Entrevista a Jorge Aracil, pianista profesional

1.- ¿Quién es Jorge Aracil y cuál es su profesión?

Soy una persona con una mente muy inquieta y con ganas de aprender continuamente. Aunque actualmente me dedico a la docencia pianística en el conservatorio de San Vicente del Raspeig, también he estudiado una ingeniería técnica en informática y me he formado en reparación, restauración y afinación de pianos, una labor que últimamente llevo a cabo de manera más profusa. Considero que mi profesión no es solo una, es resultado de la interrelación entre todo lo que he aprendido.


2.- ¿Nos podrías describir el primer recuerdo que tiene de sus inicios con la música y del contacto con el piano? ¿Qué o quién impulsó estos comienzos?

En mi familia siempre se ha vivido con mucha intensidad la música. La artífice de que actualmente me dedique a la música es mi tía, ella ha sido mi profesora durante más de 10 años y me ha inculcado valores fundamentales como el esfuerzo, la disciplina y el trabajo. Mis primeros recuerdos de infancia van íntimamente ligados a la música y a la fascinación que me producía. Recuerdo de forma vívida estar con dos o tres años sentado con mi tía al lado del piano. Ese contacto marcaría mi camino en los años venideros. Entrevista a Jorge Aracil, pianista profesional

3.- ¿Ha tenido algún discípulo que le empujó o le enseñó? ¿Algún maestro al que seguir?

 

Muchos han sido los maestros que me han marcado. Un pianista es el resultado de todo lo que le han ido aportando los profesores en cada paso que ha dado. La persona que más me ha marcado probablemente fue mi profesora durante el grado superior de piano, María José Carrillo. Ella me mostró la importancia del sonido, el gesto y la técnica; me enseñó a escuchar cosas que siempre habían estado ahí, pero a las que nunca les había prestado atención. Últimamente he comenzado a trabajar con Josep Colom. Es un pianista al que admiro muchísimo y cuyas clases son interesantísimas.

4.- ¿Qué cualidades debe tener un músico para estar en condiciones de hacerlo?

 

Ser músico requiere de unas cualidades, pero todo talento innato necesita ser trabajado o llegado a un determinado punto será insuficiente. La principal cualidad es la constancia. La música es una carrera de fondo. También se requiere de paciencia y, ante todo, una buena metodología de trabajo que huya de la repetición vacía. Los problemas técnicos e interpretativos se deben abordar y resolver de infinidad de maneras, de forma creativa. Si a un alumno se le enseña a trabajar de una forma creativa, será capaz de resolver problemas por sí mismo.

5.- Gracias a las nuevas tecnologías, hoy en día cualquiera puede tener en su bolsillo más de 1000 propuestas musicales diferentes para escuchar al instante. ¿Constituye esto un aspecto positivo o negativo para la música clásica?¿Cree que afectan de forma negativa?

 

Sin duda las nuevas tecnologías han cambiado de forma notable el paradigma educativo. La enseñanza musical en muchos casos sigue anclada en postulados del siglo XIX. Por suerte muchos maestros van incorporando propuestas educativas novedosas adaptadas a los nuevos tiempos. No es solo una cuestión de escucha; aplicaciones como spotify o portales como youtube aportan diferentes interpretaciones y visiones de una misma obra que resulta interesantísimo analizar en las clases con los alumnos. Es más bien una cuestión de gestión de dicha cantidad de información, de un fomento del espíritu crítico, de una escucha activa que haga al alumno reflexionar sobre lo que escucha, huyendo de la fiel repetición de un único modelo. Vivimos en un momento apasionante, teniendo en nuestra mano una cantidad inconmensurable de información, y una parte de nuestro trabajo como profesores consiste en ayudar al alumno a filtrarla y gestionarla.

6.- Un concierto que recuerdes especialmente…

 

A pesar de ser pianista, el instrumento solista por antonomasia, yo concibo la música como un hecho social. Los conciertos que más me han marcado han sido de música de cámara o con orquesta y banda. Como intérprete recuerdo con especial cariño los conciertos realizados con mi amigo cellista Iván Pérez interpretando la sonata para cello op. 19 de Rachmaninov.

7.-¿Por qué el piano y no otro instrumento musical?

El piano posee unas cualidades que lo hacen único. Su registro, su capacidad polifónica, su poderosa sonoridad… Es un instrumento capaz de realizar el papel de una orquesta, de solista, de simple elemento de color dentro de una agrupación orquestal, o incluso como refuerzo percusivo. Es esa versatilidad, y los numerosos roles que los diversos compositores a lo largo de la historia le han otorgado, lo que lo hace tan especial. No en vano en el siglo XIX el piano ocupó un lugar central en la sociedad: era un instrumento muy habitual en las casas de la clase media, no necesariamente como elemento “profesional” si no simplemente lúdico.

8.- ¿Qué relación tiene la música con la cultura?

La música es parte de la cultura, del legado cultural propio de cada país, de cada compositor, de sus influencias. Ha ocupado y ocupa un lugar central en nuestra vida. Se nutre y se relaciona con otras artes, moviéndose  y cambiando en consonancia. Modificó en su momento los hábitos de consumo, haciendo que los compositores crearan música para el intérprete amateur; y sigue modificándolos hoy en día con los nuevos modelos de venta musical. La música ha estado y estará presente en buena parte de los aspectos de nuestra vida, de nuestra sociedad, de nuestra cultura.

9.- ¿Qué piensas del trato que se tiene a la música en nuestro país como parte de nuestra cultura?

 

En España no se potencia ni valora la música. No hay más que observar cómo las leyes educativas han ido arrinconando la asignatura de música en las diversas etapas educativas, convirtiéndola en algo testimonial, en una materia sin casi presencia. La música es parte de la cultura, y como tal debería de formar parte inamovible de nuestro sistema educativo, potenciándola y convirtiendo a los alumnos más jóvenes no en grandes músicos, si no en grandes oyentes capaces de valorar y experimentar la música. Otro aspecto radica en el trato que se da a los conservatorios, funcionando como entidades separadas de los colegios e institutos. Creo que los conservatorios debieran de integrarse, o al menos colaborar con estos centros educativos para poder conciliar mejor horarios, asignaturas y cargas de trabajo, ofreciendo una educación integral, más eficiente y unificada. El mismo problema aparece en la educación superior, con unos conservatorios ofreciendo una titulación que es “equivalente a una licenciatura”, pero que no lo es o posibilidades casi inexistentes de realizar estudios más allá de un máster educativo. El problema es muy profundo, pero no parece haber una voluntad real de llevar la educación musical al siguiente nivel; resulta incomprensible.

10.- ¿Qué piensas de Alquibla, https://www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

Me parece una iniciativa estupenda, con muchísima información y entrevistas que aportan diferentes visiones personales. Realiza una labor de difusión cultural muy buena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.