Importancia y sentido de la Divina Comedia

Importancia y sentido de la Divina Comedia

Durante el siglo XIV en Italia, Dante encerrará en su gigantesca obra todas las características de la época que está finalizando. El mismo Dante nos invita a esas posibilidades de lectura: literal, alegórica, moral y analógica.

Importancia y sentido de la Divina Comedia

Ya en el Convivio explica que los textos pueden ser interpretados de cuatro sentidos: El primero se llama literal y es lo que dicen sus palabras, porque aunque la Divina comedia es ante todo literatura e imaginación, trata hechos y personajes históricos que podemos identificar. Con la Divina Comedia Dante consigue vengarse de sus enemigos reales. En cuanto al viaje ultramundano no podemos negar que esto, aplicado a la Divina Comedia, nos produce algún desconcierto al proponer el sentido literal de un viaje auténtico. En nuestra sensibilidad moderna, podemos resolverlo aceptando la autenticidad de la visión dantesca como un arrebato místico en la que se produce la contemplación de Dios.

El segundo, el alegórico consiste en una verdad escondida en el argumento. Dante, tras vivir en el pecado, decide emprender el camino de vuelta a la virtud y se encuentra a Virgilio (la razón) que le anuncia su propósito de guiarle por el mundo de ultratumba  hacia  Dios. El peregrinar del poeta por Infierno, Purgatorio y Paraíso simboliza el camino que ha de hacer el hombre pecador (Dante) desde el pecado hasta la pureza que le lleva a la gracia, purificando las malas inclinaciones. El significado alegórico de la obra se apoya en un poderoso sistema de símbolos: la propia estructura del poema se basa en los números simbólicos tres y nueve. El tres representa, en la mentalidad cristiana medieval, Espíritu Santo. Tres son las partes del poema, y cada parte consta de treinta y tres cantos. La obra en su conjunto resume los anhelos de la vida de Dante y de su época.

Anuncios

El tercero, es la moral, que los lectores deben buscar atentamente  para la propia mejora y la de sus descendientes. El propósito de Dante al escribir esta obra fue mostrarle a la humanidad los horrores del Infierno y las glorias del Paraíso, por eso tiene una finalidad didáctica y el propósito es salvar a la humanidad del pecado.

El cuarto sentido, el analógico, es el sobreentendido que es aquel en el cual, siendo verdad lo que se dice literalmente, es además verdad porque se refiere a verdades concernientes a la gloria eterna.

Anuncios

Para explicar los cuatro sentidos, Dante recurre al ejemplo de la salida de Egipto del pueblo de Israel, literal: la liberación del pueblo de Israel; alegóricos: nuestra redención por Cristo; moral: el alma se libera del pecado, y analógico: el alma pasa de la servidumbre de la corrupción a la libertad de la gloria eterna.

Respecto a la importancia de la obra, entre los aspectos más relevantes de la Divina comedia destacan:

  • El propósito de realzar el valor de su lengua regional. Dante quería defender y elogiar la lengua toscana. Él pensaba que no solamente el latín era válido y quería resaltar su lengua. Dante realiza un poderoso ensanchamiento lingüístico recurriendo a arcanismos, latinismos, provenzalismos, neologismos, etc.
  • Otra finalidad es hacer una apoteosis de Beatrice es decir, hacerle una glorificación al presentarla como una santa y elogiarla.

Asimismo se trata de un grandioso poema alegórico, filosófico y moral que resume la cultura cristiana en la Edad Media. La geografía del Infierno, el Purgatorio y el Paraíso, su división numérica y geométrica y los horrores o delicias que en ellos aguardan fueron una de las obsesiones de los siglos XIV y XV. En resumen, Dante es el máximo exponente del mundo medieval, de la ideología y de la estética de su época. Y la Divina Comedia concentra todo el saber de la misma, remitiéndonos a una infinidad de fuentes argumentales y culturales, desde las creencias y supersticiones populares hasta las enciclopedias que encerraban el saber medieval.

Anuncios

Pero también, en la obra de Dante, se advierten las características del Humanismo, uno de cuyos autores señeros es Dante porque el primero en situar a la Antigüedad en el centro de la vida cultural, como se aprecia en su admiración a Virgilio, uno de los grandes poetas latinos, al que califica como el mar de toda ciencia, el buen Maestro, mi sabio Maestro, mi guía querido (Canto VIII). Y en numerosas ocasiones más; en su conocimiento de los clásicos y también al no poder ocultar su propia emoción ante la condición humana y los dramas de sus semejantes. De modo que, Dante será uno de los grandes humanistas que más influirá en el Renacimiento.

Anuncios

Literaturas en la antigüedad. Autoras: Inma Llinares e Inma Pla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: