curso de escritura

Signo [ ] al cual, además, se le han dado distintos nombres, paréntesis cuadrados, paréntesis rectangulares, claudátur, claudato. La Gramática académica lo llama paréntesis regular, el Diccionario, en las voces Corchete y Paréntesis, establece la diferencia entre estos dos signos, si bien hemos de reconocer que, sea cual fuere el nombre que se le quiere aplicar lo cierto es que también son paréntesis y hacen el oficio de éstos en algunos casos; y puesto que su forma es rectangular, no hay razón para que no puedan ser llamados así.  A veces también se le da el nombre de paréntesis recto que tampoco es necesario

El Diccionario incluye en la definición de corchete el signo que los tipógrafos conocemos por llave ({ }). Si bien la llave admite también aquel nombre (según el mismo texto oficial), en tipografía ésta derivación del signo ha recibido siempre el nombre de llave, que parece más apropiado a su función específica. El corchete en el texto

La misión del corchete en el texto es concreta y jamás debe confundirse con la del paréntesis curvo.

Corchetes truncados, aunque se mantiene esta denominación en relación con el corchete, éste como tal no se corta ni se alarga, lo cual se hace con la llave cuando se divide en dos partes por ir en un cuadro tendido, colocando una parte en cada página.

Uso de los corchetes

Este signo se usa:

  1. Para encerrar palabras, frases u oraciones comprendidas entre paréntesis. Ejemplo: en la elaboración de muebles en serie (Thomas Chippendale y Thomas Sherraton [1778-1779, 1751-1806]) se verifica un fenómeno de perpetuación.
  2. Fórmulas se usa para encerrar las operaciones ya incluidas entre paréntesis
  3. Obras de teatro, para encerrar lo que dicen aparte los personajes. En este caso, el punto final se coloca dentro del corchete.
  4. Copia de códices o inscripciones, para encerrar lo que falta en el original y se supone que debe ser.
  5. En las transcripciones y citas, para encerrar las aclaraciones del autor que cita, así como para encerrar los puntos suspensivos que en aquéllas se emplean para indicar que se omite algo perteneciente al autor transcrito; en este caso los puntos suspensivos entre corchetes pueden ir al principio del párrafo o trozo de transcripción, al medio o al final. El texto debe llevar los signos de puntuación correspondientes a la parte omitida, o sea, con la que ésta acabaría.
  6. En ciertos diccionarios, sobre todo en los de bolsillo, se pone en los restos d palabras o palabras enteras que no caben en la línea; esta palabra puede ir en la línea anterior o en la posterior, donde mejor acomode
  7. En las poesías encierran los versos que doblan; en estos casos la parte quebrante solo puede volver a la línea inferior.

(Diccionario de tipografía y del libro. José Martínez de Sousa. Madrid: Paraninfo, 1981)

 

 

El corchete en el texto
Comparte en:

2 pensamientos en “El corchete en el texto

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.
Editado en Alicante por Eva María Galán Sempere
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad
Una mirada al mundo de las bibliotecas