Anteriormente ya entrevisté al escritor Arcadio Rodríguez, hoy volvemos a encontrarnos con él para que nos hable de su nueva novela Las mejores personas de Jersey.

Entrevista a Arcadio Rodríguez sobre su nueva novela

1.- Hola Arcadio, ya realizamos una entrevista anteriormente pero ¿qué me podrías contar de la evolución que has experimentado en tu forma de escribir? Hola Eva y lectores del blog. Escribí mis primeros poemas con los 18 y la primera novela al cumplir los 19. De aquella todo lo que hacía era para probarme, para saber si era capaz de juntar las letras necesarias para comunicar algo. Luego mi trabajo de electricista me alejó de la poesía y de la novela, y empecé como redactor en medios que difundían el rock, pero siempre como un pasatiempo. De mi segunda etapa como escritor (que comenzó pasados los treinta) destaco la capacidad productiva que he descubierto tener, además de que soy más organizado que al principio, aunque sea a la fuerza, y la evolución hace que planifique más las cosas, con lo que al escribir sale todo muy rodado… aunque sigo sin hacer muchos planes. Es lo bueno o lo malo de no depender económicamente de este mundo, que puedes regirte por impulsos y escribir cuando quieres, lo que quieres o como quieres. Eso sí, sigo diciendo que no hay conejo que sacar de la chistera: si quieres escribir no hay más secreto que escribir, no puedes esperar a la llegada de las musas porque, simplemente, no existen.

2.- ¿Qué nos puede contar de su evolución de El vendedor de palabras a Las mejores personas de Jersey? Tengo que decir que no hay evolución. Me gusta la novela negra y mis dedos lo tiñen todo de ese color. Tiro por la novela negra americana por gustos personales, aunque hace unos años descubrí que me venía bien alternar la novela negra con historias ambientadas en la II Guerra Mundial. Solo pienso en la historia que quiero contar, esa es la máxima preocupación que tengo como escritor, al menos tener claro el 90% de la historia y dejar algo a la evolución del texto. Solo una o dos veces he empezado a escribir teniendo claro todo el desarrollo, el resto es ponerse a ello y escribir, porque si no empiezas es seguro que no vas a acabar. Que ya sé que suena a perogrullada, pero es que no hay más secreto que hacer las cosas para que queden hechas.

Ya que tocas la anterior novela, añado que me dice SND Editores que El vendedor de palabras les gustó y que me dan la oportunidad de lanzar una nueva novela con ellos, así que espero que en 2020 se publique una novela ambientada en el Muro de Berlín de 1964 y que se titulará Sucedió en un túnel.

3.- ¿Qué nos podría contar de Las mejores personas de Jersey? ¿Podría compartir un fragmento con los lectores de Alquibla? ¿a qué tipo de público invita a a leerla? Prefiero no compartir ningún fragmento, porque ahora mismo la novela ya no es mía, sino de la editorial, GoodBooks, con la que he firmado un contrato de cesión de derechos. Dicho esto, yo creo que no hago novela bélica. Ambiento las novelas en el periodo de 1939 a 1945, claro que hay combates, tiroteos y luchas entre tropas de diferente bandera, en esta ocasión en la estepa rusa, pero es algo residual, pues esta vez me preocupé más por una relación de pareja, que no de amor, y cómo se desarrollaría en una de las islas del canal de la Mancha, único territorio británico ocupado por los alemanes durante el conflicto.

Yo invitaría a leerla a la gente que quiera aprender algo nuevo sobre ese periodo, apenas hay novelas situadas en Jersey, y se puede estar estar entretenido durante 316 páginas, en las que la mayoría de la trama se sitúa en Jersey, pero que también me voy un poco a Rusia, Alemania o Francia, dando más color al conjunto de la historia.

4.- ¿En qué se ha basado para escribirla y qué nos podría contar de sus personajes? Escribir sobre las islas del canal de la Mancha durante la ocupación alemana fue todo un reto. Lo que allí pasó de 1940 a 1945 es un secreto. Los alemanes quemaron muchos documentos antes de que los ingleses recuperaran las islas y las autoridades locales y ciudadanos no quisieron airear mucho una situación en la que hubo mucho colaboracionismo. Es verdad que los alemanes no se comportaron de manera salvaje con los isleños, lo que ayudó a crear un clima más relajado que en París o Roma, donde hubo ataques con bombas a las fuerzas invasoras.

En los personajes quise encontrar un equilibrio entre los dos protagonistas, una inglesa que vive en Jersey, y con un pasado peculiar, y un soldado de la Wehrmacht. Está claro que se conocen, solo hay que ver la portada, pero la manera en cómo desarrollarán su historia tiene poco de convencional.

5.- ¿Qué eventos tienes previstos para la presentación de esta nueva novela? De momento presento en Burgos, tanto el lunes día 16 como el viernes 20 de diciembre. Supongo que más adelante haré algo más. Lógicamente estoy agradecido con la editorial, así que al menos me gusta que vean que me muevo para sacar presentaciones, aunque luego no va casi nadie y tienes un bajón anímico muy gordo… además yo, que vivo lejos de la familia, que reside en León. Pero también es verdad que hacer una presentación a la que acude la familia y amigos es engañoso, es mejor comprobar qué personas acuden a ella, de esas que no te conocen de nada. Ese es un buen baremo para saber hasta dónde llegas.

6.- ¿Piensa que los escritores no están valorados como se merecen? ¿Realizaste tú la portada o la elegiste? Ser escritor no luce. Dentro del mundo artístico prevalecen actores o músicos, y concursantes de Mujeres y hombres y viceversa y Gran Hermano, pero no escritores o pintores. Ahora, yo no sé si hay que valorarnos más o menos, supongo que dependerá del escritor. En mi caso, yo estoy bien como estoy. ¿Y dónde estás? Pues en un lugar muy pequeño, un rincón, donde me conocen 50 personas y con presentaciones a las que apenas acude gente, salvo honrosas excepciones. Y no me quejo, mientras siga teniendo motivación para escribir lo demás no me importa en exceso.

Hombre, hacer una presentación y que acudan dos, tres o ninguna persona pues te jode, pero gracias a mi mala memoria para estas cosas, me tomo dos cervezas y vuelvo a caminar por el mismo camino pedregoso en el que torcí un tobillo.

Y no, la portada corre a cargo de la editorial. Son ellos los que toman esas decisiones y no me han preguntado por mi opinión. Cuando autoedito sí que tengo poder de decisión, pero esta vez encontré una editorial que puso su dinero y trabajo para sacar la novela y han sido ellos los que toman ese tipo de decisiones. Dicho esto, añado que me gusta el resultado final, han acertado con los colores y han colocado una contraportada que también me gusta.

7.- ¿Qué mensaje pretende transmitir en esta novela? ¿Ha experimentado un cambio de género con la actual? No me gustan los panfletos, así que yo procuro no transmitir ningún mensaje, al menos conscientemente. Puedo decir que me gustan los personajes que cometen errores y los intentan solucionar. Yo meto la pata a diario, me enfado si las cosas no salen como yo quiero o discuto con mi pareja (aunque siempre gana ella), supongo que eso se refleja en mis personajes, alejados del prototipo de familia feliz a los que la vida les sonríe… no es vivir amargado, pero a todos la vida nos ha sonreído alguna vez con los dientes podridos. Así que intento reflejar la realidad de unos personajes que tal vez pudieron vivir en la época en la que ubico la historia de mi novela y están lejos de ser personas inmaculadas.

8.- ¿Cambiaría algo de la situación en España con respecto a la literatura, libros, bibliotecas, etc.? Cambiaría la perspectiva de que los libros son caros. En ellos trabaja mucha gente y cuando toca dividir el PVP apenas queda beneficio. Puede parecer caro 16 o 18 euros por un trozo de papel, lo entiendo, pero luego que corran las raciones de bravas, calamares y un par de cañas más, que se nos ha calentado la boca. Gastarte 20 euros en llenar la barriga no parece caro, pero un trozo de papel que vas a estar aprovechando algo más que un rato sí es caro. Y lo mismo pasa con la ropa. Las cosas están así. Parece que hay dinero para todo menos para los libros. Eso yo no lo entiendo.

Respecto a las bibliotecas… hay de todo. Tengo carnets de bibliotecas de Palencia, Valencia, Madrid, León o Burgos y he visto un poco de todo. Unas con mucho presupuesto y otras con menos, unas con los libros bien conservados y otras donde daba pena cogerlos. Al menos, que cuenten con presupuesto para comprar novedades de vez en cuando. A mí me encanta ver mis libros en las bibliotecas, así los puede leer cualquier, que es el principal objetivo del escritor: que le lean.

9.- ¿Seguirá escribiendo? ¿Qué proyectos tienes en marcha? Sigo, sigo escribiendo. El verbo es presente y activo. Este año 2019 ha sido productivo en novelas, pues he escrito cuatro y en publicaciones, que llevo dos con dos editoriales diferentes (El vendedor de palabras [SND Editores] y Las mejores personas de Jersey [GoodBooks]). En septiembre me dije que había que parar, que llevaba mucho ritmo, y dediqué dos meses a correcciones, pero en noviembre ya me empezó a corroer el ansia y me obligué a escribir una historia que tenía pendiente, algo de novela corta ambientada en un faro, que siempre me ha llamado la atención por la idea de aislamiento y soledad que evocan esas construcciones que ya han pasado a la historia gracias a los GPS.

Además, tengo que decir que Las mejores personas de Jersey forma parte de una trilogía ambientada en las islas del canal de la Mancha. GoodBooks, la editorial, ya tiene en sus manos la segunda historia, donde los personajes son diferentes y también la trama, no es necesario leer una novela para comprender la otra, el nexo de unión son las islas más importantes: Jersey, Guernsey y Alderney. En principio, Alderney: Operación Corvus y Escala en Guernsey no tardarán en salir, ya están escritas y solo es cuestión de tiempo que estén publicadas.

10.- ¿Piensa que Alquibla, https://www.alquiblaweb.com necesita algún cambio o algún consejo de mejora? Se me da mal dar consejos, así que prefiero darte las gracias por tener un hueco para Las mejores personas de Jersey. Vale mucho que se dé un poco de eco a las novelas, que además somos muchos escribiendo, sacando cosas y los lectores se pierden, por lo que arrojar un poco de luz a los autores con menos medios se tiene que agradecer.

Y, sobre todo, teniendo siempre en cuenta una frase de Alfred Hitchcock que se puede aplicar a un blog, a una novela, una canción o un beso: «No es más que una película. No te preocupes, hazlo lo mejor que puedas y deja que el público decida».

Arcadio Rodríguez Tocino.