Entre la ficción y la realidad: Hilván de Escenas

Los inicios literarios mironianos ofrecen al lector un material noticioso de gran valor para la identificación de personajes, lugares y temas enraizados con la realidad social vivida o conocida por el propio Miró. Apreciación que no sólo se ajusta a este inicio o preludio literario, sino también a obras maestras cuyo soporte histórico o real nos remite a unos espacios muy concretos.

Entre la ficción y la realidad: Hilván de Escenas

El mundo de ficción mironiano difícilmente se sustrae de esta realidad. La prosa poética mironiana nos induce y nos persuade por su riqueza de matices, desde un cromatismo inusual hasta una percepción sutil de todo lo que concierne a los sentidos. El lector de la obra de Miró percibe con nitidez no sólo estas perfecciones imbricadas en un contexto geográfico preciso, sino también, tal como ocurre en Hilván de escenas, su implicación en los acontecimientos históricos de la época. Miró teje una ficción novelesca cuyo armazón está sujeto al hecho real. La ficción y la realidad se engarzan o se unen en perfecta armonía desde un primer momento, como si Miró hubiera ideado el plan de su novela atendiendo a estas dos coordenadas.

La reconstrucción histórica de los hechos narrados hace posible que el lector se encuentre una novela de clave, cuyo armazón histórico está fuertemente imbricado en los acontecimientos que tienen lugar en Badaleste durante los años en los que Trinidad Bermúdez ejerce un omnímodo poder en todos los confines del lugar. La novela de clave permite en el momento de su publicación una identificación entre el personaje de ficción y el real.

Pinche aquí

La lectura atenta de Hilván de escenas permite, llegar a unas conclusiones evidentes: su identificación con la oligarquía y la completa percepción que Miró tiene de los personajes históricos que dominan el acontecer de los hechos. Desde la perspectiva del lector actual prima más la calidad del texto y se obvia la implicación del mismo con el hecho real. Sin embargo, el historiador de la literatura tiene la obligación de desvelar los complejos entresijos de la ficción novelesca, sus claves, recursos literarios, fuentes, etc. La presencia en Hilván de escenas de una oligarquía constituída por políticos pertenecientes a los dos partidos de la éEntre la ficción y la realidad: Hilván de Escenaspoca y estrechamente fusionada o conectada tanto por su extracción social como por sus relaciones familiares y sociales con los núcleos rectores del lugar serán aspectos conocidos y vividos por Miró en esta inicial etapa literaria.

Pinche aquí

El mundo de ficción creado por Miró se adecua perfectamente a una realidad existente. Los personajes novelescos se engarzan en un contexto geográfico plagado de topónimos literarios que corresponde a específicos y lugares concretos. Guadalest, Sierra Aitana, Confrides, Benimantell, Beniardá, Benifato, Abdet son contextos geográficos en los que se enmarca la acción.  Guadalest emerge con perfección propia desde las páginas iniciales de Hilván de escenas, enriqueciéndose con sutiles matizaciones en posteriores relatos, como en el Libro de Sigüenza, Años y Leguas o en Glosas de Sigüenza.

Pinche aquí

Lo reflejado por Miró ha llegado prácticamente intacto hasta el momento presente, pues su decoración se corresponde con los criterios estéticos imperantes en la burguesía que vivió los avatares del reinado de Isabel II, La Gloriosa, La Restauración y la Regencia. La identificación de los personajes con el mundo real no es menos obvia. Sólo ligeras licencias se permite Miró a la hora de trazar la historia de doña Trinidad Bermúdez, como las referidas a su actitud ante los sentimientos amorosos de los personajes de ficción. Lo evidente, lo ajustado a la realidad, nos conduce siempre a doña Josefa de Orduña y Feliu, nacida en Guadalest el 9 de marzo de 1828. Murió el 23 de octubre de 1903.

Pinche aquí

En Hilván de escenas subyace siempre el concepto que del cacique tuvo el conde de Romanones. Caciquismo que ha sido analizado por la crítica desde la perspectiva de la creación literia, de la ficción. La novela mironiana Hilván de escenas aborda el tema del caciquismo que ya estaba presente en la novela goldosiana Doña Perfecta, prototipo de mujer autoritaria que incide de forma directa en la vida de los orbajosenses. Las concomitancias entre Doña Perfecta e Hilván de escenas son múltiples. El realismo crítico ofrece numerosas obras cuyo denominador común es el tema de la honradez íntima. Las costumbres y la realidad cotidiana se analizan a través de una doble óptica, desde la intolerancia u opresión y desde la denuncia y la crítica. Tanto en un caso como en el otro el denominador común es un contexto geográfico cuyas costumbres y realidades cotidianas forman parte del arte escénico del teatro de la segunda mitad del siglo XIX.

La ficción y la realidad se engarzan en perfecta armonía en el novelar de Miró pues funde con acierto todos los materiales históricos y reales referidos al personaje novelado como los tenidos en cuenta desde la ficción novelesca. Es evidente que Miró percibió con nitidez las posibilidades novelescas del personaje de Trinidad Bermúdez. El resultado final no es otro que un relato que, pese a ser repudiado por Miró, preludia lo mejor de su mundo de ficción.

Pinche aquí

(Artículo extraído de Actas del II Simposio Internacional “Gabriel Miro”, escrito por Enrique Rubio Cremades, Universidad de Alicante)

Pinche aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: