Sí, claro, muchas gracias. Me gustaría compartir este poema que está contenido en Taxidermia (Olé Libros). Es un poema que dediqué a mi madre, cuando estaba afectada de Alzheimer. Es una enfermedad que origina mucho sufrimiento, y a la mismo tiempo muchísima ternura, quien lo ha vivido de cerca lo sabe. Txus Amat, gran cantautor y gran amigo, compuso una preciosa canción sobre el poema, así que aprovecho para invitaros a escucharla también.

LA TEJEDORA

 

Ella borda sus sueños

de oro y final plata

entre sábanas de novia,

ajuar que guarda tesoros entre delicados hilos.

En palacios de tela

orgullosa se corona

de terciopelo y raso,

y canta al compás

del pedal y de la rueda.

Cose su nombre como amuleto,

escudos y enseñas

a golpe de aguja,

ejército de objetos

en lucha contra el olvido.

No sabe que el recuerdo

se perdió entre los retales

de aquel reino de encajes,

algodón y blanco paño.

Ariadna en un laberinto de hilos rotos.

¿los medios radiofónicos y televisivos crees que apuestan poco por la cultura o te has sentido apoyada en ese sentido? Siempre me he sentido apoyada por todo el mundo y estoy muy agradecida por ello. Cierto es que la cultura sigue teniendo un eco residual en el conjunto de los medios, aunque creo que cada vez se le va dando más relevancia. En estos meses de pandemia ha sido, en muchos sentidos, una verdadera tabla de salvación para acompañar los momentos de encierro, de incertidumbre y soledad, con entretenimiento, esperanza, alegría, reflexión, conocimiento, con todo el abanico de posibilidades que nos ofrece la cultura en todas sus manifestaciones.

¿Qué le dirías a las personas que no se animan a leer poesía y se decantan más por la literatura? Todo es literatura. A veces la poesía sigue teniendo ese halo de distancia y dificultad que hace que la gente ni se plantee acercarse a ella, pero siempre animo a perder ese miedo y atreverse a leer cualquier género. Hay poesía para todos los gustos y seguro que el lector o lectora va a encontrar algo que le mueva.

¿Qué actividades sobre poesía realizas en colaboración con Casa Mediterráneo?  Mi relación con Casa Mediterráneo comienza con la incorporación como miembro de la Red de Escritoras del Mediterráneo, que coordina Marina Vicente. A partir de ahí, empecé a colaborar con la institución coordinando la actividad poética a través de las Tertulias poéticas, que inicialmente se realizaban de forma presencial. Posteriormente, con el inicio de la pandemia, se optó por seguir ofreciendo actividades de forma virtual mediante la programación a distancia. Durante estos meses se ha organizado un Ciclo de vídeopoemas, y en la actualidad continuamos con encuentros con autores, investigadores y académicos a través del ciclo de Poesía Mediterránea.

Para mí es un verdadero privilegio poder realizar estas actividades con invitados e invitadas de una gran talla, y creo que es una oportunidad excelente para que el público pueda conocer a estos autores y autoras, sus obras, proyectos, etc. Tanto los vídeopoemas como los encuentros virtuales pueden verse a través de los canales virtuales de Casa Mediterráneo.

 ¿Se puede compaginar escribir con el día a día con el trabajo, etc.?¿ha tenido algún [email protected]? Se puede compaginar y la prueba ahí está. Confieso que a veces no es fácil tener horas para todo y lo que me gustaría realmente es poder dedicarme al cien por cien a la escritura y al resto de actividades poéticas. En mi caso (el caso de muchas y muchos más) ahora mismo hay que restarle tiempo al ocio y al descanso, pero compensa. ¡Maestros y maestras muchas! Empezando por mi madre. Mis amigos y compañeros escritores también me aportan un valioso conocimiento y actitud sobre cómo afrontar la escritura desde todos sus ámbitos. Creo que al final todos aprendemos de todos, nos retroalimentamos e intentamos dar lo mejor de nosotros. Por ello también creo que no hay que infravalorar o menospreciar el trabajo de nadie. Cada vez juzgo menos y valoro más, lo intento, al menos. Creo que se debe avanzar en el sentimiento y la práctica de la generosidad y la positividad, en la construcción, más que en la fría crítica que no mira más allá de ella misma. Apuesto sobre todo por el respeto.

¿Estás escribiendo actualmente algún poemario que quieras compartir con los lectores de Alquibla? Ahora mismo aún estoy intentando disfrutar de los poemarios que he escrito. Se han llevado poco tiempo entre ellos y además con las restricciones de la pandemia han quedamos muchas presentaciones y recitales pendientes. Ahora estoy trabajando en otras cosas diferentes, pero en silencio.

¿Piensas que se podría mejorar el trato que se le concede a la cultura? Todo es mejorable, y la cultura, como he comentado antes, sigue siendo la hermana pobre de las políticas públicas porque se considera que con ella no se genera riqueza. El verdadero cambio tendrá lugar cuando se den cuenta de que es precisamente al revés, porque la cultura y el conocimiento son la base del progreso de la humanidad.

Algo que añadir…. Más poesía, por favor.

Muchas gracias Rosa

 

 

Entrevista a Rosa Cuadrado, poeta alicantina
Comparte en:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas