Las abreviaturas

Abreviar una palabra es representarla con menos letras de las que le son propias. Generalmente es abusivo el uso que se hace de las abreviaturas; éstas, que en tiempos de los copistas tenían razón de ser, hoy carecen de sentido y faltan a la estética y a la regularidad del texto en una obra que se quiere bien compuesta.

La abreviatura en el texto es un vicio ortográfico que, si es dispensable en manuscritos, resulta de todo punto inadmisible en lo impreso. Por lo tanto, deben emplearse únicamente cuando su uso sea abreviaturaespecífico (diccionarios, entre paréntesis, en notas y citas, etc.). En las obras de texto, pues, y como regla general, deben evitarse las abreviaturas comunes. Resultan poco expresivas y la mayor parte de las veces son un estorbo para el lector.

Pinche aquí

No es extraño, por desgracia, ver que muchos originales, aún corregidos de estilo, llegan a la imprenta manteniendo ciertas abreviaturas inadmisibles; por ejemplo, Sr., D., Mr., M., Mrs., etc. El linotipista experimentado las sustituye sobre la marcha por la palabra entera, pero muchos las dejan tal como vienen y el corrector se ve obligado, en la mayor parte de los casos, a respetarlas para evitar enojosos recorridos.

Pinche aquí

Sin embargo, hay palabras, como etcétera, que se abrevian en cualquier texto, y no sólo esto, sino que deben abreviarse siempre, salvo casos excepcionales.

Pinche aquí

REGLAS PARA EL USO DE LAS ABREVIATURAS

Pinche aquí

Son las siguientes:

Pinche aquí

1) Seguir rigurosamente el orden de las letras: art. (artículo)

Pinche aquí

2) Evitar en lo posible que la abreviatura de una voz pueda confundirse con la de otra voz análoga: sta. o Sta. es la abreviatura de “santa”, no la de “señorita” (Srta.)

3) Una abreviatura nunca debe acabar en vocal, salvo si se pone voladita, o, en algunos casos, cuando esta vocal es la ultima de la palabra abreviada: Excmo. (excelentísimo)

4) Ninguna abreviatura puede acabar sin punto. Si lleva letra volada, el punto irá colocado antes de ésta: Em.ª (eminencia). (No obstante, actualmente se tiende a poner de forma normal la parte volada de casi todas las abreviaturas: afto. mejor que af.to [afecto]).

5) No se abrevia una palabra si sólo se le ha de suprimir una letra; se exceptúa la locución latina loc. cit., loco citato (lugar citado).

6) Cuando la abreviatura exprese pluralidad de un solo concepto, la letra que la exprese se pondrá doble y con un solo punto para ambas: PP. (padres), RR.MM. (reverendas madres), AA.AA. (antiguos alumnos), EE.UU. (Estados Unidos). Sería, pues, incorrecto escribir P.P. (padres), etcétera, como lo es escribir E. U. o E.E.U.U. (Estados Unidos).

7) Cuando una palabra se abrevia por una sílaba de dos o tres consonantes, lo más correcto, en tanto sea posible, es poner estas consonantes; por ejemplo, la abreviatura de demostrativo no debe ser demos., sino demost., o, mejor, demostr.

8) Como regla general, a una abreviatura nunca se le suprime la s final si refleja el plural de la palabra abreviada págs. (páginas).

9) En los tratamientos, las voces abreviadas deben unificarse, de modo que vayan todas abreviadas o todas a lo largo. Sería incorrecto escribir: reverendo P., o Rvdo. padre; doctor D., o Dr. don. Lo correcto es: Rvdo. P. o reverendo padre; Dr. D. o doctor don, etc. Téngase en cuenta, no obstante, que los tratamientos sólo pueden abreviarse ante el nombre, y que, por el contrario, cuando no exista este nombre deben escribirse siempre a lo largo.

10) Las abreviaturas no deben quedar al final ni al principio de línea si no acompañan a sus complementos. Por ejemplo, la abreviatura etc. puede quedar a final de la línea, porque siempre irá precedida de la palabra o frase de que es complemento, pero nunca a principio, pues ambos términos quedarían separados. Si la justificación de la línea exige que comience con esta palabra, se pondrá con toda la letra: etcétera. Lo mismo vale por lo que se refiere a los símbolos del sistema métrico decimal u otros análogos.

11) Es costumbre no dejar una abreviatura (ni sigla ni símbolo) a final de párrafo, salvo si está entre paréntesis, exceptuada etc. Sin embargo, en algunos casos especiales, cuando no se trata de obras de composición seguiada, suelen tolerarse.

12) No se usan abreviaturas en los diálogos ni en los versos.

13) A final de línea no debe partirse ninguna abreviaturam cualquiera que sea su forma: SS. / MM., S. / A. / R., Exc- / mo., docum- / to., etc. Estas dificultades se resuelven, si no se puede con el espaciado, poniendo en letra las abreviaturas si se conoce su equivalencia; si no, señalando un recorrido.

14) La palabra usted se abreviará en U. o Ud. (ésta última es la forma preferible); V. y Vd. no se usan ya, no por incorrectas, como quieren algunos, sino por ser abreviatura de vuestra merced, no de usted.

15) Como abreviatura de número debe usarse normalmente núm. (o núms., en plural), con preferencia a nº, forma poco expresiva.

16) Los números también se abrevian, y así tenemos que 1º. significa primero; 2º, segundo; 8ª octava, etc. Sin embargo, pasando del 9 (número dígito más alto) se omite la letra voladita (ª u º), pues a partir del 10 se puede leer también sin la forma ordinal, empleando la cardinal; así, se dice artículo primero, segundo, etc., pero artículo diez, doce, catorce, veinticinco, etc. Naturalmente ninguna razón de peso se opone a que se escriba 25º, 67ª, pero se ha convenido, y ello es correcto y aceptado por todos, que se escriba sin las letras voladitas, aún antepuesto a un orden de cosas o hechos (generalmente se admiten letras voladitas en los números de ediciones y en los que representan tamaños de libros: 16º. [dieciseisavo]).

17) En las obras que lleven abreviaturas se procurará que cada voz se abrevie siempre de la misma forma, aunque existan para estas palabras dos o más abreviaturas correctas.

18) Las voces artículo, capítulo, figura, lámina, libro, página, título, tomo, edición, etcétera, sólo se abrevian cuando van entre paréntesis y en notas, citas bibliográficas y bibliografías; en el texto se escriben siempre a lo largo.

LA VERSAL EN LAS ABREVIATURAS

A este respecto existe un poco de confusión entre correctores, escritores y traductores. Para aclarar algo las cosas, digamos que las abreviaturas pueden dividirse en tres grupos principales: comunes, técnicas y de tratamiento.

1) Abreviaturas comunes. Son las que se forman de una palabra cualquiera; por ejemplo, pral. por “principal”, dicbre. por “diciembre”. Estas abreviaturas, salvo raras excepciones, se escriben con minúscula, y muchas que aún se escriben con versal deberían ser apeadas de su categoría, en tanto que respondan a voces comunes y no puedan confundirse con otras voces.

2) Abreviaturas técnicas. Se usan unas con versal y otras con minúsculas, según se han establecido; aquí no caben criterios particulares. (Este tipo de abreviaturas se escriben actualmente sin punto y, por consiguiente, han pasado a ser * símbolos)

3) Abreviaturas de tratamiento. Estas abreviaturas, sin excepciones de clase alguna, se escriben con versal, a pesar de que las voces que representan se escriben con minúsculas.

(Artículo extraído del libro: Diccionario de tipografía y del libro. José Martínez de Sousa)

1 thought on “Las abreviaturas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: