“Trabajar con equipos interdisciplinares multiplica el rendimiento y la creatividad” 

Hoy, 21 de abril de 2020, en el Día Mundial de la Creatividad y la Innovación y en pleno confinamiento por el COVID-19, quería dedicar este día a mi amiga Verónica Quiles López

Verónica es licenciada en Historia, especializada en arqueología, por la Universidad de Alicante (2000) y licenciada en Antropología Social y Cultural por la Universidad Miguel Hernández de Elche (2013). Realizó sus prácticas en diferentes proyectos arqueológicos. Certificat Oficial Capacitació en Valencià (2015).

Ha sido becada en las siguientes Instituciones: Beca en 2001 en el Museo Arqueológico-Etnológico Gratiniano Baches de Pilar de la Horadara para el estudio el proyecto de investigación Arqueológica del yacimiento Bancal del Moro – Cañada de Práez. En 2003 “Beca de Investigación del Departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas” de la Universidad Miguel Hernández de Elche para la excavación del yacimiento arqueológico de la Universidad. Beca de Formación de en Museografía y Museología en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante MARQ durante los años 2003 y 2004. Certificado profesional / Curso Experto Guía de Ruta Turística y certificadoprofesional / Curso Experto en Formador Ocupacional en 2003En 2004 “Beca Proyecto Europeo Anser” con destino a Ostia (Italia) para asistir al Curso Nuevas Tecnologías de Investigación y Puesta en Valor del Patrimonio Arqueológico.

Durante varios años, trabajó como técnico y directora de diferentes excavaciones, sondeos y prospecciones arqueológicas realizadas en diferentes localidades como en los cascos antiguos de Alicante, Sant Joan d’Alacant y Elda, y en los campos de Dolores, Orihuela, Villajoyosa y Elche. Destaca el “Refugio Almohade de la Universidad Miguel Hernández de Elche”, el “Refugio antiaéreo de Pedro José de Sant Joan d’Alacant” y las excavaciones del casco antiguo de Alicante, “Torre de la Pólvora”, en la calle Balseta y calle Villavieja. En 2007, fue contratada por la Diputación de Alicante para formar parte del equipo del Gabinete de Colecciones e Investigadores del MARQ.

Premio en 2012 “V Ayudas a la Investigación de la Cátedra Misteri d’Elx de la Universidad Miguel Hernández de Elche” por el “Estudio Antropológico del Patrimonio Inmaterial el Misteri d’Elx en el currículum de Educación Primaria en las escuelas de Elche”.

Coautora de publicaciones de libros, revistas y actas de Congresos especializados en la divulgación y didáctica del Patrimonio Cultural. Formó parte del proyecto cultural “Alicante 1850” desde 2013 hasta el 2015. Además, fue coordinadora, junto con los profesores Rafael Sebastià y Emilia Tonda de la Universidad de Alicante de la obra colectiva GeoAlicante 2015. Docente del Certificado Profesional (SSCB0209) “Dinamización de Actividades de Tiempo Libre educativo infantil y juvenil” 2017/2018 en el Ayuntamiento de Benidorm.

Desarrolló trabajos de gestión cultural con el equipo de Ángel Rocamora y su estudio Rocamora Arquitectura durante los años 2013 y 2015, ejecutando proyectos culturales, siendo comisaria, junto con él en la Casa del Mármol en Pinoso (Alicante) de la Fundación Levantina, “Mármol/Levantina/Tradición” galardonado con el “Premio Nacional de arquitectura Emporia de Oro 2014” en la categoría de instalación permanente. Además, fue parte del equipo redactor del proyecto “Recuperación Memoria Histórica en Alicante. Anteproyecto de itinerarios, señalética y musealización de diferentes patrimonios de la Guerra Civil española. Arquitectura defensiva, bélica y monumental” para la Concejalía de Imagen Urbana del Ayuntamiento de Alicante (2015, Alicante) y comisaria del Refugio Antiaéreo R46 Balmis (2015, Alicante). También de la exposición en La Lonja Medieval “Paisaje Nocturno, Elche siglo XXI” (2015, Elche).

Desde el 2016, forma parte como representante de la Comisión de Patrimonio Cultural y Cultura Popular en el Pleno del Consejo Local Cultura del Ayuntamiento de Alicante. Entre otros trabajos ya en su despacho Calidoscopi Estudio, creado en 2016, fue 1er Premio 2016 en el “I Concurso de Ideas Empresariales” en el Área de Medio Ambiente por el proyecto “Plan director: canteras obsoletas, espacios de oportunidad para la reconversión de la comarca del Medio Vinalopó” y un Reconocimiento en el Área de Socio-Económica por el proyecto “Fuentes históricas para la confección del relato del sector de la piedra natural en la comarca del Medio Vinalopó entre los siglos XIX y XX”, otorgados por la Asociación Mármol de Alicante, Comunidad Valenciana. Coordinación de los contenidos patrimoniales de la web www.turismosantjoan.es.

Ha redactado y participado en proyectos para la administración pública y la empresa privada, con el objetivo de conseguir ayudas económicas para la promoción del patrimonio cultural. Ejemplos conseguidos han sido para la empresa privada MarmolSpain en 2014 y de la Conselleria de Educación, Cultura, Deportes para fomento y apoyo de actividades de promoción cultural y/o artística, museos y colecciones museográficas y para la participación en ferias y, en 2017, de la Agencia Valenciana de Turismo destinadas a Ayudas a la mejora de la competitividad de los servicios y productos turísticos de la Comunitat Valenciana. Fue equipo redactor del proyecto Fondos FEDER 2014-2020 para el Ayuntamiento de Sant Joan d’Alacant en 2017, quien propuso el Centro de Interpretación de l’Horta d’Alacant “Torre Ansaldo”.

Desde el 2017 es la directora de proyectos del Museo Comercial que dirige conjuntamente con David Beltrá. La participación de Verónica al proyecto permitió la creación de la página web www.museocomercial.es y la puesta en marcha de prácticas de estudiantes universitarios como tutora. Y también la investigación TFM y TFG de varias disciplinas. Durante el 2019, ha participado en la obra colectiva Modernismo en Novelda. El legado de un esplendor comercial, publicación L’Ordit de la Universidad de Alicante, editado por Rosanna Arango y Merche Navarro. También ha coordinado junto con David Beltrá y el profesor, Gabino Ponce de la Universidad de Alicante, la obra colectiva Made in Alicante. Made in Sax, publicado por la Universidad, Colección Picayo.

“Verónica Quiles y David Beltrá del proyecto Museo Comercial de Alicante y provincia, han comisariado en los últimos dos años, una decena de exposiciones temporales e itinerantes en diferentes salas culturales de varios puntos de la provincia alicantina. La diversa temática está relacionada con los sectores productivos de la provincia, además del modernismo, historia de la fotografía, empresas centenarias…”

 

1.- ¿Quién es Verónica Quiles López y cuáles son tus sueños? ¿hay alguno de tus sueños que ya se haya cumplido? A la primera pregunta me gustaría mejor que la respondieras tú, que me conoces, pero bueno, supongo que esperas de mí que me desnude tal cual soy y empatice con tus lectores. Nací en Elche un trece de febrero de 1976. Ahora tengo 44 años y dos hijos de 10 y 13 años. Comencé a trabajar a los 17 años, alternándolo siempre con la vida estudiantil.

Desde pequeña, me refugié en el deporte, gracias a mi profesor de Gimnasia, “Rayo”, que vio mis cualidades físicas y me recomendó varios deportes que fui desarrollando en los siguientes años, primero Kárate, luego Voleibol y finalmente entrando a formar parte del Club Balonmano de Elche, aunque alternaba con las competiciones de carreras de fondo, logrando ganar varias medallas y trofeos durante años. En la época universitaria, conseguí el tercer puesto en la “I Maratón de Aeróbic” que se celebró en Elche a nivel provincial donde competía con profesionales de esta rama.

Soy una mujer femenina, me gustar vestir bien con un punto de extravagancia. Pero destacaría por encima de todo, que me caracterizo por adaptarme al medio de inmediato, lo mismo me ves con un mono de trabajo y botas EPI que con vestido y taconazos en el mismo día.

Reconozco que, cuando me entrego por completo a una persona, encajo muy mal el rechazo, por lo que mi lucha es aprender que las opiniones de los demás no tienen que tener mayor trascendencia y no afectarme más de lo necesario. También conocer mis emociones y aprender a saber canalizarlas mejor, porque me han llevado a errar muchísimas veces. Hace mucho tiempo que aprendí a pedir perdón cuando me equivoco y a decir “te quiero” cuando lo siento.

www.alquiblaweb.com

Durante el tiempo que viví con mis parientes, fui una niña y adolescente que vivió en un ambiente muy desestructurado, sufriendo violencia familiar y si esto era poco, durante los estudios, me resultaban difíciles a consecuencia de mi dislexia, provocando una baja autoestima que tuve que sobrellevar en la soledad. Buscaba refugios en espacios que me daban tranquilidad como el que tenía a medio camino del cole a casa, el “Huerto del Cura”, mi oasis particular. Otros, fueron el deporte, mis amigas y más tarde, mis parejas.

Padecí alteraciones de la conducta alimentaria, donde por un tiempo, fui bulímica y durante muchos años, soporté el “síndrome del impostor” tanto en el trabajo como en mi vida en general. Por ello, pido comprensión y perdón a aquellas personas de mi pasado que no supieron entender mis palabras y/o actos, por favor, acéptenlas desde la distancia que, aunque acudí por iniciativa propia a los profesionales de la psicología con 19 años, no fue tarea fácil, pero conseguí salir del abismo. Hay que aprender de los propios errores. Mi mayor propósito era desaprender muchos patrones de mala conducta adquiridos durante esa etapa y el mejor aprendizaje quererme con mis fortalezas y debilidades y construir una mujer valerosa. Rompí con mi pasado y un mes antes de mi casamiento, en el 2005, invertí mis apellidos para convertirme en una nueva mujer.

En cuanto a los sueños que me preguntas, recuerdo que un nueve de julio, el día de mi santo, con 12 años, mi padre había comprado tierra para rellenar un jardín del campo familiar. Yo ya había manifestado desde siempre el aprecio por los objetos antiguos de mi entorno, la vida en el campo, las historias de vida de mis abuelos… y se me acercó y me entregó una pieza cerámica. Aquello me fascinó. Me embrujó y me atrapó. Sabía perfectamente lo que tenía en mis manos, un candil musulmán. Quería ser arqueóloga, como no, siendo acuario, soñadora y exploradora. Y ese fue mi sueño perseguido y conseguido, sin duda.

En la actualidad, me caracterizo por ser una persona luchadora, no puedo con las injusticias. Una de las virtudes que admiro en las personas, es la nobleza y honradez por lo que lo llevo al extremo. En esta vida, de lo que más he aprendido es saber ir de frente, con la máxima claridad y no renunciar nunca a tus valores y sueños.

“Me siento una mujer afortunada y agradecida con lo que hago, porque describe a la perfección lo que soy. Me identifico completamente con la canción del cantautor, Manuel Carrasco, ¡No dejes de soñar!”

…Cuando preguntes el porqué

Comienza por pensar en ti

Cuando te olvides otra vez

Empieza por quererte a ti

Y cuéntame, puedes contar

Conmigo a cada paso

¡Escúchame, te escucharé!

 

Porque la vida tuya es

Y siempre tienes que luchar

Y a veces tienes que perder

Para luego poder ganar

Para sentir, para vivir

Para soñar, ¡amigo!…

 

2.- Una persona tan preparada como tú, ¿con qué momento de tu carrera profesional te has sentido más realizada? Sabes que no me he especializado en nada concreto ¿por qué razón? Es cierto que mi meta durante la carrera en Historia, era la Arqueología. Me esforcé muchísimo por realizar las prácticas profesionales en numerosas excavaciones y trabajo de laboratorio (que entonces, no estaban regladas como son hoy en día), conocer diversos equipos de trabajo, no me importaba realizarlo en verano, otoño o invierno si me servía para formarme. Lo alternaba con mis estudios y primeros trabajos de media jornada que realizaba en Elche. Gracias al esfuerzo y las buenas notas pude vivir dos experiencias en Perugia, Italia. La primera, participar en un proyecto de excavación arqueológica en el verano del año 1997 y dos años después, becada en el programa de Estudios de Erasmus.

Posteriormente, en el 2000 un par de meses antes de licenciarme ya experimenté mi primer contrato como peón en arqueología en la provincia y nada más licenciarme, al mes, fui contratada por la Conserjería de Cultura de Castilla La Mancha para desarrollar mi primer trabajo profesional. Aquí quiero hacer una pausa para dar las gracias a una jovencísima y brillante arqueóloga, Mercedes Tendero Porras que, aun sabiendo que me encontraba en una etapa inicial, no dudó en promocionarme y a ella le debo mis primeros dos contratos. Nos conocimos en una campaña arqueológica en septiembre de 1999 en La Alcudia de Elche y conectamos de inmediato. Tras finalizar la excavación decidí acompañarla en todo el proceso posterior de trabajo e investigación donde aprendí muchísimo.

Posteriormente, mientras realizaba los cursos del Doctorado y el CAP en ambas universidades, además de la carrera de Antropología Social y Cultural fui aceptando todos aquellos trabajos en el ámbito de la arqueología o la cultura en general que me ofrecían a través del SERVEF. Imagínate las ofertas, llegaban en cuenta gotas, claro.

Otro punto que conocí de mí tras la etapa de formación, fue descubrirme como docente. Menudo reto. En ese tiempo fue cuando me lancé a experimentar la docencia sobre el patrimonio local, realizando cursos para el cuerpo docente de primaria y secundaria, ofreciendo cursos del patrimonio local como recurso didáctico en los CEFIREs de Elche y Alicante. Una experiencia maravillosa, poder poner a disposición de los maestros y profesores recursos de la didáctica del patrimonio. Y, por otro lado, contratos de media jornada que, desde el 2004 hasta el 2008 impartí clases de Historia y Arqueología en el Programa Cultural de “Aula Abierta” del por aquel entonces Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante.

Ahora, tras 20 años de profesión, vuelvo a repetir la reflexión que di en uno de los Cafés-Tertulia invitada por el Departamento de mi Facultad, Filosofía y Letras de la Universidad de Alicante para el alumnado de Máster de Arqueología Profesional y Gestión Integral del Patrimonio. En la actualidad, el gestor cultural convive entre tierra y papeles y entre luces y sombras. No es fácil mantenerte en esta profesión. Yo les comentaba a los jóvenes universitarios que el éxito de la permanencia consiste en reinventarte una y otra vez. Hace poco, uno de los profesionales funcionarios de la arqueología en Alicante me preguntaba por qué me “disfrazada” de diferentes personajes. Yo le respondí honestamente que la recreación histórica o la teatralización, es otra de las salidas profesionales de las que no podemos renunciar. Además, mi profesora, la actriz alicantina, Rosa Fraj, me animó a que me dedicara a este nuevo mundo para mí, la interpretación, en la cual me siento verdaderamente cómoda. Esto me ha llevado a revivir con pasión a mujeres alicantinas que formaron parte del pasado pero que, por desgracia, no se ha escrito nada sobre ellas. Escojo muy bien mis papeles femeninos e intento darles la visibilidad que merecen con el máximo respeto, destacándolas, ya sea en el ámbito familiar, social o laboral.

“A las mujeres culturalmente se le ha relegado a un papel secundario, siendo “la hija de”, “la madre de” o “la viuda de” y ponerles nombre y apellidos es fundamental para recordarlas. En la sociedad actual la reivindicación de la mujer en todos los escenarios de la vida hoy es una realidad, pero en el pasado no siempre fue”

Me considero una mujer polifacética, tengo una amplia variedad de servicios que ofrecer, no pongo reparo en nada de lo que se me proponga, ya sea realizar una teatralización, investigar de diferentes temáticas, gestión cultural, informes etnológicos, comisariado de exposiciones, historias de vida, excavaciones arqueológicas… en algunos campos me siento plena, en otros, aunque me cuesten más, finalmente, también. Está claro que de lo que no sé, pido ayuda. Por ejemplo, los dibujos de cerámicos, me aburren sobremanera porque se me da mal dibujar y sin duda, los idiomas, lo he intentado, pero no tengo “oído” para algunos que me gustaría aprender. No soy perfecta, ni lo quiero parecer o ser.

“Trabajar con equipos interdisciplinares multiplica el rendimiento y la creatividad”

Me fascina afrontar nuevos proyectos, dentro de mí hay una Verónica muy creativa con la que me gusta trabajar. Me encanta compartirlo en equipo, que cada cual aporte sus ideas y desde su perspectiva como especialista para generar proyectos integrales. Sin duda, los equipos multidisciplinares e interdisciplinares son una elección muy valiosa a la hora de afrontar grandes proyectos, porque los resultados suelen ser más valiosos, quedando nuestros clientes siempre, muy satisfechos y eso, a mí personalmente, me reporta y me satisface soberanamente.

 

3.- Con la formación de sobra que tienes ¿hay algo que te quede pendiente? Muchas cosas, pero hay una que especialmente tengo en mi mente, la Tesis Doctoral. En cuando pueda compaginar un Máster con mi vida familiar, lo siguiente será la Tesis. Quiero hacerlo en las mejores condiciones, ahora tengo dos adolescentes en casa que precisan de la máxima atención de los progenitores porque en esta etapa se define parte importante de su personalidad ¡No me lo quiero perder por nada en este mundo! Quiero contribuir, en la medida de lo posible, a la construcción de unas personas con criterio propio, que se sientan libres, que estén preparados y con una buena formación y por supuesto, educación, pero lo más importante, que sean excelentes personas. Para ello, tienes que estar presente. Esa es la mira tanto de su padre como la mía, por ello, remamos en el mismo sentido. Nos sentimos muy orgullosos de los hijos que tenemos.

También me gustaría trabajar en la Universidad con una relación más directa. Pienso que es importante tener una visión holista de la realidad laboral fuera de la Universidad y mi perfil, contactos y experiencia en la calle, podría ser de gran utilidad en la docencia universitaria. Es importante crear investigadores en la Universidad, sin duda, pero también hay que desarrollar personas que tengan ciertas capacidades, habilidades y estrategias a la hora de enfrentarte a la vida laboral. Eso sólo se puede enseñar desde la experiencia y no desde la teoría. He optado a diversas plazas de profesor asociado, pero el problema viene siempre con la competencia a la hora de disputar una plaza de docente con funcionarios que también se presentan a las mismas con una amplísima carrera laboral donde arrasan en los procesos selectivos de personal universitario. Es casi imposible, que un trabajador con una trayectoria laboral intermitente como es mi caso, pueda competir con la carrera laboral de un funcionario, con lo cual, no he podido entrar. Quizás, el factor “suerte” tampoco ha estado de mi lado.

 

4.- Un proyecto con alma y corazón, Alicante 1850 ¿qué podrías contar de su creador Pedro Mas y de su proyecto?

Era por el año 2011 a Pedro Mas le seguía por las RRSS y me puse en contacto con él, para felicitarle ya que, durante el curso lectivo trabajé en un centro educativo en varias asignaturas de Geografía e Historia, donde introduje un poco de historia local a mis alumnos de 4º ESO y 1º de Bachillerato. La página web Alicante 1850 era ágil y versátil y servía de herramienta educativa en el aula. Fue una estupenda experiencia.

www.alquiblaweb.com

Después llegó nuestra amistad y compromiso por el proyecto. Todas las noches, al menos un par de horitas, en la franja de 22 a 00 horas, mientras nuestros hijos dormían y nuestras parejas descansaban, recuerdas, Eva, nos llamábamos y compartíamos muchísimos datos, actualizando la web. Más tarde, se uniría al proyecto con la misma ilusión, Antonio Carayol. Pedro demostró depositar la máxima confianza en nosotros, creando una Sociedad Civil entre los cuatro componentes, lo hizo porque él lo quiso, saliéndole del corazón y demostrando su calidad humana como profesional y como amigo. Uno de los retos conseguidos fue la consolidación del proyecto Alicante 1850 como proyecto turístico adherido al Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur).

Lamentablemente, el proyecto se paralizó en el momento del fallecimiento de Pedro en verano de 2015. Durante los siguientes dos años recibimos muchísimas peticiones por conseguir que su proyecto, no quedara en el olvido. Por ejemplo, muchos docentes y equipos de investigación de la Universidad de Alicante y alumnado y el propio Ayuntamiento de Alicante. La vía de continuación era que una Institución con un equipo del perfil de Pedro, asumiera su continuidad, pero su familia no vio esa oportunidad y hasta se perdió el dominio de la web.

Todo el proyecto se encuentra en la actualidad guardado celosamente en un disco duro que custodia la familia, con la ingenua idea, quizás, que lo retome su hija en un futuro. Aun así, Pedro Mas tiene una calle en su ciudad alicantina con su nombre, a petición de la ciudadanía que, por supuesto la merecía, pero lo que él no sabe, y esa es una pena compartida que su proyecto no está en Alicante y que, a día de hoy, nadie lo puede disfrutar. Eso no le gustaría saberlo. Yo fui partidaria siempre que fuera vendido/donado/cedido/… para que no se perdiera en el olvido. Hoy podría estar en un espacio museográfico de Alicante, donde todos los habitantes y visitantes estarían disfrutando del recorrido histórico y virtual que Pedro Mas desarrolló de su ciudad natal por las calles del esplendoroso Alicante del siglo XIX. Esto a través de la Virtualización del Patrimonio Cultural. Quizás sea ahora, el momento de retomarlo ya que ha pasado un tiempo prudente.

 

5.- ¿Qué actividades crees que le hace falta a la ciudad de Alicante para potenciar su patrimonio cultural? ¿qué te gustaría hacer si estuviera en tu mano? Como Gestora Cultural y contestándote a la pregunta anterior, es obvio, uno de los objetivos sería que se retomara el proyecto de Alicante 1850. Hablar de gestión cultural en Alicante, me vienen a la mente tres palabras, Gastronomía, Turismo y Cultura.

Encontrándonos en una ciudad costera, destino turístico Costa Blanca, tenemos que desarrollar actuaciones vinculadas al Turismo. En la provincia, actualmente las empresas de turismo que existen se dedican principalmente al servicio de Alojamiento y al servicio de Comidas y de Bebidas. Esto está íntimamente relacionado con la restauración y su gastronomía.

Durante el último tercio del siglo XIX Alicante se promocionó como destino turístico de Estación Invernal y no será hasta finales de la década de los años 20 o principios de los 30 del siglo pasado, que en Alicante se empiece a promocionar su gastronomía con platos alicantinos como son el “arroz a la alicantina”, “arroz a la marinera”, “arroz con costra” o “tesoro escondido” o “arroz a banda”, entre otros platos.

Para que veáis, en 2013, la UNESCO inscribe en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad la Dieta Mediterránea de países como Chipre, Croacia, Grecia, Italia, Marruecos, Portugal y donde también se incluye a España. Denia fue declarada en el 2015 por la UNESCO como “Ciudad Creativa Gastronómica” y Alicante, recientemente, ha sido designada “Capital Gastronómica del Mediterráneo” y sede permanente de la “Academia de Gastronomía del Mediterráneo” en la Casa Mediterráneo de la capital. Además, la Universidad de Alicante ha creado GASTERRA, el Centro de Gastronomía del Mediterráneo que busca impulsar los estudios y el sector de la Gastronomía de la provincia de Alicante, hasta situarlo como el máximo exponente de la cocina alicantina y referente nacional e internacional de la dieta mediterránea. Tenemos una excelente gastronomía que ofrecer al turista y al nacional, en cuyo escaparate “Alicante Gastronómica”, evento que se celebra anualmente en IFA, impulsa el estilo de vida mediterráneo, convirtiéndose en un punto de encuentro culinario en el ámbito nacional.

Alicante es también tierra de Soles Repsol con dos establecimientos con Tres Soles Repsol, seis con dos Soles, y trece individuales para el año 2018. La provincia de Alicante contó para el año 2019 con once establecimientos distinguidos con un total de quince Estrellas Michelín y muchos otros con luz propia y un futuro muy esperanzador. ¿Se puede pedir más?

Cuando hablamos de Turismo, tenemos en la cabeza el modelo de turismo en la Marina Baja, centralizado en Benidorm, siendo en la actualidad “Destino Turístico Inteligente”, todo un referente a nivel europeo, y el reciente caso de la ciudad de Alcoy, como Smart City. Por el contrario, la comarca de l’Alacantí, según el reciente estudio de Ineca, es la comarca que más aporta al PIB empresarial de toda la provincia, seguido del Bajo Vinalopó y, en tercer lugar, la Vega Baja, copando estas tres comarcas el 54% del total.

Es curioso que la especialización productiva en l’Alacantí no se basa principalmente en las actividades destinadas al Turismo, que aportan tan solo un valor agregado de un 7,6%, siendo el Comercio, la actividad principal de la comarca, con un 45% del total de empresas, frente al 58% en la Marina Baja de empresas que se dedican al Turismo. Esto indica, que todavía en nuestra comarca, el Turismo no es la principal actividad como sí lo es el Comercio, y esa es una de nuestras fortalezas que históricamente ha jugado Alicante por su Puerto, quizás ¿habría que redireccionar una rama de este servicio consolidado hacia el Turismo Industrial y el Turismo Cultural?

Está demostrado que el gran contenedor cultural de la provincia es el MARQ siendo un referente muy consolidado a nivel internacional como foco atractor de visitas de turistas con ciertas inquietudes sobre la cultura. Es un turista que planifica el viaje desde casa y los lugares que va a visitar. Son las personas que recorren el Benacantil y su Castillo, el casco antiguo, el MACA, el MUBAG, el espacio medioambiental de Isla de Tabarca, pero también es un turista muy atraído por conocer nuevas experiencias a través de las Rutas Industriales que se acompañan con la mejor gastronomía de interior y de costa, donde los restaurantes satisfacen los paladares del foráneo como una experiencia única e irrepetible.

Por ello, es necesario invertir en pymes y autónomos culturales, quienes ofrezcan nuevas y diversas experiencias donde entretener de conocimiento y de experiencias vivas con una oferta a la altura de las expectativas. Igual que cuando visitas una gran ciudad europea. ¿por qué no? ¿por qué no especializarnos en el Turismo Cultural e Industrial y apostar por él? Para ello hace falta que la administración realice grandes inversiones.

“Tenemos la Ruta del Vino y las diversas Rutas de los Castillos que recorren toda la provincia, yacimientos arqueológicos de referencia y que son visitables, los tres Patrimonios de la Humanidad en Elche, tenemos una exquisita geografía muy diferente con un patrimonio natural diverso, un clima envidiable, una gastronomía ‘pa quitar el sentío’, lo tenemos TODO, pero, sin embargo, el Turismo no es la actividad productiva prioritaria para Alicante”

Tenemos declaradas siete denominaciones de origen alicantinas, Nísperos de Callosa d’En Sarrià, Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, Cerezas de la Montaña de Alicante y Granada Mollar de Elche, además del célebre e histórico Turrón de Alicante y Jijona, Vinos y Bebidas Espirituosas Alicantinas… y compartimos otras dos denominaciones reconocidas en toda la Comunidad Valenciana como son los Cítricos y el Aceite, otros productos alimentarios maravillosos, como son la ñora de Guardamar, el tomate de Mutxamel, al Alcachofa de la Vega Baja del Segura, la gamba roja de Denia y la blanca de Santa Pola, las salinas de Torrevieja y Santa pola y un largo etc. y diversas actividades productivas con sello Made in Alicante… que hacen única a nuestra provincia.

Existe un proyecto muy incipiente de Patronato Provincial de Turismo de la Costa Blanca de la Diputación de Alicante, Made in Costa Blanca, todavía por explorar y explotar… que se culminaría con la creación de un espacio cultural, aprovechando un inmueble fabril, como es la Fábrica de Tabacos, donde relatar todas las señas identitarias de Alicante y provincia y complementarse a la oferta cultural existente.

Sigo muy de cerca los trabajos y experiencias de los profesores Joaquín Prats y Joan Santacana, la visión de ciudad como un gran contenedor cultural. Para ello, en Alicante, hay que cambiar el modelo de gestión de los espacios visitables que existen en la actualidad y facilitar la labor del guía turístico o el recreacionista pueda garantizar una buena oferta. Las experiencias de los visitantes con la cultura deben ser vivencias que no se olviden nunca. Que se lleven un buen recuerdo, que sea ágil, fresco, divertido, didáctico, pero, sobre todo, que tenga rigor histórico y que te relaten la historia local, resaltando las señas identitarias de la ciudad. Debe ser una experiencia que no se haya vivido en otra ciudad, ya que el relato, sólo puede ser contado en esta ciudad y no en otra.

Habría que mejorar los espacios culturales de la ciudad, revitalizarlos, acercarlos a la ciudadanía, realizar más visitas teatralizadas, mejores horarios en el Centro de Interpretación Labradores 15, más iniciativas de actividades didácticas, nueva propuesta museográfica del MUSA donde relatar sólo los hechos históricos que en el Castillo sucedieron y que están relacionados con la propia ciudad.

Alicante cuenta con Fondos FEDER y EDUSI donde la ciudadanía espera una verdadera consolidación espacial e interpretativa en los lugares donde se vayan a intervenir, donde se vuelque el relato que todavía queda por contar de la ciudad y en la ciudad. Llevo 17 años viviendo en Alicante y realmente, he visto su lenta, pero progresiva evolución. Los responsables, no pueden perder la oportunidad de estas ventajosas ayudas europeas para hacer buenos proyectos integrales en la capital que ayuden a impulsar la economía.

Hay que aprender de los ejemplos de éxito. Uno que conozco de primera mano aquí en la provincia es el de la gestora Lorena Zamorano, 1ª teniente alcalde, Concejal de Urbanismo, Turismo, Patrimonio Histórico, Compras y Contratación del Ayuntamiento de Alcoy. Lo que ella ha conseguido en Alcoy, no se conoce en otra ciudad de la provincia. Me refiero a la Fira Modernista, proyecto que inició hace tres años, y que, se ha convertido en un referente. Ha generado un atractivo sin precedentes en la ciudad alcoyana donde se pone en marcha el conocimiento, la transmisión, conservación y la valorización de las señas identitarias de la época modernista. Ha creado lazos entre notables poblaciones con el objetivo principal de promover el turismo cultural y transversalmente, el turismo industrial, gastronómico, familiar, pero también el asociacionismo, la solidaridad, el compañerismo, que son valores necesarios de poner en práctica en nuestra sociedad, hoy más que nunca, donde la buena convivencia, sea el denominador común entre todos los participantes y visitantes que vengan a esta Feria y otras, apoyándonos los unos a los otros, para sumar y enriquecer siempre, nuestra Cultura.

 

6.- ¿Qué nos puedes contar del Museo Comercial de Alicante y Provincia? Me incorporé al proyecto de David Beltrá Torregrosa y su colección privada en 2017. Los que no lo conozcáis, podéis visitar la web www.museocomercial.es donde relatamos la colección, única en la provincia de Alicante por la singularidad de la temática. Alicante es un territorio diverso económicamente que resurgió con la Revolución Industrial y la llegada del ferrocarril durante el siglo XIX, demostrando en el contexto nacional e internacional la capacidad y perseverancia de muchas empresas familiares.

www.alquiblaweb.com

Representamos una parte importante del patrimonio industrial alicantino a través de sus bienes muebles, archivos generados durante su actividad y sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo, algunas de las actividades productivas tienen identidad y continuidad hasta la actualidad. Todo este patrimonio cultural inmaterial se engloba en su paisaje cultural.

Las manifestaciones materiales de las actividades productivas o industriales de los alicantinos que han sobrevivido hasta hoy, forman parte del patrimonio etnológico e industrial y tienen en la actualidad valor histórico, artístico, social, material, tecnológico y de conjunto. Son la base del Made in Costa Blanca que comentaba antes del Patronato de la Costa Blanca, donde se muestran los productos económicos alicantinos como turrones, juguetes, calzado, persianas, piedras naturales y otros, así como de servicios especializados como el turismo y la gastronomía, dando relevancia y singularidad a las nueve comarcas que componen la provincia.

Empresarios y empresarias, comerciantes que, entre otras virtudes, supieron integrar y desarrollar el papel de la mujer trabajadora como es el caso de las cigarreras, miseras o bambuneras, entre otros colectivos.

En los próximos meses se decidirá los usos que tendrá la Fábrica de Tabacos de Alicante “Las Cigarreras” redactándose para el ello el “Plan Director de Intervención y Usos”. Por ello, entre todos los usos que se demandan, la idea de un museo “vivo”, donde se muestre las señas identitarias de los alicantinos, tanto al habitante como al visitante es uno de nuestros objetivos, y mostrar la singularidad y relevancia de nuestro territorio tan diverso donde representar muchas empresas de origen familiar, que generaron marcas renombradas -hoy muchas de ellas centenarias- con un importante desarrollo y arraigo local, combinando espacios donde se puedan relacionar de forma intergeneracional, donde se concilie el ocio, la gastronomía, la cultura, lo social, el arte, la creación…

Es, por tanto, nuestro deseo que la colección del Museo Comercial se represente en este conjunto fabril, la Fábrica de Tabacos, que es la referencia patrimonial industrial más representativa de todos los alicantinos. Por eso necesitamos el máximo apoyo de las Instituciones pero que la ciudadanía, también lo sienta suyo, porque queremos un museo de los alicantinos.

 

7.- ¿Qué futuro nos deparará a los gestores culturales después del COVID-19? Llevo un par de semanas en la cabeza cómo será la vuelta a la normalidad. Parece que no volverá a ser igual. Las cifras están sobre la mesa, hay una parte de la sociedad, como son las micropymes, pero sobre todo los autónomos, que vamos a sufrir las secuelas de esta pandemia. Los analistas ya lo están anunciando “los autónomos somos el colectivo más sensible, tras esta crisis aumentará el riego de exclusión social”. Sinceramente, me preocupa.

Durante la primera crisis del siglo XXI, muchos ya tuvimos que reinventarnos, sacar nuestro lado más creativo, y eso fue muy bueno, aunque los sueldos, estuvieran por los suelos, cobrando a seis euros la hora. Había que continuar. El problema de nuestro sector, el Cultural, es que no se valore como es debido. En nuestro caso, el trabajo de los investigadores en Humanidades y en Ciencias Sociales como la Historia o la Antropología es la no aceptación de este profesional como prioridad en las empresas o en análisis de casos, aun sabiendo que, a lo largo de los años, estos estudios han demostrado que los humanistas son necesarios para la sociedad como lo es la Cultura, para saber lo que no repetiríamos nunca y aprovechar de los conocimientos adquiridos en pro de una sociedad crítica, libre y autónoma.

Aun así, en la provincia de Alicante, la experiencia me ha llevado a vivir muchas realidades como decía anteriormente conviviendo entre luces y sombras. He tratado con gestores sumamente profesionales que han exigido lo mismo, profesionalidad, compromiso, nobleza, pero también, me he encontrado con personas decisorias a la hora de aprobar un proyecto que, por ponerte un ejemplo, estén cuestionando que un comisario de exposiciones tenga que cobrar, cuando nadie pone en duda que un diseñador o arquitecto, o el impresor que hace físico el trabajo de los anteriores cobren ¿y el guión expositivo, la selección de piezas, la exposición de las mismas, etc, esto no se valora cuantitativamente…? Sigo pensando que la verdadera esencia de una muestra, es la pieza en sí misma y los contenidos que la arropen, porque de ellos, saldrá una majestuosa puesta en escena en el que los arquitectos y diseñadores han sabido aprovecharla al máximo en los últimos tiempos, siendo inclusos reconocidos a nivel nacional e internacional muchos despachos de arquitectos de nuestra geografía. Eso es muy bueno, porque están afianzando el sello creativo Made in Alicante y por ello, lo ensalzo porque en la sociedad que vivimos ahora, todo nos tiene que entrar por la vista. Y, además, hay que saber felicitar los éxitos hasta de nuestros amigos y menos enemigos, si con ello, conseguimos impulsar la economía ¿por qué no valorar el trabajo de otros? Si ellos traen éxitos, será bueno para todos. El éxito se contagia.

Por poner otro ejemplo, estamos acostumbrados como práctica habitual el escribir libros o capítulos de libros o de revistas sin cobrar por tu investigación. Ahí las Instituciones deberían valorar ese esfuerzo de “confinamiento” que el investigador debe realizar para sacar adelante una publicación, debiendo por ello renunciar del tiempo de sus seres queridos, de su tiempo social, no estamos hablando de una investigación personal como es una Tesis Doctoral, que es un reclutamiento elegido, sino me refiero a los encargos. No se valora el esfuerzo realizado.

Otro caso singular son los grupos de amigos de una misma población, que ven con mucho recelo a los “foráneos” que intervienen en sus localidades. Esto me recuerda una conversación con un amigo también de la rama de las Ciencias Sociales que me comentaba el otro día y que estoy totalmente de acuerdo “…contamos con la competencia, legítima por otra parte, del trabajo gratuito de una pléyade de jubilados, asociaciones culturales, funcionarios de la enseñanza, que hacen inviable económicamente nuestro trabajo”. Por ello, deberían saber las administraciones como otras Instituciones, que la actividad altruista está bien, pero que no sirva como norma. Se puede convivir en este sentido con las actividades profesionales, porque dan mucha calidad.

Me considero una mujer resiliente, por eso espero que, tras la pandemia, los gestores culturales podamos resurgir como aves fénix y seguir realizando lo que nos llena como personas y profesionales que somos, pero hasta que no pisemos la calle, no lo vamos a saber. Necesitamos todo el apoyo de las administraciones para poder ejercer nuestra profesión.

 

8.- ¿Qué opinión te merece Alquibla www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura? Maravillosa. Es una herramienta útil para conocer las últimas novedades de libros, diversos servicios, reseñas literarias, conocer a sus autores a través de sus entrevistas, conocer la oferta cultural, promocionar al profesional de la cultura y los avatares de la misma, pero, sobre todo, te ayuda mucho a conocerte a ti, amante de la cultura y de los libros.

 

Algo que añadir… Gracias Eva, sé que llevabas desde el 2013 pidiéndome una entrevista y yo poniéndote excusas. Quería que fuera una entrevista entre amigas donde aportar experiencia. Este año cumplo 20 años ejerciendo mi profesión, era un buen momento para una reflexión personal. Gracias de corazón por esta oportunidad.