Cirene, actual Libia, h. 310 a.C.-Alejandría, Egipto, h. 235 a.C. Poeta y erudito alejandrino. Maestro en Eleusis, recibió el encargo a través de Ptolomeo II de ordenar la biblioteca de Alejandría cargo que ejerció hasta su muerte. Calímaco es considerado el padre de los bibliotecarios o, por lo menos, de los catalogadores.

Calímaco y la Biblioteca de Alejandría

La gran erudición que demostró en esta labor se hace evidente en las notas que acompañaban la clasificación y ordenación de los autores, un trabajo que ha sido de gran valor para los posteriores estudios bibliográficos y literarios realizados sobre el período clásico.

Obra poética de Calímaco

De la obra poética de Calímaco se han conservado algunos fragmentos, seis Himnos y 63 epigramas, así como un breve poema épico, Hecale, con el que se reafirmó en su particular concepción de la epopeya, sobre la cual polemizó con Apolonio de Rodas, discípulo suyo.

Su obra más conocida es el poema La cabellera de Berenice, un poema de 20 versos hallados en un papiro egipcio, que ha llegado a nosotros, sin embargo, no en su versión original, sino a través de una imitación de Cayo Valerio Catulo.

Calímaco y la Biblioteca de Alejandría
Comparte en:
Etiquetado en:                        

Un pensamiento en “Calímaco y la Biblioteca de Alejandría

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas